Cuento de mujer


 
En Zerio lunes, 18 marzo, 2019 12:00 PM

Una mujer buscaba leña para su cocina, cerca del  río, cuando cortando la rama de un  árbol se le escapó el hacha de las manos, y fue a parar al fondo del río.

La mujer rezó y suplicó a Dios, entonces, Él apareció y le preguntó:

“¿Por qué lloras, mujer?”.

Ella respondió que su hacha había caído al río. Dios entró al agua, sacó un hacha de oro y preguntó la mujer:

“¿Es  ésta  tu  hacha?”.

La noble dama  respondió:

“No, Dios, no es ésa”.

Dios entró  nuevamente y sacó del  río un hacha de plata. Volvió a preguntar:

¿Es ésta tu  hacha?

“No”.

Dios volvió  nuevamente al río y sacó un hacha de hierro y madera.

¿Es ésta tu hacha?

“Sí, esa es”, responde finalmente la mujer.

Dios estaba tan contento con la sinceridad de la mujer, que la envió de vuelta a casa, regalándole las otras dos hachas, la de oro y la de plata. Ella fue con su amado esposo a m mostrarle el lugar donde vio a Dios. De repente, el marido tropeó, cayendo al río. La  infeliz mujer, que no sabía nadar, se puso a rezar y suplicar a Dios, Él apareció y le preguntó:

“¿Otra vez tú? ¿Por qué estás  llorando?”.

La  mujer respondió  que su esposo había caído al  río y se había  ahogado. Inmediatamente, Dios entró al río, sacó  de las mechas a George Clooney y preguntó a la mujer:

¿Es  éste  tu  esposo?

“Sí, ¡sí,  sí!”.

Entonces Dios exclamó:

“¡Eres una mujer mentirosa!”.

Pero rápidamente ella explicó:

“Dios, Usted perdone, pero fue un malentendido. Si yo hubiera dicho que  no, entonces Usted me habría traído a Chris Hemsworth (alias “Thor”) del  río, y si le  hubiera vuelto a decir que tampoco era él, Usted me habría traído a mi marido y, cuando dijera que  sí, Usted me mandaría a mi casa con los tres hombres. Yo soy humilde, pero fui bien educada,  con principios morales y no podría cometer POLIGAMIA. Por eso dije que sí al primero de ellos”.

Dios halló justo el comentario de la mujer y la perdonó.

Autor: Un tal Vítor, el verdadero marido de la mujer.

 

Bronceado

¡Qué morena vienes de la playa, mujer!

“¿Verdad que me veo guapa?”.

Te ves muy morena.

Autor: Un paliducho.

 

Pregunta necia

¿Por qué te llevas a tu suegra de vacaciones?

“Para que se me hagan más largas”.

Autor: Yerno sincero.

 

Ring, ring, ring…

¿Diga?

“¿Es la Embajada de Laos?”.

 Sí.

“Pues uno de vainilla, por favor”.

Autor: Un simpatías.

 

Una buena y una mala

Jaimito dice a su padre:

¡Papá, papá! Tengo una noticia buena y otra mala

“¿Cuál es la buena, Jaimito?”.

¡Aprobé todas las materias!

“¿Y la mala?”.

¡Que es mentira!

Autor: Pepito.

 

Sacrificio en Cuaresma

Del Hall es un hombre de fe. Tanto que desde su casa, en Ohio, anunció a través de redes sociales que inició una manda que sostendrá durante la Cuaresma, y consiste en renunciar a todos los alimentos y bebidas, excepto ¡EN ZERIO! la cerveza.

Esto significa que durante las fiestas cristianas rumbo a Semana Santa, este individuo, seguramente por un acto inquebrantable de fe, sólo beberá este líquido que obtiene con facilidad desde la cervecería Fifty West, en la cual trabaja. Según explica, sólo está siguiendo el ejemplo de un grupo de monjes del Siglo XVII en la región de Bavaria.

Además, Hall está documentando su manda en YouTube. ¡Salucita y amén!

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio