El Chapo es condenado a cadena perpetua en EU; no se hizo justicia, dijo Guzmán Loera


 
Destacadas BCS miércoles, 17 julio, 2019 07:22 AM

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el Chapo, fue condenado este miércoles 17 de julio del 2019, por el juez federal estadounidense Brian M. Cogan, en la sala 8D de la Corte del Distrito Este de Nueva York, a una cadena perpetua y el pago de 12 mil 166 millones 191 mil 704 dólares.

De forma simultánea a la cadena perpetua, por el cargo de portación de arma, “El Chapo” fue sentenciado a 30 años de prisión más, aunado a que por el delito de lavado de dinero, al capo sinaloense le dieron 240 meses de cárcel, estos últimos concurrentes.

Después de escuchar la sentencia dictada por el juez federal Brian M. Cogan, el narcotraficante mexicano saludó a la distancia a su familia y se puso la mano en el pecho. “El Chapo”, de 62 años de edad, intercambiaba miradas, sonrisas, y hasta besos lejanos, con su esposa Emma Coronal Aispuro, presente en la Sala 8D de la Corte neoyorquina.

El ex líder del Cártel de Sinaloa llegó vestido con un traje color gris, una corbata oscura mal ajustada y su tradicional bigote recortado a la par de su labio superior. El juez federal Brian M. Cogan dijo que la “abrumadora maldad” de los crímenes de Guzmán Loera era evidente.

El capo sinaloense tiene 14 días para apelar, lo que la defensa indicó que hará. El ex líder del Cártel de Sinaloa 60 días permanecerá en el Centro Correccional Metropolitano, Nueva York (MMC, por sus siglas en inglés) a reserva que la Agencia Federal de Prisiones​ (BOP, por sus siglas en inglés), del Departamento de Justicia de EE.UU., indique lo contrario.

Al leer la sentencia, Brian M. Cogan afirmó que hubo “montañas de evidencia” que condenaban al ex líder del Cártel de Sinaloa y dejó en claro que durante el juicio “vi las características criminales más terribles de toda mi vida como juez”.

Después de que Andrea Goldman fijó la posición de la Fiscalía, “El Chapo” habló durante 13 minutos y se quejó del trato inhumano recibido en 30 meses desde su extradición, y le dijo al juez federal que no se había hecho justicia. “Dado que el gobierno de los Estados Unidos me enviará a una prisión donde nunca volveré a escuchar mi nombre, aprovecho esta oportunidad para decir que aquí no había justicia”, dijo el capo sinaloense.

“Deja claro que Estados Unidos no es mejor que cualquier país corrupto que los que ustedes no respetan”, indicó “El Chapo”, quien luego dijo al juez: “Usted [Brian M. Cogan] alega que la acción del jurado no fue importante porque hubo muchas pruebas en mi contra”.

El capo sinaloense hizo referencia a la entrevista que el periodista Keegan Hamilton, de VICE News, le realizó a un miembro del jurado, que denunció que sus compañeros habían seguido detalles del juicio a través de las redes sociales, a pesar de que el juez lo había prohibido.

“En respuesta, usted decidió no hacer nada. No quiso interrogar ni a un miembro del jurado para determinar si recibí justicia […] No quiso traer de vuelta al jurado […] ¿Por qué fuimos a juicio? ¿Por qué no me condenan desde el primer día?”, cuestionó Guzmán Loera a Brian M. Cogan.

“El juez me negó un juicio justo cuando todo el mundo lo estaba observando”, aseguró el capo sinaloense, quien también acusó de haber sido víctima de tratos “crueles e inhumanos”. Guzmán Loera dijo que sus condiciones de reclusión en el MMC equivalían a “tortura psicológica, emocional y mental”.

“Ha sido una tortura, la situación más inhumana que he vivido en toda mi vida […] Ha sido tortura física, emocional y mental”, indicó “El Chapo”, quien además abundó de que se vio obligado a beber agua no higiénica y que recibe poca luz o aire en la prisión neoyorquina

Una de las supuestas víctimas de Guzmán Loera, una ex miembro del Cártel de Sinaloa, llamada Andrea Vélez Fernández, también habló en la Sala 8D de la Corte neoyorquina este día, narrando sobre cómo el presunto narcotraficante sinaloense pagó 5 millones de dólares para que la mataran, después de haber estado secuestrada por él.

Vélez Fernández afirmó que “El Chapo” la utilizó de carnada para atrapar a un ex militar de Ecuador y que conoció al capo porque estaba involucrada en una película que se filmaría sobre él. La mujer indicó que admiraba al ex líder del Cártel de Sinaloa, pero que después el escenario cambió y se convirtió en víctima.

La mujer permaneció sollozando todo el tiempo mientras narraba lo sucedido. “El Chapo” miraba hacia otros lados y eventualmente hacia ella. Vélez Fernández aseveró que miembros del Cártel le dijeron que la única forma de salir de la organización era en una bolsa de plástico con los pies por delante.

Aunque no entró en más detalles, la mujer indicó que se encontraba en su departamento de la Ciudad de México cuando se enteró que un grupo de hombres armados y vestidos como policías federales iban por ella, pero pudo escapar con la ayuda del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

DECLARACIONES AFUERA DE LA CORTE NEOYORQUINA

Por su parte, el abogado Jeffrey Lichtman, aseguró que el proceso judicial fue injusto y confió en presentar una apelación. “Este caso era una inquisición, un espectáculo, […] No importó lo que hablaron en el jurado […] Todo lo que pedimos fue un juicio justo. No estoy aquí para decir que Joaquín Guzmán fue un santo”, señaló el defensor del capo sinaloense.

“Pero él [el capo sinaloense] merece un juicio justo […] Estamos confiando en la apelación. Hay asuntos importantes, asuntos de extradición”, aseguró Lichtman en una rueda de prensa afuera de la Corte neoyorquina, donde abundó que al menos cinco miembros del jurado habrían violado la ley durante el juicio de Guzmán Loera.

Licthman dijo, además, muchos de los testigos alcanzaron acuerdos con las autoridades. “Esos asesinos que escucharon testificar ahora ya están en la calle, otros llevan años en la calle y otros próximamente saldrán”, abundó el litigante.

“Todo lo que quería, y me dijo desde el primer día: ‘Sólo quiero un juicio justo. Me dice que puedo obtener justicia aquí, solo quiero un juicio justo’. Y al final del día, nos gusta fingir que se trató de justicia, pero no fue justicia”, señaló el abogado de “El Chapo”.

“No se puede tener una situación en la que los jurados corran por ahí mintiendo, mintiendo a un juez, mintiendo a un juez sobre lo que estaban haciendo y teniendo información sobre las denuncias que el gobierno había omitido deliberadamente”, indicó el litigante estadounidense.

“Es una ficción. Es parte del juicio falso para el que estamos aquí. ¿Han estado buscando sus activos por cuánto tiempo, décadas? Antes de llegar a 12 mil 700 millones, ¿qué tal si llegan al primer dólar? Cuando tengan el primer dólar me despiertan. En este momento, hay cero”, abundó.

“Entonces, no sé si realmente vamos a ver algo con eso, es una ficción. Sabes que si no hay activos, no sé si él puede escribir una nota para comprometerse a pagar. Si no hay activos, no hay nada que pagar. El gobierno [de EE.UU.] lo sabe”, dijo el abogado del capo sinaloense.

Cuando le preguntaron a Lichtman acerca de la prisión federal Supermax en Florence, Colorado, donde se espera que Guzmán pase el resto de su vida, dijo: “Puedes meter a Joaquín Guzmán bajo toneladas de acero en Colorado y hacerlo desaparecer, pero nunca vas a poder eliminar el hedor de este veredicto debido a que no se ordenó una audiencia sobre la mala conducta del jurado en este caso”.

En su turno, José Luis González Meza, supuesto abogado del ex líder del Cártel de Sinaloa en México, afirmó que tanto “El Chapo” como su familia sufrieron “tortura psicológica” e informó sobre la denegación de una visa humanitaria a María Consuelo Loera Pérez, madre del capo sinaloense. Otra de las supuestas “injusticias” que mencionó es que no se haya permitido a Coronel Aispuro ver a su esposo, y anunció que ya se inició en México el proceso para intentar repatriar al capo.

Respecto de los más de 12 millones de dólares que el Gobierno de EE.UU. afirma que “El Chapo” obtuvo por el tráfico de drogas, el litigante indicó que la supuesta “fortuna se generó en México”, por lo que “El dinero no pertenece al Gobierno de Estados Unidos, pertenece al Gobierno de México”, abundó González Meza.

Por su parte, la Fiscalía estadounidense aseguró que con la condena a cadena perpetua “se hizo justicia”, y que “El Chapo” ya no podrá “envenenar” a los estadounidenses, además de que afirmó que la sentencia constituye una advertencia para todos aquellos que crean que pueden seguir traficando drogas en EE.UU., de que se les buscará y serán procesados.

Brian A. Benczkowski, asistente del fiscal general de la División de lo Penal del Departamento de Justicia estadounidense, calificó la condena de Guzmán Loera como “algo de justicia” para Estados Unidos y México. “Hoy trae algo de justicia para el pueblo estadounidense, algo de justicia para México”, dijo en una conferencia de prensa después de la sentencia”, indicó.

Richard P. Donoghue, abogado de EE.UU. para el Distrito Este de Nueva York, señaló que Guzmán Loera “nunca más derramará veneno en nuestras fronteras, ganando miles de millones de dólares, mientras que vidas inocentes se pierden debido a la violencia de las drogas y la adicción a las drogas […] El mismo destino le espera a cualquiera que busque ocupar su lugar”, dijo.

“Es justicia no solo para el gobierno mexicano, sino para todas las víctimas de Guzmán en México”, declaró Raymond P. Donovan, el agente a cargo de la oficina en Nueva York de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés).

Donovan dijo que Guzmán Loera será recordado como uno de los peores narcotraficantes de la historia, así como uno de los hombres más violentos y poderosos. El vocero de la DEA destacó que agentes de procuración de justicia de EE.UU. y México cerraron la última página del caso del capo sinaloense, a quien le costó una vida construir un imperio y ahora estará en una cárcel estadounidense hasta el fin de sus días.

Asimismo, Ángel Meléndez, agente de la oficina neoyorquina del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), afirmó que con “Con la sentencia se separa el mito del Chapo del nombre Joaquín Guzmán, y para el hombre es el final de la cuerda”, dijo.

El Chapo -extraditado a EE.UU., el 19 de enero del 2017- fue encontrado culpable tras el llamado “Juicio del Siglo”, el más caro y largo en la historia de los Estados Unidos, que comenzó exactamente el 13 de de noviembre del 2018, y que duró 12 semanas, en la Corte Federal ubicada en Brooklyn.

En un inicio, la Fiscalía neoyorquina imputó al narcotraficante un total de 17 cargos relacionados con el narcotráfico. Sin embargo, en octubre del 2018, ante las miles de evidencias y decenas de testigos en contra del capo, y con el objetivo de “agilizar el caso”, el Gobierno estadounidense retiró 6 imputaciones, y luego una más, para quedar un total de 10.

Tres meses después de haber iniciado el juicio, y tras 35 horas de deliberación, los 12 miembros del jurado declararon el pasado 12 de febrero, por unanimidad, al Chapo de ser el principal operador del Cártel de Sinaloa, la principal acusación, misma que incluye 26 violaciones relacionadas con las drogas, y una conspiración para cometer asesinato.

-Información en desarrollo…

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio