Tarifas tóxicas de CFE y CRE

Foto: Cortesía.- Doce mil 500 toneladas anuales de ceniza tóxica son emanadas por las chimeneas de la planta termoeléctrica de La Paz
 
Edición Impresa Martes, 20 Marzo, 2018 12:00 PM

Acorde con expertos, Baja California Sur tiene el sistema de generación eléctrica más caro y contaminante de México. Solamente las cinco chimeneas de la termoeléctrica de una de las plantas de La Paz, producen al mes por lo menos 250 toneladas de ceniza altamente nociva. Empresarios se quejan del reciente ajuste al precio del energético

“Tenemos la capacidad instalada para la generación eléctrica más sucia del país en Baja California Sur, y me atrevería decir que debemos estar dentro de las peores del mundo, la tendencia en el mundo es llegar a la descarbonización de la generación eléctrica y sacar las fuentes de combustibles fósiles como estas”, afirma Karla Gasca, directora ejecutiva del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA).

Foto: Cortesía.- Partículas de Plomo y Mercurio fueron recolectadas suspendidas en el aire en el municipio de La Paz, la principal emisión es a través de la ceniza que esparcen laschimeneas de la termoeléctrica de CFE

Pero no solo la generación de energía eléctrica es la más contaminante, sino la más cara del país, pues entre las determinaciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la Reforma Energética beneficiaría a la población; situación contraria en Baja California Sur, donde la Comisión aprobó para diciembre de 2017 a diciembre de 2018, la nueva metodología de cálculo y ajuste de las Tarifas Finales del Suministro Básico (TFSB), la cual contempla la recuperación de todos los costos eficientes de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); así como el reflejo de las variaciones temporales del costo del servicio eléctrico dependiendo del momento del año, con el fin de obtener un mercado y consumo eficientes.

Sin embargo, el más perjudicado es Baja California Sur, donde se cuenta con el sistema de generación eléctrica más caro y contaminante, en otras palabras, ya es obsoleto.

Desde el inicio de 2018 se vino un fuerte incremento en el precio de la tarifa eléctrica, orillando a empresarios de los diferentes sectores a inconformarse por el aumento de la energía eléctrica. Con ello consiguieron un ajuste hacia abajo para reducir los costos, sin embargo, asociaciones civiles consideran que es un subsidio insostenible que pronto terminará por rebotar.

“Hicieron un ajuste porque es año electoral, pero es insostenible que en cualquier momento va a tronar”, advirtió Gasca.

Sin embargo, la fórmula no va a funcionar, sobre todo por lo caro de producir electricidad a través de la combustión interna en las plantas termoeléctricas de la entidad.

“Se está negociando un ajuste del 400  por ciento, hasta donde sabemos iba más o menos en un ajuste del 26.5 por ciento de crecimiento de la tarifa. Se está negociando y efectivamente se va a ajustar, pero de manera insostenible, porque lo que nos cuesta generar la electricidad, efectivamente es muy caro; entonces, no va a haber recursos presupuestales suficientes para estarnos subsidiando”, reconoció la directora ejecutiva de CERCA.

Si bien, hay una fórmula viable para reducir los costos de la energía eléctrica en la entidad, de entrada se debe cambiar el sistema de producción por uno de menor impacto en la tarifa, que la haga mayormente productiva; la que se utiliza actualmente genera muchas fugas, generarla es muy costoso y contamina en exceso.

“Incidir de manera sostenible sobre un mecanismo que nos haga que ese componente de la tarifa que nos está pegando tanto baje, ese componente solamente va a bajar si mejoramos las condiciones de eficiencia de la capacidad instalada que genera aquí electricidad, es decir, metemos tecnologías más eficientes”, señaló la especialista.

El Observatorio Ciudadano Cómo Vamos La Paz informó que los métodos para obtener energía eléctrica en la entidad son altamente contaminantes, producen metales pesados como plomo, mercurio, además de azufre y vanadio, este último altamente tóxico y cancerígeno; las emisiones se dan a través de la ceniza de la termoeléctrica.

“La sustancia principal dañina que emite es el vanadio, que visto en estudios y normas internacionales, es altamente cancerígeno. Producen la energía a través de combustóleo que se importa, se traen barcos hasta aquí, eso ya es más costoso, y este combustóleo las normas internacionales no permiten su uso, por lo contaminante que es estar quemando; se entiende que la calidad del combustible fósil que utilizan aquí, es el más barato del mercado porque aun así, la producción de energía en nuestro Estado es la más cara del país. En términos de costo-beneficio, no existe beneficio en cuanto a este contaminante”, lamentó Lucía Frausto, directora del Observatorio.

 

TERMOELÉCTRICAS CONTAMINAN LA PAZ

Las cinco chimeneas de la termoeléctrica de una de las plantas de La Paz producen por lo menos 250 toneladas de ceniza altamente tóxicas al mes, sin embargo, estudios que manifiestan hasta mil 200 toneladas anuales en todas las plantas termoeléctricas de la Capital.

Foto: Cortesía.- Por gravedad en el suelo, fue encontrado Plomo en todas las estaciones de medición, lo que indica que las termoeléctricas esparcen estas sustancias

“De las cinco chimeneas que tienen las plantas, una de ellas tiene precipitador catalítico. Filtra cenizas tóxicas y estas toneladas tóxicas son 30 toneladas mensuales aproximadamente, hay datos que entre 30 y 50 toneladas al mes recoge este precipitador catalítico, las demás chimeneas no tienen”, agregó Lucía Frausto, de manera que es urgente que las instituciones busquen nuevas alternativas para generar energía eléctrica, entre ellas a través del sol.

Lo anterior ha sido demostrado por el Estudio Geoquímico de Partículas Suspendidas en el Aire de la Ciudad de La Paz, realizado en 2011 por Janette Murillo Jiménez, investigadora del Departamento de Oceanología del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

El estudio refiere la fuerte contaminación a la que está expuesta la sociedad paceña, “… con ello se emiten cenizas cargadas con vanadio, elemento químico que provoca daño cardiovascular, inflamación del estómago e intestinos, alteraciones en el sistema nervioso, sangrado del hígado y riñones, irritación de la piel, temblores severos y parálisis, sangrado de la nariz y dolor de cabeza, mareos, cambios de comportamiento y cáncer de pulmón”.

Más de 12 mil 500 toneladas anuales de ceniza vierten las chimeneas de la CFE en La Paz, “la zona afectada la determina la corriente del viento, que es la determinante del sitio a donde van a llegar”, concluyó Murillo Jiménez en una entrevista realizada por este medio.

Asociaciones civiles determinaron también las principales fuentes de contaminación, de entrada, “la única fuente de contaminantes de este tipo son las termoeléctricas, que es la manera de generar energía eléctrica en BCS, está muy concentrado en esta región, en La Paz, y hay generación muy cerca de Ciudad Constitución; la mayor parte de generación, el 80% de aquí se consume en Los Cabos. La fuente de generación es a través de 80% combustóleo, 20% diésel; el combustóleo es un combustible altamente contaminante”, reconocen expertos de CERCA.

Hay dos fuentes de emisiones en el mundo: las móviles, que son por la carburación de los motores de los automóviles, y las principales, ozono y CO2; por otro lado, están las emisiones por fuentes fijas, que es la industria, otro tipo de partículas, dependiendo de la industria es la particularidad y el tipo de partículas que se emiten. Especialistas advierten que suelen ser mucho más peligrosas, como ozono, NOxes (Óxidos del Nitrógeno), azufre, mercurio, PM2.5 (diminutas y se van directamente a los alvéolos de los pulmones) y PM10.

En un nuevo proyecto de “Evaluación de Plomo y Mercurio, Material Eólico en la Ciudad de La Paz”, cuyos resultados fueron exhibidos en la XVIII Verano de la Investigación Científica y Tecnológica del Pacífico Nuevo Vallarta, Nayarit en agosto de 2013, se detectaron puntos de la ciudad altamente contaminados por estas sustancias.

“Consideran que se presenta una capa de partículas suspendidas en el aire por las mañanas. El tiempo de permanencia se relaciona a varios factores como la temperatura ambiental, dirección del viento, tránsito vehicular y emisiones y asentamiento de cenizas provenientes de las termoeléctricas”.

Además, en los estudios por suspensión en el aire, el mercurio fue detectado en la mayoría de las estaciones colocadas para el análisis, el plomo también estuvo presente en menor proporción, y en cuanto a las partículas localizadas por gravedad, es decir, que caen del aire, “las muestras por gravedad de plomo fueron más significativas que las muestras por suspensión, ya que en la mayoría de las estaciones muestreadas se registraron valores de plomo, en promedio se obtuvo 55.338 partes por millón (ppm), el valor máximo es de 203.74 ppm y se encuentra de manera natural en la corteza en 14.8 ppm.

“En el mercurio, de las seis muestras colectadas se obtuvo un promedio de 1.67 ppm y un valor máximo de 18.35 ppm; el valor en la corteza es de 0.04 ppm”.

Foto: Cortesía.- Karla Gasca, Directora Ejecutiva CERCA señaló que BCS no sólo tiene la producción de energía eléctrica más cara del país, sino también es de las más contaminantes del mundo

La presentación de estos resultados revela alta presencia de partículas que caen en la ciudad a través de la actividad industrial, en este caso por la presencia de termoeléctricas, las cuales elevaron la presencia de plomo en un 1376% lo contenido natural del suelo; mientras que en el mercurio incrementó un 458% su presencia del contenido normalmente.

Incluso el Congreso del Estado detectó los resultados obtenidos en 2011 por la doctora Murillo, del Cicimar. El 16 de mayo de 2016, la diputada panista Diana Victoria Von Borstel Luna subió un punto de acuerdo sobre la contaminación en La Paz.

Primero exhortaron a la CFE a tomar las medidas necesarias para disminuir la contaminación, instalando nueve filtros para gases y precipitadores electrostáticos en las Centrales de Combustión Interna de la CFE; también exhortó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a realizar un monitoreo constante de las emisiones contaminantes y brindar informes de los resultados, además de contemplar la presencia de la Secretaría de Salud con estudios estadísticos por enfermedades cardiorrespiratorias, cáncer pulmonar y las relacionadas con la calidad del aire. De igual manera a Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa),  para que integre las termoeléctricas de la región al Programa Nacional de Auditoría Ambiental.

A la fecha y con total impunidad, las partículas tóxicas siguen suspendidas y con mayor presencia en La Paz, incluso hace dos años, el entonces director general de CFE, Enrique Ochoa Reza, declaró: “Efectivamente los niveles de contaminación de estas plantas son muy altos, no hay proyectos para instalar precipitadores electrostáticos que reducirían la contaminación emitida en un porcentaje importante, porque son muy caros y se proyecta en alrededor de dos años licitar el traslado de gas natural a Baja California Sur”.

Las manifestaciones se hicieron en abril de 2014, sin embargo, a cuatro años, la energía eléctrica tiende a asfixiar a empresarios en 2018.

 

EMPRESARIOS VS CFE

De entrada, el Observatorio Ciudadano Cómo Vamos La Paz respondió a la CFE sobre los aumentos que supuestamente no se darían:

“El director de la CFE cuando estuvo aquí, se comprometió a no aumentar las tarifas, aun pese a la inversión del cable submarino, esas son inversiones que de algún lado tiene que salir este recurso, y aun sin el cable submarino se habla de alza en las tarifas, pero esto es por lo caro que es la producción. Traer el combustible por barcos es riesgoso, eso nos hace vulnerables y estar desconectados, tenemos una alta capacidad para generar energía solar, pero nuestra red no es suficiente y nos hace falta equipo para mantener la energía en horarios en que no se produce energía con el sol”, lanzó Lucía Frausto.

Al respecto, empresarios del sector restaurantero, hotelero y turístico en general de La Paz y Los Cabos externaron su inconformidad ante la CRE por los altos costos del recibo de energía eléctrica, pues en muchos de los casos, se vieron cantidades exorbitantes. Los aumentos fueron verdaderamente excesivos, de hasta  600% y con miras a reducir su producción, mermar la generación de empleos, entre otros aspectos.

“Los Cabos y La Paz sí recibieron recibos, empresas que recibieron recibos con estas alzas que oscilaban entre un 100 y un 600%. El incremento real que íbamos a pagar en enero, febrero y marzo, iba a ser solo del 4.7, quienes hubiéramos pagado mayores porcentajes iban a ser bonificados. A partir de abril ellos nos dijeron que va a subir, va a aumentar el costo de la tarifa, no sabemos, ellos no nos supieron decir qué porcentaje”, denunció Lorena Hinojosa Olivas, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Baja California Sur.

Según asociaciones civiles dedicadas a la investigación de fuentes de energía renovable, el principal factor se debe a la industria que produce la energía eléctrica de La Paz, altamente contaminante y la más cara del país.

“Tenemos la capacidad de generación de energía eléctrica más sucia del país, sin duda, pero no solo la más sucia, es la más ineficiente, y por tanto la más cara. Tenemos el nodo más caro del país, resulta que aquí lo que nos ha pegado muchísimo es el incremento desmedido que vemos reflejado en los costos de generación”, agregó Karla Gasca, directora ejecutiva de CERCA.

Si enero, febrero y marzo fueron terribles, los empresarios esperan el aumento en abril, pero, de continuar, afectarán gravemente a la economía sudcaliforniana.

Se podría venir abajo el crecimiento reciente de la economía y la generación de muchos factores positivos para la entidad, “hay compañeros que pagan cerca de 80 mil pesos mensuales de energía eléctrica, subirles 10, 15, 20% es realmente muy pesado. Si fuese el caso y llegamos a tener tarifas eléctricas como se nos dice, con una regulación internacional de costos, realmente nos va a retraer y  hacer perder fuentes de empleo, y por consiguiente, empleos directos e indirectos”, lamentó Lorena Hinojosa.

Foto: Cortesía.- Lucía Frausto, Directora del Observatorio Ciudadano Cómo Vamos La Paz, afirma que una de las sustancias que emiten las cenizas emanadas de la Termoeléctrica La Paz es el Vanadio que es altamente cancerígeno

Empresarios le apuestan a una producción de energía limpia, pues con ello dejan de contaminar al medio ambiente y bajarían fuertemente los costos. Especialistas informaron que los costos bajaron, pero será algo insostenible, pues el incremento se ha dado por diversos factores, como líneas de alta tensión, transporte de combustible, plantas que mantienen el voltaje diario y la producción, todos estos valores aumentan considerablemente el costo en BCS.

 

MONITOREAN EL AIRE DE LA CIUDAD

Todos los exhortos del H. Congreso del Estado fueron en vano, como todo lo que hace el Congreso, que solo lanza la pedrada y esconde la mano; no han tenido validez y solo fueron políticos, pues en lo físico no existen.

Recordando los exhortos y peticiones, aquí un resumen:

* Que CFE tome medidas necesarias para disminuir la contaminación, instalando nueve filtros para gases y precipitadores electrostáticos

* Que Semarnat realice monitoreo constante de las emisiones contaminantes y brinde informes de los resultados

* Que Secretaría de Salud  presente estudios estadísticos por enfermedades cardiorrespiratorias, cáncer pulmonar y aquellas relacionadas con la calidad del aire

* En el caso de Profepa, integrar al Programa Nacional de Auditoría Ambiental, las termoeléctricas de Baja California Sur.

Nada de esto ha sido plasmado en beneficio de los pobladores y las instituciones hicieron oídos sordos; por ello, asociaciones civiles realizan la tarea de la autoridad.

Por un lado, BCSicletos llevó a cabo paseos en bicicleta, donde jóvenes sudcalifornianos salen todos los días a realizar muestreos de la calidad del aire con monitores móviles, los cuales se montan como riñoneras.

Con este monitoreo se podrán conocer qué partículas respiran los ciudadanos todos los días sin siquiera saber, en la dinámica participan ciclistas de la asociación.

“Ahorita estamos haciendo su trabajo, que es tener una certeza de qué estamos respirando y qué hay en nuestro aire en La Paz, porque pensamos que por ser una ciudad pequeña no tenemos problemas de calidad de aire como en las grandes ciudades como Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, pero al final no podemos tener certeza, porque no hay datos”, apuntó Jessica Garduño, directora de BCSicletos.

La organización cuenta con ocho equipos portátiles para monitorear la calidad del aire, así como las emisiones de los automóviles, partículas de polvo y el humo de las chimeneas de las termoeléctricas; principales factores que orillaron a verificar lo que se respira.

“Tenemos dos semanas haciendo monitoreos constantes, en la mañana a partir de las 7:30,  que cruzan la ciudad de norte a sur y de este a oeste. No solamente puedes hacer monitoreos sobre la bicicleta, también peatonales y en transporte público”, agregó Garduño.

Miembros del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental también diseñaron prototipos fijos para monitorear sustancias y metales pesados contenidos en el aire, con ello se pretende analizar más a fondo el contenido de lo que se respira en La Paz, sustancias más pesadas y riesgosas para la salud.

“Este es el monitor que estamos desarrollando, aquí está abierto, ya los están calibrando, ya están midiendo cosas, tenemos ozono, tenemos NOxes, tenemos azufre, estamos midiendo mercurio”, refirió Karla Gasca, de CERCA.

Actualmente la asociación civil cuenta con pocos recursos, por ello se ha propuesto a National Geographic (NatGeo), el proyecto de instalar 20 monitores fijos en diferentes partes de la ciudad, y dos monitores móviles montados en drones para seguir la pluma de emisiones de la termoeléctrica. El proyecto podría entrar en función en abril y serán colocados tres monitores fijos: uno en la preparatoria “José María Morelos” por el movimiento de vehículos en Forjadores; otro en la Escuela Primaria “Emma Osuna” por la cercanía con la termoeléctrica; y en Camino Real por el alto flujo de autos.

 

ALTERNATIVAS PARA BCS

Con lo cara y contaminante que resulta la producción de energía eléctrica de Baja California Sur, urgen alternativas saludables, que en primera, sean fuentes renovables y nobles con el medio ambiente, pero también más económicas en la producción, y por ende, reduzcan las tarifas.

Una de las más viables, sobre todo para aprovechar más del 90% del año que hay luz solar, es la instalación de paneles solares como una opción de generación de energía limpia y súper económica, pues generar electricidad no solo es caro, sino altamente contaminante, y de esta manera se pueden obtener mejoras para la red eléctrica, para el bolsillo y menos contaminación.

“Baja California Sur es digamos una isla eléctrica, nosotros no estamos conectados a los demás estados y tenemos que producir nuestra propia electricidad. Las condiciones que tiene BCS, son las adecuadas para ser uno de los estados con mayor energía solar, y obviamente por las ventajas que esto implica y en las condiciones geográficas que nos encontramos, es para que fuéramos prácticamente con pura energía limpia”, recomendó Matia Espinosa, representante de la empresa Galt Energy, empresa de venta de paneles solares.

Pero la producción de energía limpia a través del sol, ha sido limitada por el monopolio que es la CFE, la red ha sido insuficiente para soportar la conexión de los empresarios y ciudadanos que buscan tener un costo menor en energía eléctrica, que además de orillar a utilizar su servicio deficiente y costoso, contamina al medio ambiente.

“Hasta hace un tiempo trabajamos de manera normal y coordinada, de pronto tuvimos la situación de que llegamos al límite, es lo que nos comenta CFE, y cuando se sobrepasó ese límite se detuvieron las interconexiones, cualquier casa o negocio que quisiera energía solar no podía interconectarse a la red, debido a que habíamos sobrepasado este límite, todo el año pasado estuvimos prácticamente detenidos”, recordó Espinosa.

Baja California Sur podría ser un Estado líder en la producción de energía solar, pero las restricciones son muy altas para lograr un desarrollo sostenible, aunado a que no hay inversión para mejorar la práctica de energía limpia; tampoco conviene generar energía cara y contaminante si nadie la quiere.

Pero CFE y la CRE no ven más allá, solo los intereses económicos, no lo que es mejor para los pobladores.

“Somos el Estado que mayor hora-sol tiene, la ventaja que esto nos da conforme a otros sistemas de energía , pues es muy bueno, sin embargo, tenemos a quien nos provee de toda esa energía, a CFE, entonces toda esa energía, sabemos es altamente contaminante”, añadió la empresaria de paneles solares.

Existen alternativas si estas instituciones no pretenden permitir que el ciudadano adquiera equipos de menor impacto y generación de energía limpia, “ahora los motores y turbinas son muy eficientes, generalmente son tecnologías ciclo combinado, que trabajan a través de gas natural, entonces la diferencia es muy importante”, es la recomendación desde CERCA.

“Tenemos el peor de los escenarios, por un lado, el crecimiento tarifario debido a las ineficiencias y pérdidas; y por otro, no podemos poner un panel en nuestro negocio o casa porque no nos podemos interconectar en la red, depende de qué tanto nos dejen meter esa electricidad, pero estamos hablando de gran diferencia, de un precio marginal al menos de la mitad”, finalizó un experto en energías limpias.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio