Estos serán los encargados de la seguridad en los cinco municipios

Foto: Jorge Dueñes.- Jorge Ayón (Tijuana) - Foto: Cristian Torres.- María Elena Andrade (Mexicali) - Foto: Enrique Botello.- Luis Felipe Chan Baltazar (Ensenada) - Foto: Alejandro Gutierrez - Foto: Cortesía.- Foto: Cortesía
 
Edición Impresa , , , y lunes, 7 octubre, 2019 01:00 PM

En los tres años de gobiernos municipales que acaban de concluir en Baja California, hubo una tendencia: los homicidios dolosos incrementaron desde un 20% (Mexicali) hasta un 72% (Ensenada). El aumento se explica, en gran parte, con el Cártel Jalisco Nueva Generación ganando terreno en el Estado, pero también con deficiencias en las estrategias de combate a la delincuencia. Jorge Ayón en Tijuana, Luis Felipe Chan Baltazar en Ensenada, María Elena Andrade en Mexicali, Francisco Arellano en Rosarito y Marco Antonio Bazo Soto en Tecate, enfrentan municipios sumamente violentos, déficits en el número de policías y un reclamo común por mayor seguridad

El martes 1 de octubre, el primer día de funciones de los cinco nuevos alcaldes en Baja California, solo en Tijuana se tuvo registro de homicidios. Siete en un periodo de 24 horas, con lo que suman mil 719 en lo que va del año.

No es una tendencia rara. De agosto de 2016 a agosto de 2019, este delito aumentó en los cinco municipios.

* 72% en Ensenada

* 63% en Tijuana

* 53% en Rosarito

* 40% en Tecate

* 20% en Mexicali.

Los datos son de acuerdo a información de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Traducido a cifras, de enero a septiembre de 2016, en Ensenada se cometieron 51 homicidios. Tres años después, en el mismo periodo, llegó a 184 víctimas.

En cuanto a Tijuana, representó un aumento de 635 a mil 719 víctimas. Rosarito, 60 a 127, Tecate de 45 a 75 y Mexicali de 87 a 110 homicidios dolosos.

Foto: Inés García.- Agentes del Grupo de Operaciones Estratégicas (GOE) de la Policía Municipal de Tijuana.

 

En ese contexto, los encargados de Seguridad Pública en los cinco ayuntamientos tendrán que enfrentar municipios que se volvieron mucho más violentos en las anteriores administraciones encabezadas por Juan Manuel Gastélum en Tijuana, Gustavo Sánchez en Mexicali, Marco Antonio Novelo en Ensenada, Nereida Fuentes en Tecate y Mirna Rincón en Rosarito.

En esos tres años, un fenómeno dominó la criminalidad en Baja California: la expansión del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), cuya presencia se registró por primera vez en 2015.

La lucha que enfrentaron primero al lado de los remanentes del Cártel Arellano Félix (CAF) contra el Cártel de Sinaloa, no solo se libró en la venta de drogas en las calles y el trasiego hacia Estados Unidos, sino en los enfrentamientos armados y homicidios.

En algunos casos como Tecate y Playas de Rosarito, la Policía Municipal se mantuvo alejada de la función operativa, no se fijaron objetivos criminales, fueron mínimos los arrestos de homicidas en flagrancia, decomisos de armas y droga.

En cambio, de diciembre de 2016 a septiembre de 2019, la Policía Municipal de Tijuana cumplimentó mil 638 órdenes de aprehensión, capturó a 311 homicidas en flagrancia y a 3 mil 685 personas en posesión de droga.

En el mismo periodo, la corporación decomisó 2 mil 570 armas de fuego, un promedio de 2.4 por día.

JORGE AYÓN, AL FRENTE DE LA CORPORACIÓN MÁS NUMEROSA Y EL MUNICIPIO MÁS VIOLENTO

En Tijuana hay 2 mil 435 hombres y mujeres dados de alta como policías municipales, pero alrededor de mil 850 en funciones policiales; el resto se encuentra de vacaciones, suspendido o incapacitado.

Para el municipio más numeroso y más violento, con 2 mil 519 homicidios cometidos en 2018 y mil 719 en el año en curso, el Cabildo ratificó por unanimidad a Jorge Ayón Monsalve como secretario de Seguridad Pública Municipal, quien rindió protesta el 2 de octubre en sesión de Cabildo.

Con Carlos Betancourt, ex jefe de la Unidad de Enlace de la Policía Municipal en el trienio de Jorge Astiazarán como director de la Policía Municipal, Ayón Monsalve ocupa por primera vez un cargo en una corporación local.

El Capitán Segundo de Caballería Diplomado de Estado Mayor, ha hecho carrera como Comandante de Sección en el cuerpo de guardias presidenciales, así como en la Fiscalía General de la República (FGR) y como agregado del Centro Nacional de Inteligencia (antes Cisen) en San Diego, California.

Cercano al alcalde Arturo González Cruz, se presentó el lunes 30 de septiembre por primera vez ante regidores. No presentó un plan de trabajo, pero respondió a algunos de los cuestionamientos e inquietudes de los ediles, pues su experiencia en Tijuana aún no ha sido probada.

Originario de Querétaro, Ayón Monsalve aseguró a medios de comunicación horas antes de su ratificación en Cabildo: “Conozco perfectamente Tijuana y todas las actividades que se deben desarrollar en materia de seguridad pública”.

El alcalde González Cruz adelantó que el lunes 9 de octubre, presentará su Plan de Trabajo de 100 Días, en el cual uno de los rubros principales es el de seguridad pública. Será entonces que los tijuanenses conozcan las estrategias a seguir.

En lo corto, como ocurre en cada administración, iniciaron los movimientos de mandos como jefes de sectores y distrito, comandantes regionales, así como directores de áreas.

Antes de concluir su periodo como secretario de Seguridad Pública, Marco Antonio Sotomayor destacó la ligera reducción de 8% en materia de homicidios al comparar cifras de 2018 con 2019.

De mil 665 víctimas de homicidio en el primer semestre de 2018, pasó a mil 535 en el primer semestre de 2019.

UN POLICÍA MINISTERIAL A LA MUNICIPAL DE TECATE

Durante el periodo de Francisco Castro Trenti a la cabeza de la Dirección de Seguridad Púbica en el gobierno priista de Nereida Fuentes González, el CJNG tomó el control de Tecate, de acuerdo a los reportes del Grupo Coordinación.

En los últimos tres años, los homicidios y delitos de alto impacto se dispararon de manera importante. Por ejemplo, de 63 asesinatos en 2016, la cifra aumentó a 103 durante  2018. Y en lo que va de 2019, 75 hasta septiembre.

De acuerdo a información proporcionada por la PGJE, la corporación comandada por Castro Trenti no detuvo en flagrancia a un solo homicida de los más de 240 asesinatos cometidos en Tecate. Informes de inteligencia del Grupo Coordinación indican que las células del CJNG encabezaron la mayoría de las muertes violentas, pese al desmantelamiento de bandas, detenciones y sentencias ejemplares de líderes criminales por parte de la PGJE.

Con la llegada del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), las denuncias de delitos disminuyeron en Tecate: de 3 mil 940 delitos registrados por la PGJE en 2016, descendió a 3 mil 275 en 2018 y, hasta agosto del 2019, reporta mil 848 carpetas de investigación.

Lo mismo sucedió con el delito de robo: de 2 mil 291 denuncias interpuestas en 2016, pasó a mi 700 en 2018 y hasta agosto de  2019 se han abierto 804 carpetas de investigación por ese delito.

Quien tomará la batuta como director de Seguridad Pública en Tecate es Marco Antonio Bazo Soto, licenciado en Derecho y con 16 años de trayectoria como policía ministerial en la Procuraduría  General de la República (PGR, hoy Fiscalía).

En sesión de Cabildo celebrada la media noche del 1 de octubre, el también ex policía federal recibió siete de diez votos de los regidores del XXII Ayuntamiento, quienes junto al síndico Gonzalo Higuera, ratificaron la propuesta de la alcaldesa Zulema Adams.

Al igual que Ayón Monsalve, Bazo Soto no tiene experiencia en alguna corporación local en Baja California ni ha trabajado de manera fija en Tecate.

Los ediles Ivonne Patrón y Salvador García, del Partido Acción Nacional, así como Román Cota, del Revolucionario Institucional, explicaron que votaron contra el nombramiento porque Bazo Soto no les fue presentado antes de la sesión, pese a ser la única propuesta hecha por la alcaldesa.

De igual forma, desconocen su estrategia para frenar el aumento de la inseguridad en ese municipio y pidieron cuentas de los resultados que dio en sus anteriores puestos.

“En el Estado estuve tres años a cargo de la Delegación de Baja California con referente al ámbito federal, que es la Fiscalía General de la República. La problemática del Estado, como bien es conocido, no solo es del Estado, sino a nivel nacional, porque todos los ciudadanos demandan seguridad”, fue la ambigua respuesta de Bazo Soto a la objeción de los ediles.

Respecto del plan de seguridad para el municipio, aseguró que en un momento “idóneo y oportuno” lo dará a conocer.

“La inseguridad en general, será el principal objetivo de esta gestión. Mi expectativa es brindarle al pueblo seguridad, antes que nada, y hacer que Tecate se sienta digno de su cuerpo policiaco”, comentó a ZETA el funcionario durante el pase de lista realizado el 1 de octubre.

 

Aseguró que el periodo en el que estuvo en la región, entre 2014 y 2017, como jefe Regional de la PGR en Baja California, fue suficiente para hacerse de un panorama de las necesidades en materia de seguridad de Tecate.

MARÍA ELENA ANDRADE EN MEXICALI CON LA “POLICÍA MÁS CORRUPTA” DE BC, SEGÚN ALCALDESA

Para hablar de la Policía Municipal de Mexicali, la alcaldesa Marina del Pilar Ávila, la describió como la corporación “más corrupta del Estado”, según un estudio.

En esas condiciones el Cabildo ratificó por unanimidad a María Elena Andrade Ramírez como directora de Seguridad Pública Municipal, en la segunda sesión de Cabildo realizada el 1 de octubre.

Oriunda del Valle de Mexicali, Andrade Ramírez cuenta con 23 años de carrera en las instituciones de procuración e impartición de justicia en la entidad.

La jefa policíaca comenzó a ocupar cargos relevantes durante la administración de José Guadalupe Osuna Millán en el Gobierno del Estado, en la cual comenzó como ministerio público en la PGJE para luego ascender a la Dirección de Averiguaciones Previas y posteriormente como titular de la Subprocuraduría de Zona, periodo en el que coincidió el arranque del NSJP en Mexicali como parte de un programa piloto inicial en el país.

También fungió como directora general adjunta de Despliegue Operativo de la PGR durante la gestión de Enrique Peña Nieto.

Al frente de la Subprocuraduría, en Mexicali se registraban de 6 mil a 8 mil robos de vehículos al año, cuando hoy en día la cifra ronda los 2 mil 500.

También se contabilizaban más robos con violencia, pues los datos del último tramo de la administración osunista, indican que alcanzaban entre 4 mil 100 y 4 mil 670; actualmente se reciben poco más de 3 mil denuncias.

Entre los posibles roces que podría tener con otros ámbitos en materia de seguridad, está su relación con el próximo vicefiscal en Mexicali, el abogado Pedro Mendívil García, pues en épocas recientes, el litigante -entonces férreo opositor al NSJP- sostuvo conflictos abiertos con la funcionaria, al grado de denunciarla ante el Ministerio Público por el delito de difamación y calumnias.

Andrade Ramírez aseguró que el principal problema de Mexicali es el robo en cualquiera de sus modalidades, por lo que enfocarán las estrategias a combatir este ilícito en las zonas concurridas y dentro de las propias colonias.

 

LA CAÍDA Y POSTERIOR ASCENSO DE CHAN EN ENSENADA

Ensenada es el municipio con el mayor porcentaje de incremento en homicidios durante los últimos tres años. De enero a septiembre de 2016 se contabilizaron 51 asesinatos. Tres años después la cifra llegó a 184.

La presencia del narcotráfico en el puerto se ha notado no solo por este crimen, incluso empresarios como yonkeros han denunciado el acoso y amenaza de grupos criminales. Los secuestros y ejecuciones en lugares públicos se han convertido en una constante.

En ese contexto, el alcalde Armando Ayala propuso a Luis Felipe Chan Baltazar, cuyo cargo más reciente es el de director de la Policía Estatal Preventiva (PEP), corporación que el propio gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, ha propuesto desaparecer ante múltiples denuncias de corrupción.

El nombramiento de Chan Baltazar fue accidentado, por decir lo menos. Fue el último de los cinco titulares en ser aprobado por el Cabildo el jueves 3 de octubre, pese a que dos días antes, regidores votaron en su contra.

El rechazo pesó más al tratarse de la única carta presentada por el presidente municipal y contar con el visto bueno de la administración estatal entrante.

Al jefe policiaco lo acompañaban su esposa e hijos, acudió impecable a la sesión de Cabildo, de traje gris, camisa blanca y una corbata oscura con rayas azules. Hizo antesala a un costado de la mesa de sesiones.

Durante un receso y sin haberse votado, fue abordado por los medios de comunicación y hasta dio declaraciones con la reserva “si el Cabildo lo aprueba”.

Se comprometió a abogar por gasolina y patrullas suficientes, realizar operativos coordinados con las demás corporaciones, evaluación de resultados, apoyarse en inteligencia de la Marina, Ejército, entre otros temas.

“La propuesta como director de Seguridad Pública Municipal del Vigesimotercer Ayuntamiento de Ensenada es el licenciado Luis Felipe Chan Baltazar. Señor secretario, someta a votación el presente asunto, por favor”, pronunció el alcalde Armando Ayala.

El jueves 26 de septiembre, Chan se reunió con integrantes del Cabildo entrante para presentar sus credenciales: subdirector y director de la PEP, agente del Ministerio Público del fuero común, director de Policía en Tijuana durante diez meses, director de Seguridad Pública de Hermosillo, director del C4, subdirector de la Policía en Mexicali, entre otras.

Sin oficio político ni cabildeo, los emisarios de Ayala no se aseguraron de tener los votos suficientes. Se trató de una presentación, casi intento de imposición. Soberbia, calificaron algunos de los regidores.

Fue así como ocho de los regidores le asestaron el primer golpe al presidente municipal entrante y lo exhibieron públicamente. Los independientes Miguel Orea y Raúl Vera; Brenda Valenzuela, del PAN; Alejandra Camargo, de Movimiento Ciudadano; Adolfo Muñoz y Carmen Jiménez, de Movimiento Regeneración Nacional; Joaquín Moreno, de Transformemos (aliado) y Dora Leticia de la Rosa, del PRD, votaron en contra. Yolanda Navarro, de Morena, se abstuvo.

Orea sostuvo que las cosas se estaban haciendo mal de inicio: “Acabamos de conocer a quienes fueron propuestos, no fue un acuerdo del Cabildo, sino externo al Municipio, insistió.

Vera denunció no haber recibido el currículum de Chan y acusó intento de imposición.

En rueda de prensa, el alcalde Ayala intentó minimizar lo ocurrido y declaró que en su gobierno no se “planchan” regidores, sino que se propone, se platica. “Somos respetuosos con los amigos ediles, a nadie se obliga, no se compran voluntades, no se intercambian puestos por votos”.

Aseguró no tener problema con la decisión tomada por la mayoría del Cabildo, pero llamó a asumir responsabilidades. Adelantó que tendría un nuevo acercamiento con los ediles para presentar una alternativa, quienes hasta el cierre de esta edición, no tenían una nueva propuesta.

En dos escritos, la Cámara Nacional de la Industria de Transformación y el Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada se manifestaron a favor de Luis Felipe Chan Baltazar como director de Seguridad Pública; en el caso de la Canacintra, por haber “desempeñado a nuestro parecer eficazmente el puesto de director (de la PEP), dado la atención que nos brindó en algunos asuntos”; mientras que por el CCEE, “hemos recabado muy buenos comentarios de su desempeño, además de reunir con todos los controles necesarios para contar con elementos de confianza”.

Pese a que el Artículo 182 del Reglamento para la Administración Pública del Municipio de Ensenada señala que si la propuesta del alcalde es rechazada, el primer edil deberá presentar otra propuesta en un término no mayor de tres días, el jueves 3 de octubre, de nueva cuenta, el alcalde subió la propuesta de Chan y obtuvo el voto a favor de doce ediles.

Cambiaron el sentido de su voto los regidores Brenda Valenzuela, Alejandra Camargo, Adolfo Muñoz, Carmen Jiménez, Joaquín Moreno y Yolanda Navarro. En ese momento se tomó protesta a Chan

La síndico Elizabeth Muñoz dijo haber votado a favor pensando en la seguridad de Ensenada y por no haber impedimento jurídico. Brenda Valenzuela deseó que Chan cumpla con las expectativas y esté a la altura de las necesidades, al no haber otro perfil.

Por su parte, Alejandra Camargo indicó que el análisis hecho por Sindicatura arroja que no hay impedimento, por lo que votó a favor.

De esta forma, tras una segunda vuelta y después de ser públicamente rechazado por el Cabildo de Ensenada, Luis Felipe Chan Baltazar se convirtió en director de Seguridad Pública en Ensenada.

 

“No podemos permitir los mismos personajes”: objeción a nombramiento de Arellano Ortiz en rosarito

Francisco Arellano Ortiz, quien fue designado como director de Seguridad Pública de Playas de Rosarito en sesión de Cabildo el martes 1 de octubre, refirió que el trabajo de la corporación policiaca durante el VIII Ayuntamiento será de “proximidad y atención a la persona”.

Arellano Ortiz constituyó la única opción para ocupar la dirección de la corporación policiaca. Su designación se dio a propuesta de la alcaldesa, Araceli Brown Figueredo, aunque la votación relativa a tal nombramiento no fue unánime.

La regidora Norma Angélica Llamas Covarrubias, de Movimiento Ciudadano, objetó que en su momento no se le haya facilitado ficha curricular del agente policíaco, por lo que se opuso a que este asumiera el cargo.

La edil independiente Ornela Rueda Méndez tampoco se inclinó por semejante designación. Deploró que se trate de una persona que décadas atrás ya haya estado al frente de corporación, ya que “no podemos permitir los mismos personajes”.

Finalmente, con diez votos a favor y dos en contra, Francisco Arellano rindió protesta como director policiaco.

Arellano Ortiz fue director de la policía de Tijuana de 2002 a 2004 durante el periodo del panista Jesús González Reyes. Previamente se desempeñó al frente de la corporación en Rosarito cuando esta demarcación constituía una delegación tijuanense, durante la primera administración panista de Carlos Montejo (1989-1992).

El director de Seguridad Pública inició su carrera policiaca en Tijuana, cuando el PRI era partido en el poder. Empezó como agente de crucero y después fue subteniente.

En cuanto a su nombramiento en el VIII Ayuntamiento de Rosarito, el miércoles 2 de octubre fue presentado formalmente en una conferencia de prensa, en la que declaró que las acciones a seguir por la Policía a su cargo se empezaron a tomar de forma inmediata.

“Ya localizamos las zonas delincuenciales, los focos rojos, desde ayer que empezamos a cambiar los recorridos, se hicieron algunos reajustes de mando, se respetó en la mayoría de los casos la antigüedad. Me queda claro que la mayoría de los agentes de la Policía Municipal son de aquí, están integrados a la ciudadanía”, expresó.

Asumió que la presencia de grupos delincuenciales en el quinto municipio de Baja California se reduce a la operatividad de “pandillitas” a las que se atacará “de lleno”.

El crimen organizado, aseguró, solo usa Rosarito “de paso, la mayoría de las veces”.

Por otro lado, refirió que inicialmente reforzó el grupo DARE con el 50% de personal “Tres mujeres inician, teníamos seis, ya tenemos nueve a partir de ayer. Tenemos una psicóloga que inició. Vamos acercarnos a las escuelas, a los lugares públicos, a atender a la gente en el área preventiva y en todos los temas”, complementó.

De igual manera, quedará prohibido “el uso de armas largas, botas y uniforme táctico en la zona turística”. Ahí se destacarán policías de proximidad, provistos de arma corta, identificados con gafete y nombre completo.

También se pronunció por la instalación de arcos carreteros como medida para suplir a “elementos que están parados”, para efectos de que esos policías estén en movimiento. “Eso es parte de la estrategia”, y requiere apoyo de los ediles para que se le proporcione infraestructura de esa índole.

Ante el hecho de que Rosarito está en tercer lugar a nivel estatal en índices de violencia, superando a la Capital, Mexicali, Arellano reconoció que en su nuevo cargo, encontró la ciudad “con problemas”.

Sin embargo, “vamos a enfocarnos a nuestra área preventiva 100% para que la gente tenga la percepción de seguridad”.

Descartó que la eliminación de la delegación Plan Libertador vaya a repercutir en el desempeño de la Policía: “Es que no se elimina. Se elimina políticamente hablando, pero digamos, está a tres minutos de Presidencia, sin tráfico, cinco minutos. Los servicios se prestan igual y la sectorización de la Policía sigue igual”.

Por último, añadió que cinco distritos policiales, se planea crecer a siete para sectorizar el municipio.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio