Templo cívico. México: su pasado, presente y futuro (Trigésima quinta parte)


 
Cartaz Lunes, 19 Febrero, 2018 12:00 PM

Después de la ejecución del presidente Madero y tras la efímera presidencia provisional de 45 minutos por parte de Pedro Lascuráin, Huerta asumió el poder en medio del caos e instaló una dictadura militar que llegó incluso a disolver al Congreso de la Unión. Sin embargo, desde los primeros días de su gobierno, Venustiano Carranza, gobernador de Coahuila, desconocería al presidente y formaría el Ejército Constitucionalista que a la postre terminaría derrotando al Gobierno Federal, el 13 de agosto de 1914.

Huerta se fue exiliado, primero se retiró a Kingston, Jamaica; de ahí se dirigió a Gran Bretaña, después a España hasta llegar a quedarse en Estados Unidos, en abril de 1915.
Tras contactar con su antiguo rival, Pascual Orozco, y reclutarlo para su conspiración, Huerta viajó a El Paso, Texas; pero el 27 de junio de 1915 fue detenido por la policía estadunidense en la estación del tren Newman, Nuevo México, junto a Pascual Orozco, siendo acusado por violar las leyes de neutralidad por conspirar junto a una potencia beligerante; pues para ese entonces, el Régimen de Woodrow Wilson procuraba evitar la entrada de EE.UU. en la Gran Guerra, pero mantenía simpatías hacia la Triple Entente. Huerta quedó encarcelado inicialmente en la prisión militar de Fort Bliss, en Texas; tras pagar una fianza, se le permitió salir de la prisión militar, pero siempre y cuando cumpliera con arresto domiciliario, debido a su mal estado de salud, pero al intentar entrar nuevamente a México fue recluido otra vez por autoridades estadunidenses.
Huerta murió en la prisión de El Paso, el 14 de enero de 1916, víctima de cirrosis hepática e ictericia, enfermedades ocasionadas por el abuso del alcohol, especialmente del coñac.

Venustiano Carranza había nacido el 29 de diciembre de 1859, en el pueblo coahuilense de Cuatro Ciénegas. Hijo de Jesús Carranza y doña María de Jesús Garza. La familia Carranza poseía varios terrenos en los que curiosamente utilizaba camellos para servicios agrícolas y como medio de transporte. Don Jesús Carranza había obtenido las tierras como premio a su actuación en la Guerra de Reforma y por haber organizado y equipado, por cuenta propia, uno de los núcleos de soldados coahuilenses que lucharon contra la intervención francesa.

Venustiano Carranza hizo sus primeros estudios en Cuatro Ciénegas. Luego cursó dos años de instrucción superior y dos de latinidad en el Ateneo Fuente de Saltillo, como era de esperarse en un muchacho de una familia acomodada. Venustiano Carranza estudió leyes en la capital mexicana y a partir de 1887, año en que contrajo matrimonio con Virginia Salinas, comenzó a participar activamente en la política, alcanzando paulatinamente los cargos de presidente municipal de Cuatro Ciénegas, diputado local, senador y gobernador de Coahuila. Cuando en 1910 estalló la Revolución y las elecciones habían subido a la presidencia de la República a Francisco I. Madero, durante su mandato (1911-1913), Carranza fue designado ministro de Guerra y Marina.

Tiempo después del asesinato de Madero, Venustiano Carranza proclamó el Plan de Guadalupe (marzo de 1913), manifiesto a la nación donde negaba la autoridad del gobierno usurpador de Victoriano Huerta y se nombraba a sí mismo Primer Jefe del Ejército Constitucionalista de 1917, el cual lo eligió Presidente de la República (1917-1920), poniendo fin a la etapa más conflictiva de la Revolución mexicana.

Carranza entró victorioso en la Ciudad de México, sin embargo, pronto surgieron diferencias entre los distintos jefes revolucionarios. Para solucionarlas se convocó la Convención de Aguas Calientes (octubre de 1914), donde se abrieron brechas irreconciliables, haciéndose insalvable la división en dos bandos: el revolucionarismo agrario de Pancho Villa y Emiliano Zapata, el cual se negaba a disolver sus ejércitos y a reconocer la autoridad de Carranza; y la tendencia moderada y legalista que encarnaba el mismo Carranza y contaba, entre otros, con el apoyo de Álvaro Obregón.

La autoridad de Carranza como Primer Jefe Constitucionalista había quedado cuestionada, por lo que se retiró a Veracruz donde estableció su gobierno; nombró al general Álvaro Obregón Comandante del Ejército de Operaciones y planeó la ofensiva contra Emiliano Zapata y Francisco Villa. Al mismo tiempo expidió disposiciones agrarias, fiscales, laborales, judiciales y en materia de recursos petroleros y mineros.
Continuará.

 

Guillermo Zavala
Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio