Por primera vez en 18 años, dos cazahuracanes en México


 
Ezenario BCS Martes, 1 Mayo, 2018 12:00 PM

Tras las diferentes afectaciones que se han tenido en los últimos años, en Baja California Sur, por el impacto de fenómenos naturales, es que se elige este estado para que sea uno de los dos destinos únicos en México, donde sean visitados por aviones cazahuracanes.

“Normalmente se escogen dos destinos en el País, y obviamente son destinos que particularmente se ven afectados ante la llegada de este tipo de fenómenos  y es evidente que Baja California Sur últimamente se ha visto muy afectado por este tipo de fenómenos; primero con Odile y luego con Lidia, el año pasado. Entonces obviamente sí es un Estado que se ve afectado y es por ello que lo escogimos precisamente para que visiten los aviones, estas localidades”, explicó Roberto Ramírez de la Parra, director General de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El segundo destino después de Baja California Sur, es el Estado de Colima, para posteriormente visitar Centroamérica y aunque el avión cazahuracanes no sea la primera vez que visite tierras sudcalifornianas, esta visita sí representa la primera vez en la que dos aviones de este tipo, arriban a México en 18 años, y por primera vez lo hacen en el Aeropuerto de La Paz, Baja California Sur. Se trata de un avión militar tipo WC-130 Hércules y un Jet Gulfstream de la NOAA.

“Por primera vez, dos aviones cazahuracanes llegan a México, gracias a que el gobierno de los Estados Unidos de América ayuda a México a través de este tipo de infraestructura, a través de este tipo de equipamiento, todo para que podamos ayudar a la población para poder pronosticar de la mejor manera lo que hacen los huracanes”, explicó Ramírez de la Parra.

Este tipo de aeronaves permiten volar sobre el centro de los ciclones, donde sus instrumentos de alta tecnología les permiten recopilar datos sobre el meteoro, mismos datos que son enviados al Centro Nacional de Huracanes de Miami, Florida, y compartidos a México; esto gracias a un convenio pactado desde hace 18 años con el Sistema Meteorológico Nacional (SMN).

“La función del avión es entrar dentro de los huracanes y tormentas tropicales para recoger información meteorológica que pueda ayudar a mejorar y hacer el pronóstico de tiempo mucho más exacto, especialmente la trayectoria de los huracanes cuando vienen a esta área”, explicó Rafael Salort, navegante de vuelo cazahuracanes.

Por su parte, el segundo avión enviado por primera vez a México es un Jet Gulfstream 4 -de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration, por sus siglas en inglés), avión que permite realizar monitoreos con cápsulas que son arrojadas desde la aeronave para captar los factores que favorecen a un fenómeno tropical.

“Lanzamos instrumentos científicos y los instrumentos caen en el área y recogen temperatura, humedad, velocidad del viento, y al compartirla con México, ellos usan la información para el pronóstico del huracán”, explicó Jessica Williams, meteoróloga y directora de vuelo cazahuracanes.

Cada misión en un cazahuracanes, según explica la tripulación, puede durar entre seis y doce horas y así consecutivamente en diferentes relevos con otros aviones. Esa información  puede ayudar a beneficiar la trayectoria de un huracán hasta en un 30 por ciento, pues aunque se cuente con satélites, la realidad es que la información, desde el centro de un huracán, es más certera.

El trabajo coordinado entre expertos meteorológicos de la NOAA y de CONAGUA, buscan conseguir con mayor exactitud, el desplazamiento de estos fenómenos naturales y con ello poder prepararse para estas afectaciones.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio