Templo cívico. México: su pasado, presente y futuro (Cuadragésima parte)


 
Cartaz Lunes, 23 Abril, 2018 12:00 PM

En 1899 contrajo matrimonio con Natalia Chacón, hija de un aduanero, pereció en el momento que iba a rehabilitarse. Consiguió trabajo de oficinista en la Tesorería Municipal de Guaymas, aunque pronto lo despidieron porque se le descubrió un desfalco que distintas versiones circulantes en la localidad cuantificaban entre 125 y seis mil pesos. Un medio hermano lo rescató de la desgracia, poniéndolo al frente de un hotel y cantina, pero el negocio se acabó por un incendio.

Posteriormente trabajó como periodista, maestro e inspector de escuelas. En 1911 fue nombrado comisario de Agua Prieta, donde sofocó un levantamiento magonista. En 1912 se sumó a las fuerzas revolucionarias durante el gobierno de Francisco I. Madero, para enfrentar a las fuerzas de Pascual Orozco. A la caída de Madero se unió al constitucionalismo encabezado por Venustiano Carranza y estuvo bajo el mando de Álvaro Obregón. Al finalizar la lucha contra Victoriano Huerta, enfrentó con éxito los ataques de Francisco Villa en Sonora, desde Agua Prieta.

En 1915 fue nombrado gobernador interino de Sonora, después ocupó el puesto de secretario de Fomento y Trabajo en el gabinete del Presidente Venustiano Carranza. En 1920 se adhirió a la campaña electoral de Álvaro Obregón. Al triunfar el Plan de Agua Prieta, estuvo en la Secretaria de Guerra en el gobierno de Adolfo de la Huerta y posteriormente tomó el cargo de secretario de Gobernación, en el gobierno de Obregón.

Así, el creador del partido oficial mexicano, Plutarco Elías Calles, quien era un hombre alto, de carácter hosco y mirada gélida que hacía temblar a sus subordinados; pedagogo, político mexicano y militar. En 1924, apoyado por Obregón, es elegido presidente de la República. Durante su gobierno creó el Banco de México, ordenó la construcción de carreteras, creó la primera línea aérea, fundó los bancos Ejidal y Agrícola; al igual que restauró la escuela de Agronomía de Chapingo y fundó la Escuela Medico-veterinaria, construyó presas, sistemas de riego y numerosas escuelas rurales.

Durante su mandato también se inició la llamada Guerra Cristera debido, entre otras cosas, al artículo 130 de la Constitución y porque la Iglesia debía respetar la Constitución Mexicana en todas su partes, así como registrarse para poder ser oficial y pagar cuota al gobierno. Calles hizo cumplir dichas medidas por medio de la fuerza, lo que agravó el conflicto que terminaría hasta 1929.

Álvaro Obregón fue reelegido como Presidente de México y después de las elecciones, antes de celebrar su triunfo, fue asesinado en 1928. Esto propició que Calles extendiera su mandato, y en su último Informe de Gobierno, había creado la llamada “etapa de las instituciones (de la Revolución mexicana)”. Gracias a ello -conforme a lo dispuesto por la Constitución-, el Congreso de la Unión designó presidente interino a Emilio Portes Gil, quien convocó a nuevas elecciones para 1929.

El mensaje ante el Congreso no dejaba de ser una paradoja, pues si bien, Calles hablaba de la necesidad de dejar de ser un país de caudillos para convertirse en un país de instituciones, él mismo se transformó en un caudillo dictatorial.

El 4 de marzo de 1929, Calles y varios militares y caudillos de la revolución fundaron el Partido Nacional Revolucionario (PNR), antecesor del PRI. Este partido nación como una federación de partidos políticos regionales, grupos políticos diversos, generales caudillos sobrevivientes
de la lucha armada.

Continuará…

 

Guillermo Zavala
Tijuana, B.C

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio