Matan testigos

Foto: Archivo ZETA
 
Destacados viernes, 29 marzo, 2019 10:18 AM

Los expedientes de homicidios se cruzan, personas que primero declaran como testigos de muertes violentas, han terminado convertidos en víctimas de ejecuciones, “…pero no podemos dejar pasar en el análisis que algunas o varias de estas personas también están involucradas en actividades ilícitas”, declaró el subprocurador en Tijuana, Jorge Álvarez

Carmen vio al “Cabo 30” asesinar a 2 hombres y la mataron.

Tras reconocer el cadáver de su hija de 18 años asesinada a balazos el 12 de octubre de 2018, el padre de la joven Carmen Guadalupe les dijo a las autoridades que la muchacha de 18 años no tenía problemas, ni adicciones. Pero que seis meses atrás,  aun siendo menor de edad, declaró respecto a un doble asesinato que atestiguó.

El 6 de marzo del 2018 la joven vio a Rodolfo López Arellano “Cabo 30”, a  “El Pitza” y a su ex novio Luis Ángel Gurrola Carranza “El Mudo”, cuando asesinaron al mecánico Luis Zúñiga Sánchez y al Edwin Osvaldo Escobar Flores.

Testigo en expediente por asesinato de lideresa del PRI también muere acribillado.

Frente a un edificio en el Fraccionamiento Margaritas en la delegación La Presa asesinaron a Javier Eduardo Villegas Ruelas el 10 de octubre de 2018.

En  mayo de 2017 este hombre adicto había declarado como testigo en la muerte de Aidé Fierro Castro, lideresa del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asesinada y calcinada en diciembre de 2016 junto con sus dos hijas de 15 y 10 años.

Mencionó como responsables a cuatro narcomenudistas: “El Marisquero”, “El Miguelillo”, “El Gestos” y “El Max”. “Estos cabrones se pasaron, le fueron a cobrar el dinero de un jale que el marido de la señora le debía al Fredy, y como el bato no estaba hicieron eso”, declaró.

Declaró respecto a la célula de “Don Vic” y los Alamillo

Roberto Eduardo Tovar Monroy “El Morral”, declaró en el expediente por el asesinato de José Ángel Bernal Ramos1cometido el 17 de noviembre de 2017, admitió que él y el muerto pertenecían al grupo criminal encabezado por un hombre identificado como “Don Vic” y por los hermanos Antonio y Francisco Alamillo Romo, y que el ataque lo recibieron después de una amenaza de un grupo contrario. “El Morral” fue asesinado el 25 de enero de 2018.

Bajo el la regulación del Nuevo Sistema de Justicia Penal, si desean cooperar, los testigos del crímenes mayores quedan en indefensión. No hay  recursos económicos asignados en el presupuesto de las fiscalías para sostener la figura de los testigos protegidos que no están implicado en los crímenes. Y la legislación actual tampoco ofrece beneficios a los participantes de un delito, que de manera anexa, atestiguan un asesinato.

 

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA QUE CIRCULA ESTE VIERNES 29 DE MARZO

 

 

 

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio