La MLB está de regreso

Fotos: Internet
 
Deportez lunes, 1 abril, 2019 12:15 PM

La temporada 2019 de Grandes Ligas arranca con cambios en algunas reglas del juego y con varios jugadores que firmaron contratos multimillonarios. Los 30 equipos arrancan la lucha por banderines de cada liga y con la meta de ser los campeones

Aunque oficialmente la temporada 2019 del Beisbol de Ligas Mayores (LMB) inició el pasado 20 de marzo con la serie internacional entre Marineros de Seattle y Atléticos de Oakland, quienes jugaron en el domo Tokio de Japón, fue el jueves 28 de marzo cuando se cantó el “playbol” en territorio estadounidense, con los 30 equipos que conforma el circuito.

En esta edición, el “Opening day” tuvo la fecha más temprana en la historia de la MLB; será la segunda temporada consecutiva y la campaña 13 que se inaugura en jueves. Y también, la MLB saldrá a tierras europeas, cuando Medias Rojas y Yanquis se enfrenten en Londres, el 29 y 30 de junio.

Pero también se vienen nuevas reglas, con la intención de reducir la duración de los juegos que superan ligeramente las tres horas de promedio. El intervalo entre cada entrada se reducirá de dos minutos y cinco segundos, a dos minutos exactos. En el 2020, se reducirá en cinco segundos más. Y las visitas al montículo sin sustituir al lanzador serán reducidas de seis a cinco en un partido.

La temporada venidera arranca con varios nuevos millonarios, que pasaron la barrera de los 300 millones de dólares en sus contratos, como Manny Machado y Bryce Harper, y los 400 millones, como Mike Trout. Pero ya todo esto queda atrás, ahora comienza la lucha y 162 juegos delante, buscando los respectivos banderines de cada liga. A continuación un análisis de cada división:

En la Americana, la lucha por el Este se prevé encarnizada entre Yanquis y Medias Rojas, entre ellos se han repartido 14 de 18 títulos en lo que va del siglo XXI. Pero los actuales campeones parecen llevar ventaja. Sin descartar a los siempre peligrosos, Rays de Tampa Bay; Azulejos de Toronto y Orioles de Baltimore, están fuera de competencia.

El jardinero Mookie Betts, el “Jugador Más Valioso”, buscará guiar a Boston a obtener de nuevo la Serie Mundial. Dejaron casi intacto el núcleo ofensivo y la rotación de abridores del equipo que impuso una marca de la franquicia con 108 triunfos en la temporada regular y que conquistó el noveno campeonato, y el cuarto.

Además de Betts, cuentan con el bateador designado, JD Martínez, el torpedero Xander Bogaerts y el jardinero Andrew Benintendi, alineación que encabezó el Beisbol con 876 carreras el año pasado. Y la rotación abridora es de lujo con los zurdos Chris Sale, David Price y Eduardo Rodríguez y los derechos Rick Porcello y Nathan Eovaldi.

Pero el bullpen es la debilidad. El equipo no hizo muchas diligencias en llenar las vacantes dejadas por el preparador Joe Kelly y el cerrador Craig Kimbrel.

Cleveland cuenta con un equipo balanceado

Los “Mulos de Manhattan”, tratarán de quebrar su propia seguidilla de seis temporadas sin conquistar el banderín, algo que no ocurría desde que fallaron la postemporada entre 1982 y 1994. Ganar un centenar de partidos y pegar la mayor cantidad de jonrones de todos los tiempos en una temporada no fueron suficientes para que los neoyorquinos  ganaran su división o terminaran con una sequía de campeonatos que ya se extiende a una década.

A una temible ofensiva, que comandan los jardineros Aaron Judge y Giancarlo Stanton, y los dominicanos Gary Sánchez y Miguel Andújar, agregaron brazos, abridores y en el bullpen, dando al manager de segundo año, Aaron Boone, las herramientas adecuadas para echar el pleito con Boston.

Con la ausencia del estelar, Luis Severino, por el primer mes de la temporada, la rotación abridora desmejora notablemente. La buena noticia es que Masahiro Tanaka y James Paxton son muy buenas opciones para fungir como 1-2 por el momento. Dellin Betances, se perderá los primeros juegos del año; Aroldis Chapman, Zack Britton y Adan Ottavino pueden fungir como cerradores en cualquier equipo.

Tampa Bay puede ganar de nuevo 90 juegos y quedar fuera de playoffs.

En la División Central, los Mellizos de Minnesota son el único escollo para que los Indios de Cleveland ganen su cuarto banderín consecutivo. Pero los de la “tribu” tienen  una espectacular rotación abridora con Corey Kluber, Trevor Bauer, Carlos Carrasco, Mike Clevinger y Shane Bieber. Y a la ofensiva cuentan con Michael Brantley, Lonnie Chisenhall, Josh Donaldson, Edwin Encarnación, Yonder Alonso y Yan Gomes, además de Francisco Lindor y José Ramírez.

El bateador designado dominicano, Nelson Cruz, llegó para reforzar a los Mellizos. Fueron el conjunto más agresivo  y entre sus nuevas caras se encuentra la del dirigente Rocco Baldelli. Además de Cruz, firmaron a Marwin González y  Jonathan Schoop, quienes llegaron a reforzar un cuadro ofensivo que ya tenía a Max Kepler Eddie Rosario y los dominicanos Miguel Sanó y Jorge Polanco.

Los Medias Blancas de Chicago, los Tigres de Detroit y los Reales de Kansas City, serán simples invitados.

Y en el Oeste, los Astros de Houston lucen tan poderosos como en los dos años anteriores, cuando ganaron 100 y 103 partidos, dos banderines divisionales, un campeonato de liga y la primera Serie Mundial en la historia de la franquicia.

El zurdo Dallas Keuchel y el derecho Charlie Morton no están más en la nómina, pero una rotación abridora liderada por Justin Verlander y Gerrit Cole; un bullpen con el mexicano, Roberto Osuna, y el venezolano, Héctor Rondón, entre otros, y una ofensiva comandada por José Altuve, Carlos Correa, Alex Bregman, George Springer y el recién llegado Michael Brantley deben ser suficientes para marcar el paso en una de las divisiones más flojas de ambas ligas mayores.

Los Atléticos de Oakland sorprendieron peleando el liderato a Houston, ganaron 97 partidos y se quedaron con una plaza de comodín para la postemporada. El bullpen perdió al derecho Jeurys Familia, pero es formidable con Blake Treinen, Lou Trivino, Joakim Soria y Fernando Rodney en las últimas entradas. El dominicano Frankie Montas fue el mejor lanzador del equipo en la pretemporada. Mike Fiers, Marco Estrada y Brett Anderson son los únicos lanzadores reconocidos en la rotación; van a extrañar a Jed Lowrie, quien se marchó como agente libre. Matt Chapman, Khris Davis, Matt Olson, Marcus Semien y Stephen Piscotty encabezan una muy buena ofensiva.

En el último año de Mike Scioscia como manejador de los Angelinos de Los  Ángeles, cargo que desempeñó por 19 temporadas, no pudieron superar los 80 triunfos pese a tener en su roster a Albert Pujols y Mike Trout, además del japonés, Shohei Ohtani, ganador del “Novato del Año” de la Liga Americana, y Andrelton Simmons. La misión del nuevo piloto, Brad Ausmus, es sacar lo mejor de sus jugadores. La rotación abridora es integrada por los zurdos Tyler Skaggs y Andrew Heaney, y los derechos Matt Harvey, Trevor Cahill y Jaime Barria podría ser decente, pero solamente si el grupo se mantiene saludable, algo que no ha conseguido en el pasado.

Marineros de Seattle y Rangers de Texas pelearán entre sí para no quedar en el último lugar de la división.

 

LIGA NACIONAL

En el sector Este, cualquier cosa puede suceder con los Bravos de Atlanta, Filis de Filadelfia, Mets de Nueva York y Nacionales de Washington.

Atlanta dio la gran sorpresa en 2018, con un equipo lleno de caras jóvenes, que se adelantaron en su proceso de reconstrucción y ganaron el cetro divisional. Encabezados por el “Novato del Año”, Ronald Acuña, Freddie Freeman y Ozzie Albies, ahora recuperaron al jardinero derecho Nick Markakis y sumaron al veterano Josh Donaldson para que se encargue de la antesala. El pitcheo es encabezado por el colombiano Julio Teherán a la cabeza, junto con Mike Foltynewicz, Sean Newcomb y Touki Toussaint, además del experimentado Kevin Gausman. Su principal duda está en el bullpen, principalmente con el cerrador Arodys Vizcaíno.

La llegada de Bryce Harper convirtió a los Filis de Filadelfia en uno de los principales candidatos no sólo a ganar la división, sino a jugar la Serie Mundial. El toletero zurdo formará una dupla de terror con Rhys Hoskins para encabezar una ofensiva que se reforzó también con el campocorto dominicano Jean Segura, Andrew McCutchen y el receptor J.T. Realmuto. El problema está en la parte baja de la rotación, cuando pasen sus turnos los estelares Aaron Nola y Jake Arrieta, con Nick Pivetta, Vincent Velasquez y Zach Effrin.

Por su parte, Víctor Robles ocupará la vacante dejada por Harper, los Nacionales de Washington, y junto al también dominicano Juan Soto tienen la responsabilidad de ser la nueva cara de la franquicia. Se ven en el papel, prácticamente sin fisuras, con los veteranos Anthony Rendon, Ryan Zimmerman y Adam Eaton, junto al recién llegado Brian Dozier en la columna vertebral de la ofensiva que debe liderar Soto.

El pitcheo se reforzó con la firma de Patrick Corbin, para sumarse a Max Scherzer y Stephen Strasburg. También llegaron los experimentados Anibal Sánchez y Jeremy Hellickson para completar una de las mejores rotaciones de todo el béisbol, con el brasileño Yan Gomes, encargado de dirigirla detrás del plato.

Y los Mets tienen, a no dudarlo, el mejor uno-dos de abridores de la Liga Nacional, con Jacob deGrom y Noah Syndergaard. Zack Wheeler, Steven Matz y Jason Vargas completan una de las mejores rotaciones de todo el Beisbol y el puertorriqueño Edwin Díaz es el cerrador más intimidante que existe.

Mientras que los Marlins de Florida, que lograron evitar las 100 derrotas el año pasado y esta vez intentarán una ganancia de al menos cinco victorias, que significará un avance en su proceso de reconstrucción. Su mayor fortaleza está en el cuerpo de serpentineros jóvenes que encabeza el dominicano José Ureña y cuenta además con el venezolano Pablo López, Trevor Richards y Caleb Smith. Y la suma del veterano cerrador mexicano Sergio Romo.

Houston quiere volver a ser protagonista

En la Central, los Cachorros de Chicago buscarán recuperar la corona de la división, que el año pasado perdieron en un juego extra ante los Cerveceros de Milwaukee. Pero a estos equipos se sumará en la batalla los Cardenales de San Luis y los Rojos de Cincinnati; el panorama luce casi tan complicado como en la división del Este y sólo los Piratas de Pittsburgh no tendrán posibilidades de  aspirar a la postemporada.

Chicago cuenta con un gran cuerpo de lanzadores con Jon Lester que en 2018 ganó 18 juegos con tres reveses; además tendrán a Kyle Hendricks, José Quintana,

Cole Hamels y el japonés Yu Darvish. El bullpen tiene brazos probados, como los del zurdo Mike Montgomery y el derecho Carl Edwards, pero hay que ver si el dominicano Pedro Strop es capaz de asumir el papel de cerrador, al menos por el primer mes de campaña, hasta el regreso de Brandon Morrow.

Y a la ofensiva tienen a Javier Báez que dio 34 jonrones, impulsó 111, con promedio de .290; Anthony Rizzo, Ben Zobrist, Kyle Schwarber, Kris Bryant, Jason Heyward y Wilson Contreras.

Pero los Cerveceros cuentan con cuatro bateadores que impulsaron más de 80 carreras en 2018, con dos de ellos por encima de las 100: Christian Yelich (110), ganador del premio de Jugador Más Valioso; y Jesús Aguilar (108); Mike Moustakas (95) y Travis Shaw (88). También tienen a seis que conectaron más de 20 jonrones con tres de ellos por arriba de los 30; Yelich (36), Aguilar (35), Shaw (32), Moustakas (28), Yasmani Grandal (24) y Ryan Braun (20).

El pitcheo es encabezado por Jhoulys Chacin que terminó en 2018 con 15 victorias, ocho reveses y 3.50 de efectividad. Le siguen en la rotación Chase Anderson, Zach Davies, Corbin Burns y Brandon Woodruff. El cerrador es Corey Knebel.

Los Cardenales cuentan con uno de los mejores  lanzadores de la Nacional, guiado por Miles Mikolas, ganador de 18 juegos en 2018, con cuatro derrotas y efectividad de 2.83, junto a Carlos Martínez, Michael Wacha, Jack Flaherty y Adam Wainwright. Y como cerrador estará Jordan Hicks. Sus principales bateadores son Paul Goldschmidt con 33 jonrones, 83 impulsadas, promedio de .290;  el dominicano Marcell Osuna,  Matt Carpenter y el boricua Yadiel Molina.

Los “reforzados” Rojos cuentan con un gran bateador como es Eugenio Suárez que en 2018 pegó 34 jonrones, impulsó 104, con promedio de .288; además de Scooter Gennett, Joey Votto, José Peraza, Matt Kemp y Yasiel Puig. La rotación abridora no tiene ninguna figura considerada estrella de Grandes Ligas: Sonny Gray,

Alex Wood, Luis Castillo, Tanner Roark y Anthony DeSclafani .

Mientras que los Piratas se cuidarán de no perder más de 100 juegos.

En la División Oeste, los Dodgers de Los Ángeles son considerados para obtener por séptima ocasión consecutivo el banderín. Pero la destacada profundidad del club estará a prueba desde el inicio, especialmente en su rotación. Clayton Kershaw fue descartado para el día inaugural hace varias semanas y, más adelante, se anunció que Rich Hill tampoco estará listo para el comienzo de la temporada. Aun sin la presencia de Kershaw, ni Hill, cuentan con Walker Buehler, Hyun Jin Ryu, Kenta Maeda, Ross Stripling y Julio Urías. En el relevo contarán con el preparador Joe Kelly, y como cerrador Kenley Jansen.

A la ofensiva cuentan con cuatro bateadores que sumaron más de 20 jonrones en 2018, con tres de ellos por arriba de los 25; Max Muncy (35), Cody Bellinger (25), Joc Pederson (25) y A.J.Pollock (21). Otros buenos  bateadores son Justin Turner, Chris Taylor, Kiké Hernández, y Corey Seager, que estuvo ausente en gran parte de la pasada temporada por una cirugía Tommy John.

Pero no la tendrán sencillo, ya que los Rockies de Colorado poseen una ofensiva intimidante, encabezada por Nolan Arenado que pegó 38 jonrones, remolcó 111, con promedio de .297. Además de Trevor Story, Ian Desmond, Charlie Blackmon y Daniel Murphy. Su pitcheo es encabezado por Kyle Freeland que en 2018 logró 17 triunfos. Los otros son Germán Márquez, Jon Gray, Tyler Anderson y Antonio Senzatela. Su cerrador es Wade Davis.

Los Padres adquirieron a una estrella como el dominicano, Manny Machado, que conectó 32 jonrones, impulsó 107 carreras, con promedio de .297, entre Orioles y Dodgers, pero él no puede echarse el equipo en sus hombros en un torneo largo de 162 juegos. Tienen a otros buenos bateadores como Eric Hosmer, Wil Myers, Manuel Margot, Ian Desmond, Luis Urías, Francisco Mejía y Hunter Renfroe. Además de lanzadores jóvenes con talento, como Joey Lucchesi, Eric Lauer, Chris Paddack, Matt Strahm y Jacob Nix (o Brett Kennedy). Y en el relevo contarán con Craig Stammen,Phil Maton, Robert Stock, Jose Castillo y Kirby Yates, como taponero, pero no será este el año de los Padres.

Arizona perdió poder con la salida de Paul Goldschimdt, Patrick Corbin y la lesión de Steven Souza. Aun así, los lanzadores Zack Greinke, Zack Godley y  Robbie Ray, darán gran batalla.

Los Gigantes no cuentan con la ofensiva y el pitcheo sólido que se necesita para aspirar a luchar por avanzar a la postemporada. San Francisco debe terminar en último puesto.

Comentarios

comentarios


Tipo de Cambio