¿Qué vamos a hacer?

Foto: Internet/Si respetáramos las señales de tránsito no habría tantos accidentes
 
Opinionez Lunes, 11 Septiembre, 2017 12:10 PM

Corrupción e impunidad son las dos grandes medallas que nos dan fama a los mexicanos. En mayor o menor medida, todos tenemos algo de culpa.

En los últimos meses, esos dos temas han sido tratados por personas muy capaces y preparadas. En esta columna, en varias ocasiones, hemos mencionado los pequeños detalles que sin darnos cuenta, día a día nos empeñamos en repetir para violar leyes y reglamentos. Como simples, ciudadanos, mujeres y  hombres, nos empeñamos en ser infractores. Sencillas, pequeñas cosas que ni siquiera son tomadas en cuenta por las autoridades. Si no fuera porque de vez en cuando fijan algunos retenes para revisar a los automovilistas, se pensaría que ya no existen en Baja California los agentes de tránsito. No resulta sorprendente que, en un trayecto de 20 millas dentro de la zona urbana de Tijuana, en un día hayamos presenciado tres choques.

Uno de ellos, para dar ejemplo del mal conductor: exactamente tres automóviles al mismo tiempo salieron de distintas bocacalles y se estrellaron. Ninguno de los tres respetó los semáforos. Hay un reglamento para el municipio de Tijuana que contiene 123 artículos y 3 transitorios, además de una explicación sobre las señales de tránsito que si se respetaran, no habría tantos accidentes, ni víctimas mortales, muchas veces inocentes.

Según las autoridades, para el 31 de julio, en Tijuana había 491,823 automóviles locales circulando. Más los miles de visitantes. Por eso nos preguntamos, ¿qué vamos a hacer? Lo primero sería respetar el Reglamento de Tránsito que bajaría drásticamente la cantidad de accidentes. Luego que todos, visitantes y residentes de B. C. cumplan tramitando las placas y por supuesto, que los obliguen a comprar el seguro.

Y no está de más que mamás y papás, no importa la edad de sus hijos, traten de dar buen ejemplo y platicarles sobre los valores y la importancia de que cada ser humano contribuya a la paz social. Las estadísticas de muertes y delincuentes en Tijuana nos hablan de jóvenes que sin llegan a los 30 años, están involucrados en estos casos. Alarmante futuro para nuestra sociedad.

Nota 1.- No se ría, pero hace aproximadamente 50 años, la periodista Ligia Ochoa de la revista Contenido llegó a hacer un gran reportaje sobre Tijuana. Dos cosas le sorprendieron: las casas en los cerros que retaban a la gravedad y ¡el respeto de los automovilistas por el reglamento de tránsito!

Nota 2.- Por las calles transitan automóviles que parecen chimeneas y los autobuses de pasajeros que se llevan las palmas. Fumigan y sin costo. ¿Alguna vez ha visto que un agente de tránsito los infracciones? Aquí todo se permite.

Nota 3.- Pues resulta que el XXII Ayuntamiento de Tijuana solicitó a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER) que evalúe “los procesos para el trámite de licencias de construcción”. Según esto, quieren darles todas las facilidades a los constructores, pero sin cuidar los intereses, seguridad, el libre y seguro desplazamientos de los automovilistas y peatones. Es buen tema para la próxima semana y contribuir a la fiesta septembrina.

 

Luz Elena Picos es Directora de Red Social de Tijuana. Correo electrónico: [email protected] www.lagacetaredsocial.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio