Se adentra “Kokoloko”al universo de autodefensas en Oaxaca desde una historia de amor #FICG


 
Espectáculoz domingo, 22 noviembre, 2020 11:00 AM

A través de un drama de amor “Kokoloko” (2016), la cinta de Gerardo Naranjo, director de “Miss Bala”, aborda la historia de Marisol (Alejandra Herrera), quien atrapada en el machismo arrogante entre su primo posesivo y violento que la mantiene cautiva, Mauro (Eduardo Mendizábal), y su amante, Mundo (Noé Hernández), busca la libertad personal, en un contexto de violencia de su pueblo rural, comunidades insulares e insurgentes, en la costa rocosa del Pacífico, entre Pochutla y Puerto Ángel, en Oaxaca.

Avalada con el premio del Festival Tribeca a Mejor Actor en la categoría de largometraje narrativo internacional por parte del legendario histrión, Noé Hernández, “Kokoloko” se exhibió el thriller criminal en la segunda jornada de la edición 35.2 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara #FICG. Ante el auditorio repleto de la sala Guillermo del Toro, de la Cineteca FICG, la película llenó la pantalla con su toque áspero, estrecho y personal, a la par del estruendoso sonido de las olas, el destello de machetes y el calor de la piel desnuda.


Filmada en 16 mm, “Kokoloko” subraya figuras trágicas que van desarrollando en la actuación, el juego de las redes sociales y los teléfonos inteligentes, texturas, paisajes, cuerpos entrelazados con sexo explícito, y el anhelo de libertad de Marisol, quien reflexiona en la falta de fortuna legítima en dichas tierras, temáticas de las que platicaron al finalizar la proyección:

“Me gusta lo que no está tan amarrado, lo que está creado con un impulso animal. No hay que tratar de encajonar una historia en un lenguaje cinematográfico aprendido en una academia. Hay procesos, pero a mí me gusta el cine empírico, primitivo, y esos retos donde solo tenemos una estructura, y a partir de ahí empezamos a crear. Esta película me gustó mucho por lo que movió, los mecanismos internos, emotivos que se movieron para crear. En el momento en que me solté porque dejé de preocuparme porque me habían me movido de mi lugar de confort, el cual es tener un texto, diálogo, personaje definido, y lo único que hace el actor es desarrollar su aprendizaje, pero en ‘Kokoloko’ partí de nada, y los sentidos se despertaron, y terminó siendo una parte grotezca que a mí me encanta. Esa desarticulación, como un tiempo sin tiempo, que construye, destruye, lo rompe, me fascina porque es como narrar desde otro punto de vista, desencajonar el esquema tradicional”, apuntó Noe Hernández, quien interpretó a Mundo.


Sobre el manejo del tiempo, y narración, su director, Naranjo comentó: “La mejor manera de describir esto es que nos perdimos, creo que fue un viaje muy al interior. Para mí solo queda como un trabajo impresionante que se hizo con todo el crew, pero sobre todo la ambición de los actores, quisimos hacer una historia de amor y dolor sobre alguien de la guerrilla, queriamos hablar de la gente que sale en el periódico, que estaba muerto, y que no sabes ni su nombre. Quisimos darle una historia triste que celebra la vida, del amor en esos guerrilleros del Sur que en los 90’s nos inspiraron tanto. Es ilustrar un dolor en el corazón. Estamos hablando de una realidad, de estos temas complejos, de la pobre relación que tenemos a través de los gadgets digitales. Hablo de la desconexión que tenemos por medio de lo digital como la enagenación que tenemos en el mensaje hacia uno mismo”, dijo.

Por su parte Alejandra Herrera señaló sentirse como actriz con una responsabilidad de tener un cuerpo y una voz para hablar por su prima que fue abusada, la vecina que no aparece: “Algo pasa y te conviertes en un vehículo catártico donde empiezan a surgir necesidades que como persona como raparse, en ese sentido tuve dos compañeros generosos, respetuosos, creo que me la pase reflexionando y yendo al interior. No tiene por qué tener una lógica en un país donde hay una lógica. Si vamos hablar de nuestro contexto, hablemos bien, y creo que sí, justo regresar al cine como surgió, no como un aparato de la industria, sino como un medio donde el ser humano pueda hablar de si mismo, ocutar y desocultar una verdad”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio