Obras inconclusas en el Riviera, por omisiones del Ayuntamiento

Fotos: Enrique Botello
 
Ezenario lunes, 22 julio, 2019 01:20 PM

Treinta millones de pesos se entregaron a la administración de Marco Novelo, para seis obras que se ejecutarían en el centro cultural; solo una está terminada, dos se encuentran bajo investigación por irregularidades y tres siguen inconclusas. Solo se han aplicado 12.83 mdp 

Por lo menos cuatro obras programadas para el Centro Social Cívico y Cultural Riviera de Ensenada quedaron en simulación y sin castigo, a menos de cien días de que concluya el XXII Ayuntamiento.

Treinta millones de pesos recibió el gobierno de Marco Antonio Novelo Osuna, del Fondo para el Fortalecimiento Financiero (Fortafin), uno de los fondos más “opacos”, de acuerdo con resultados de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Son seis proyectos: construcción de una Plaza Gastronómica, iluminación del recinto en interior y exterior, obras de electrificación, remozamiento y un Parque Lineal en el Arroyo Ensenada.

La única obra entregada es una Plaza Artesanal, con valor de 5.1 millones de pesos y construida por la empresa Generación Cimarrón, SA de CV.

Sin embargo, la investigación hecha por Sindicatura Municipal refiere que la Plaza Gastronómica, a cargo de Construcción Eficiente, SA de CV, quedó inutilizable, al igual que los locales comerciales del Parque Lineal, edificados por el contratista Armando Gómez Díaz.  Pese a que existen serias deficiencias en los materiales, las dependencias no han hecho valer las fianzas para reponer los desperfectos.

La Dirección de Servicios Públicos Municipales e Infraestructura fungió como dependencia ejecutora, y el Riviera como órgano operador.

“EN LA MADERA ES EN LO QUE MÁS AHORRARON”

Los resultados de la inspección de Sindicatura Municipal y de la dirección del Riviera, refieren que Construcción Eficiente, SA de CV usó materiales distintos a los inscritos en el contrato.

La inversión en seis módulos dentro del estacionamiento fue de un millón 728 mil 613 pesos más Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Acorde con la administración del Riviera, los cuartos no se pueden usar porque se inundan en temporada de lluvia y el agua se trasmina por el techo. Aún no se han inaugurado y ya presentan descomposturas.

Uno de los inspectores municipales narró a ZETA resultados de la visita, argumentando que el diseño arquitectónico está terminado, pero los materiales fueron cambiados o modificados por “ahorrar unos pesos”.

Como ejemplo, se menciona que para una madera 2×4 pusieron 2×3, no atornillaron adecuadamente los barandales y, en vez de colocar tablarroca de una marca específica, pusieron otra “más chafita”.

 

SOLO DAN “MANOTAZOS” A MAÑOSOS

Las reglas del Fortafin son tan ligeras que el único castigo que puede recibir el contratista o funcionario público por incumplir o atrasarse en la entrega del proyecto es “un manazo”, ejemplificó Karina Castrejón Bañuelos desde la Sindicatura Procuradora.

“Nosotros iniciamos una investigaciones en el proceso de construcción, del paquete de las obras, dos no están terminadas, las de electrificación interior y exterior”, detalló la funcionaria, quien refiere estar “atada”, pues la Ley Anticorrupción y la de Responsabilidad de Servidores Públicos le impiden sancionar.

Para hacer una auditoría, dijo, “se ocupa que el programa de obra esté terminado, y de acuerdo al estatus en que se encuentran las obras, es probable que la administración entrante tenga que tomar el control de la investigación. Es una de las salidas que tiene la Ley, si es obra terminada se puede auditar y obra no terminada solo se puede inspeccionar o hacer observaciones”.

Aclaró que todas las compañías constructoras están pagadas pero no hay actas de terminación, lo que deja a Sindicatura “con las manos amarradas”.

El Fortafin se originó bajo el nombre Programa de Contingencias Económicas, creado en el ejercicio fiscal 2014 con el principal objetivo de apoyar proyectos de inversión en infraestructura y su equipamiento para promover el desarrollo regional.

La base programática y presupuestal del objeto en análisis se vincula con el Ramo General 23, de Provisiones Salariales y Económicas.

Son cuatro las obras que han quedado en “simulación y sin castigo” en el Centro Social Cívico y Cultural Riviera de Ensenada.

DINERO PRÁCTICAMENTE TIRADO EN ARROYO ENSENADA

Desde diciembre de 2016, cuando inició la administración del alcalde Marco Novelo, este se comprometió junto con  la directora de Alcoholes y Espectáculos Públicos, Rebeca Mungaray Lagarda, a reubicar a cientos de comerciantes ambulantes en la zona del Arroyo Ensenada.

Bajo este compromiso y una vez que se entregó el recurso federal, la funcionaria asumió la responsabilidad del Parque Lineal, ubicado a un costado del Riviera y sobre el Arroyo Ensenada, actualmente en el abandono.

El contratista Armando Gómez Díaz recibiría un importe de 6.032 millones de pesos.

La zona está totalmente vandalizada y representa un peligro para los transeúntes.

Aunque  la dependencia recibió la obra consistente en módulos destinados a comerciantes, nunca consiguió el permiso por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para realizar ampliaciones.

La administración del Riviera ha enviado oficios a Alcoholes para que se despliegue personal de seguridad en el área, pero no hay recursos económicos.

 

“TRABAJO BAJO PROTESTA”: DIRECTOR DEL RIVIERA 

José Luis González Zatarain, quien está a cargo del Centro Social Cívico y Cultural Riviera de Ensenada, se defendió de las irregularidades detectadas en el recinto, “yo ni licité, ni supe detalles de las obras”, respondió a la responsabilidad que se le ha imputado como jefe de un órgano operador.

Mencionó que él se dio cuenta del retraso de los trabajos tanto en la Plaza Gastronómica, como de la obra de electrificación e iluminación.

Zatarain envió oficios para denunciar los vicios ocultos tanto a Infraestructura como a Sindicatura Municipal.

Adicionalmente, hizo saber al Instituto Nacional de Bellas Artes los trabajos, asegurando que no quiso “ser omiso” en un asunto con repercusión federal.

“Hay documentos que amparan mi participación, porque las observaciones las entregué  bajo protesta”, argumentó.

Aunque han tenido reuniones con ciudadanos interesados en ocupar los espacios comerciales, no se puede avanzar mientras que el gobierno no deslinde responsabilidad en la investigación.

 

CONTRATISTAS DEBEN APLICAR FIANZA

Previo a la conclusión del XXII Ayuntamiento de Ensenada, integrantes de la sociedad como el Grupo Madrugadores mandaron llamar el lunes 8 de julio a Zatarain para que dé respuesta a las preguntas referentes a la obra del centro cultural.

Lo mismo el Cabildo, y el 2 de julio, la regidora Bertha Martínez Villalobos, coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos, Equidad y Género, pidió de manera urgente que el funcionario se presente a dar un informe detallado.

La edil señaló que en 2016, la entonces diputada Nancy Sánchez promovió la entrega del recurso de 30 millones de pesos.

“Sé que él (Zatarain) no es el responsable directo, pero queremos que nos diga qué pasa, por qué no se ven avances, es un espacio que desde un inicio estaba destinado para artesanos”, apuntó.

Por último, habló de una fianza que no se ha hecho valer, ya que las obras debieron quedar entregadas hace algunos meses y, si no están terminadas, es porque no se ha solicitado ese dinero.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio