Los problemas para tener orgasmos

Foto: Internet/Una de cada seis mujeres no puede llegar al orgasmo debido a problemas durante sus relaciones sexuales
 
Opinionez lunes, 12 octubre, 2020 12:00 PM

Conzultoría Matrimonial y Familiar

 

 

 

Al correr el tiempo he escrito sobre orgasmos, desde su desconocimiento hasta sus diversos tipos, pero quizás soslayando los problemas (hasta hoy) para tenerlos. Llegar al orgasmo o “venirse” -como coloquialmente muchos dicen- no es tan sencillo como parece, y es que resulta que muchas personas tienen problemas para lograrlos que les impiden disfrutar de su placer. Se dice que el orgasmo es la culminación de la relación sexual, el clímax que produce en el cuerpo una sensación de liberación repentina y placentera de toda la tensión acumulada desde el momento en que se inicia la fase de excitación de una persona.

Hay estudios que afirman que una de cada seis mujeres no puede llegar al orgasmo por algunos problemas durante sus relaciones sexuales. Las que lo hacen, en promedio, pueden demorar unos 13 minutos en conseguirlo, mientras que los hombres, el tiempo promedio que tardan en llegar a un orgasmo es de tres minutos.

Los problemas se pueden manifestar de varias maneras: a nivel físico, mental o emocional, etcétera. Hay que tener presente que cuando se habla de ellos se refieren a aquellas cosas o situaciones que impiden tener un orgasmo como se conocen. El miedo, la vergüenza y la culpa son los tres principales que se mezclan entre lo físico, lo mental y lo emocional.

Se pueden presentar a la hora de querer tener un orgasmo por miedo al qué dirá su pareja si hace o dice algo inapropiado en ese momento. O tal vez, si grita o no grita. Entonces empiezan a sentir miedo, y ese miedo los bloquea y hace que no disfruten realmente del sexo y que lleguen incluso a fingir el orgasmo. Y hay otro miedo que es físico y se produce por el dolor a la penetración para las mujeres y por dolores en el pene en los hombres. Se puede seguir, pero el dolor hace que el orgasmo se les escapa totalmente.

La actividad sexual se puede reactivar, es como un músculo que requiere trabajo para volver a funcionar como corresponde plenamente, ya que en la mayoría de estos casos de dolor durante la penetración es por un tema psicológico. Por eso es importante consultar con un profesional, tanto del cuerpo como de la mente, para que así solucionen la situación. La vergüenza en el sexo normalmente viene acompañada de inseguridad con respecto a su cuerpo, cómo es, cómo huele, cómo lo sienten en la intimidad y si no van a gustar a su pareja.

Ocurre en ocasiones, cuando las mujeres experimentan la eyaculación femenina (que muchas veces confunden con haberse orinado); también pasa cuando lubrican más de lo normal y se sienten mal porque creen que puede incomodar a su pareja, desde su olor hasta la sensación que siente al penetrarlas.

A los hombres les pasa cuando se les baja la erección durante el encuentro sexual, por más excitado que se encuentre. Perder la dureza puede causarle vergüenza y un bloqueo a la hora de querer cumplir. Suele suceder algunas ocasiones cuando la mujer hace algún comentario como queja o que manifieste que así no le gusta, reírse o decir cosas que no vienen al caso lo cual inhibe al hombre que hace perder la erección.

La culpa hace muchísimo daño en las relaciones íntimas y esta sensación la pueden sentir cuando han engañado en la relación. Y no solo de infidelidad, sino por esas situaciones donde han hecho algo que saben en el fondo que a la pareja no le va a gustar si se entera; y el problema es que luego los afecta en sus encuentros sexuales. La culpa también puede venir de cosas del pasado que hicieron, como abortos, abusos dados y recibidos, engaños anteriores, temas de dinero, deseos no expresados, situaciones que siempre divagan en sus pensamientos.

No tengan miedo de pedir ayuda, no tengan vergüenza de aceptar que no están dando el máximo o que necesitan más; no se culpen por querer explorar su cuerpo y su placer, platiquen abiertamente con su pareja. Sean sinceros.

Gracias como siempre a mis dos que tres lectores por sus comentarios y consultas al correo: [email protected]

 

El Licenciado Roberto Bautista reside en Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio