Más mujeres al Poder… ¡Ejecutivo!

Foto: Internet/Existe un verdadero rechazo hacia las mujeres por ocupar cargos públicos de relevancia
 
Opinionez Lunes, 23 Octubre, 2017 12:00 PM

#GobiernosParitarios #Mexico

 

 

 

Como dijo Peña Nieto, “ya sé que no aplauden”, pero NO ME IMPORTA, tengo la oportunidad que me da Adela y otros medios de abordar en sus publicaciones, este tema, el de Gobiernos Paritarios. La verdad, no veo a nadie más publicando o siquiera tratando este asunto. De modo que, entre ustedes y yo, termino por llevar la ventaja, ya que mi trabajo habla por mí, por mis propios mérito y no con privilegios no ganados. Lo digo por Ruacho, Goldilocks (Ivette Casillas), Marcela Guzmán y una lista interminable de mujeres que no dignifican ni abonan a una verdadera representación de las mujeres en el poder público. Un total desconocimiento de sus funciones, motivo de mofa. En serio que dan mucha pena, en fin.

Hablar de desarrollo y paridad, es definitivo para el desenvolvimiento del País, de modo que los cambios se den entorno a la equidad e igualdad en la participación de la mujer, en la administración pública, dentro de los tres niveles de gobierno; de tal forma que exista un cambio sustantivo en la construcción social del género. Esta tarea no solo depende de las mujeres, su inteligencia, empeño, decisión y trabajo, sino de la voluntad política y de los cambios significativos de enfoque social y cultural para erradicar estas prácticas discriminatorias en torno a la participación de la mujer en la vida política, sobre lo que tenemos agenda pendiente.

La tarea pendiente es para el Estado. Las acciones para lograr esta paridad en la administración pública es para los gobiernos y el compromiso es compartido. Un problema que exige atención inmediata por medio de reformas a la ley y políticas públicas destinadas a revertir esta situación. Mientras esto no cambie, no se puede seguir sosteniendo que las instituciones sociales aún posean un carácter masculino, mismo que impide el avance y desarrollo de las mujeres.

Resulta urgente la adopción de acciones para acelerar la paridad en la situación de hombres y mujeres, instrumentando medidas cuyo objetivo sea la eliminación de las desventajas creadas por la construcción de la sociedad que discrimina sistemáticamente a la mujer, solo así se podrá conseguir una participación equilibrada entre mujeres y hombres en todas las esferas de la sociedad, consiguiendo con ello establecer las bases de una sociedad igualitaria. Para ello es necesario primeramente que se reconozca que el punto de partida entre ambos sexos es desigual.

Es un hecho, las mujeres no contamos con las mismas oportunidades de participación por causa de una construcción social de género, es por eso que la normatividad neutral conduce a que se continúe con esta práctica discriminatoria, incluso la refuerza.

Es por esta razón que propongo regular el proceso de selección del gabinete, secretarios, subsecretarios, en sus tres niveles de gobierno, con un enfoque de paridad de género; instrumentar, regular, reformar la normatividad correspondiente para lograr este objetivo: Paridad de género en la Administración Pública en sus tres niveles de gobierno.

El Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, en su reciente resumen ejecutivo del programa de innovación social y participación ciudadana, reportó los siguientes datos: México tiene un alto porcentaje de participación de mujeres en el poder legislativo, ascendiendo a un 40.65%, comparado con países con menos porcentaje como Brasil y Haití, con un 11.45 y un 2.74%, respectivamente.

De la participación de las mujeres en el Poder Ejecutivo, es decir, en las administraciones públicas, andamos mal, perdón, ¡andan mal! México, junto con otros cinco países, consigue las cifras más bajas, las cuales resultan alarmantes.

México, con un porcentaje de 14.29, y Brasil, con un 6.90%, existe un verdadero rechazo hacia las mujeres por ocupar cargos públicos de relevancia. Eso explica en parte el reciente impeachment a Dilma Rousseff y no así de Lula, su antecesor que es señalado por corrupción. Contra ella sí, pero contra él no, por parte de un congreso mayormente varón de origen fraudulento y corrupto. ¡Qué coraje! Ojalá que no nos pase en México.

Más mujeres al Poder Ejecutivo, Gobiernos Paritarios, se puede, agenda pendiente…

 

La autora es Arquitecta, Docente, Maestra en Gestión y Políticas Publicas, Doctorante por la UNAM. Contacto: DeyaniraMelendez.net

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio