Incrementan suicidios en Tijuana

Foto: Ramon T. Blanco V.- 80% de casos de depresion con resultados positivos en tratamiento
 
Ezenario Lunes, 1 Enero, 2018 12:00 PM

Con 114 suicidios registrados hasta finales de diciembre de 2017, tres de ellos en este último mes; el índice ya había superado la cifra de 107 casos contabilizados por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) durante todo 2016.

Conforme a la estadística de la fiscalía, del total de muertes autoinfligidas, 98 de las víctimas fueron hombres y 16 mujeres. El 99 de los casos sucedieron en condiciones de ahorcamiento. En cuanto a los grupos de edad, seis de ellos fueron  menores de edad; cinco entre los 18 a 20 años; 35 entre los 20 y 30 años; 30 entre los 30 y 40 años; 20 entre los 40 y 50 años; y 18 entre los 50 a 80 años.

Para el cierre de diciembre, expertos en el tema prevén que los casos de depresión y suicidio serán más evidentes, esto por las festividades que en este mes se celebran, siendo el tema principal la compañía de familiares y seres queridos lo que causa que en esta época, más personas padezcan depresión y recurran al suicidio si no tienen alrededor una adecuada red de apoyo.

Ante la expectativa de depresión por fin de año, previo a la temporada vacacional, el Hospital de Salud Mental de Tijuana -HSMT- realizó labores preventivas de suicidio en planteles educativos de Tijuana a través de pláticas y conferencias que han impartido alrededor de cinco mil adolescentes, detectándose al menos dos casos de riesgo, señaló Rogelio Carranza Terán, director general del HSMT.

“Estamos haciendo convenios con cada una de las escuelas donde les otorgamos cuotas especiales para que el tema económico no sea un inhibidor para que los traigan aquí en el HSMT; definitivamente a todos los atendemos y si hay necesidad, les hacemos un estudio socioeconómico, lo que sea necesario, pero de entrada los atendemos”, afirmó.

Marcela Romo, directora médica del HSMT, subrayó que este padecimiento es tratable con medicamento que da energía a los pacientes y con terapia, además de la construcción de una red de apoyo y la solución o erradicación de las situaciones externas que provocaron la depresión para que éstas no subsistan.

Por eso es importante que la persona que la padece, busque ayuda de una institución de salud mental o que otra persona lo conduzca a ello, siendo que el 80 por ciento de las personas que se atienden en el HSMT obtienen resultados positivos.

Para entender este padecimiento, Marcela Romo explica: “La depresión es el trastorno mental más frecuente a nivel mundial. Consiste en que una persona, por motivos internos como desequilibrios químicos, y motivos externos como situaciones de mucho estrés, empiezan a presentar un estado de ánimo muy hacia la baja, no de un ratito, no de unos días, es todos los días, todo el día durante semanas o meses”.

Con desequilibrios químicos, Romo se refiere a una incapacidad para la producción de sustancias o neurotransmisores como serotonina y noradrenalina, lo cual puede deberse a una cuestión genética; mientras que los factores externos comunes son la exposición continua a violencia, pobreza y estresores sociales; por este motivo, aunque las poblaciones más vulnerable sean adolescentes y adultos mayores, cualquier persona puede padecer depresión. Sin embargo, es el aislamiento el principal factor para detonar depresión, aunado a ser víctima de carencias de todo tipo, incluyendo las afectivas, todo esto se vuelven mucho más evidentes en las fiestas decembrinas.

“Normalmente, la persona que no tiene una red de apoyo social no la tiene en todo el año, pero socialmente es una temporada que nos han enseñado, es la temporada en la que estamos con la familia, estás más con la gente que quieres, con la gente que te criaste; entonces, si en todo el año no lo has tenido, socialmente en diciembre se hace más evidente. Porque todo el mundo, ahora con las redes sociales, está subiendo la foto en casa de la abuela, en la posada con los amigos, la posada con mis compañeritos de la escuela…todos tienen algo que yo no tengo”, detalló.

Tristeza permanente, falta de gozo en las actividades que anteriormente lo provocaban, trastornos en el apetito y en el sueño, falta de concentración, pensamientos de minusvalía e ideas de muerte que eventualmente derivan en ideas de suicidio, son los síntomas típicos de este padecimiento.

La depresión incapacita a la persona, señaló Romo, por lo que la intensidad de la misma es medible en relación con la capacidad del sujeto para realizar sus actividades cotidianas en la escuela, trabajo y entorno social.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio