Abuela, acusada de asesinar y quemar a niño de 8 años


 
Ezenario lunes, 4 noviembre, 2019 01:00 PM

Tras casi dos semanas de investigación, la cruenta historia del asesinato de un pequeño de 8 años de edad -cuyo cadáver fue localizado carbonizado en un terreno baldío ubicado en los alrededores del fraccionamiento Bilbao, en Mexicali- llegó a su etapa final, luego de la detención de la abuela del infante, como probable responsable del homicidio.

Miguel Ángel Ayala Alonso, 8 años: son nombre y edad del pequeño que al momento del hallazgo presentaba una avanzada carbonización, además de evidenciar características de un niño desnutrido.

La mañana del 30 de octubre, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) capturó a Ana Luisa Alonso Meraz (se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP) que fue trasladada a las instalaciones de la institución para certificarla y mantenerla cautiva, en lo que se abría la oportunidad para llevar a cabo la audiencia de control de detención y formulación de imputación.

Según la información escueta proporcionada por la FGJE, la investigación arrojó que el asesinato ocurrió el 18 de octubre de este año, cuando la hoy imputada le propinó una golpiza al infante; dos de esos impactos provocaron lesiones severas en la cabeza, que fueron las causales del deceso, según el director del Servicio Médico Forense (SEMEFO) César Raúl González Vaca.

En la narrativa expuesta por la Fiscalía, se refiere que la mujer -que se hacía cargo de Miguel Ángel- vio que el menor ya no presentaba signos vitales, por lo que decidió ocultar la evidencia incendiando el cadáver no muy lejos de su vivienda. Esto habría ocurrido entre las 6 y las 8 de la noche de ese día.

La carbonización de los restos alcanzó el 90 por ciento del cuerpo, pero aun así existieron partes que no fueron afectadas por el cuerpo, por lo que resultó fácil extraer pruebas de ADN del mismo.

Cuando la FGJE atendió el incidente, primero trató al cadáver como un homicidio culposo; pero tras las primeras indagatorias arrojaron que se trataba de un asesinato, por lo que de inmediato rastrearon a residentes de la zona para saber si el joven era conocido en los alrededores.

La abuela del infante acudió en algunas ocasiones para identificar el cuerpo a la morgue local, y en todo momento señaló que el padre del menor se lo había llevado de forma violenta, pero esto fue descartado en las líneas de investigación ministerial.

Luego de varios días de indagatorias, la mujer fue detenida y ahora enfrenta cargos por el delito de homicidio.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio