Pescadores consiguen reproducción de mangles en Mulegé


 
Ezenario BCS Martes, 9 Enero, 2018 12:00 PM

Denominados el pulmón del planeta, los manglares tienen una gran importancia en la vida humana. En Baja California Sur se encuentra una importante zona de manglares del país.

De acuerdo a estudios realizados por especialistas en biología marina, en el municipio de La Paz existen tres áreas de manglar declarados como Humedales de Importancia Internacional.

Destacan el del Área Natural Balandra, los de El Mogote y Ensenada de La Paz, así como el Oasis de la Sierra del Pilar, lugares importantes tras la producción anual de más de 11 mil toneladas de especies marinas.

Sin embargo, a pesar de su importancia, su extensión se ha reducido notablemente desconociéndose sus verdaderas causas, compartieron los pescadores de la comunidad del Delgadito de Mulegé, en este Estado, los cuales han buscado la manera de coadyuvar a su protección y reproducción, esto pese a que expertos en la materia han descartado la posibilidad de que el hombre pueda reproducir mangles.

“Expertos nos dijeron incluso que era muy difícil producir planta de mangle, que era muy difícil, que el mangle era muy delicado; pero pese a eso, nosotros no nos vencimos y empezamos a jugar, pues a final de cuentas, no perdíamos nada y creo que lo que se ganó fue mucho porque logramos aprender a producir excelentes y hermosas plantas de mangles de 75 a 80 cm en invernadero. Lo podemos hacer, tenemos la técnica, la práctica totalmente simple y sencilla, porque no somos gente experta, pero tenemos muchas ganas de conservar esta maravilla de la naturaleza”, comentó David Borbón, pescador y productor de mangles en Mulegé.

El mangle rojo fue el primer experimento, esto luego del declive que ha tenido esta especie, sin embargo, hasta el momento también se perciben grandes manchas de mangle blanco en la región.

La experiencia y los años dedicados al mar, les han permitido poder percatarse de que el mangle rojo es prácticamente imposible de que se reproduzca solo, esto derivado de que su semilla es un pro pábulo, el cual es muy fácil de que lo manejen, además de que estos son arrastrados por las corrientes, lo que evita, se puedan incrustar en el fondo del mar para que puedan llevar a cabo su proceso de reproducción.

“Lamentablemente, como pescador, vemos afuera en altamar grandes cantidades de semilla que sacan las corrientes hacia afuera para después ver varadas toneladas y toneladas de semillas en la orilla de la playa, donde no alcanzan su proceso reproductivo. A nosotros nos queda muy claro que un mangle de manera natural no se va a poder recuperar, es necesaria la ayuda del hombre para que se recupere. Empezamos a jugar al biólogo y a jugar al científico porque no lo somos, somos simplemente pescadores sin ninguna preparación académica en la materia  pero el hecho de estar ahí en el campo nos permite hacer esa actividad sin ninguna presión y quizá ese sea el éxito del resultado”, expresó David Borbón.

Con ello, tras el paso de los años, las técnicas y los apoyos se han ido mejorando, a tal grado de que las plantas consideradas reproductoras, exigen los cuidados de un bebé. “Con el paso de los año hemos aprendido mucho, ya tenemos cinco años y vamos por más. Tenemos una planta que la considero como mi hija mayor, la hemos estado monitoreando muy de cerca. Con ella aprendí que a los tres años, cuatro meses, ya nos empezó a producir semilla, ahorita ya es su segundo año de producción de semilla. Esto nos indica que estamos haciendo las cosas bien y que, sobre todo, garantizamos un futuro prometedor con las maravillas de la naturaleza a nuestros hijos y nietos”, comentó el cuidador de mangle.

En 2017, pescadores productores de mangles consiguieron una reproducción de 13 mil semillas que cuidarán durante su proceso en este presente año, esto gracias a los apoyos que les han sido otorgados en gran parte por la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno, mismo que por años ha dado respaldo a pescadores de la región y sobre todo, brindado capacidades para que día a día sean más los conocimientos que puedan llevar a cabo en sus proyectos realizados.

En Baja California Sur, los pescadores no son los únicos preocupados por los manglares, pues existen movimientos organizados por la comunidad sudcaliforniana que buscan la preservación de los mismos, apostando a la limpieza y conservación, llevando a cabo campañas de aseo cada determinado tiempo, de las que consiguen extraer grandes cantidades de basura de los manglares del Estado.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio