¿Y el avión?


 
En Zerio lunes, 11 febrero, 2019 12:00 PM

Todos los pasajeros se encuentran en la sala de espera ante la salida de su vuelo, cuando de repente llega el copiloto impecablemente uniformado, anteojos oscuros y un bastón blanco, tanteando el camino.

Una empleada aclara que, si bien es ciego, es el mejor copiloto que tiene la aerolínea.

Al poco rato llega el piloto, igual de impecable que su compañero, asistido por dos sobrecargos.

La encargada de la sala aclara que, también, el piloto es ciego, pero es el mejor de la compañía y que, junto con el copiloto, conforman la dupla más experimentada.

Con todos a bordo, el avión comienza a carretear, tomando cada vez más velocidad y los pasajeros se aterrorizan. La aeronave sigue tomando velocidad pero no despega, continúa la carrera y sigue en tierra. Cada vez el final de pista está más cerca y, en una explosión de histeria general, los pasajeros gritan como poseídos.

En ese momento el avión, milagrosamente, toma altura… entonces el piloto dice al copiloto:

“El día que los pasajeros no griten, ¡nos lleva la Chilindrina!”.

Autor: Voz anónima que precisó que este chiste no está para nada relacionado con la realidad actual del país.

 

Engaño

Hoy mi hija cumple 18 años, y estoy muy contento porque es el último pago de pensión alimenticia desde que me divorcie de su madre, así que la llamé para que viniera a mi casa. Cuando llegó, le dije:

Hija, quiero que lleves esto a casa de tu mamá y le digas que es el ÚLTIMO.MALDITO.CHEQUE, que va recibir de mí. Y te pido por favor que me cuentes la expresión que pone en su rostro.

Así que mi hija fue a entregar el cheque. Yo estaba ansioso por saber lo que la bruja de mi ex mujer tenía que decir y qué cara pondría. Cuando mi hijita entró, le pregunté inmediatamente: ¿Qué fue lo que dijo tu madre?

Mi hija respondió entre risas:

“Que estaba esperando este día para decirte que NO ERES MI PAPÁ”.

Autor: Madre soltera.

 

Matrimonios

— No sé qué me pasa que me gustan todas las mujeres, menos la mía…

“¡Bah, no te preocupes! A mí me pasa lo mismo, me gustan todas las mujeres, ¡menos la tuya!”.

 

* * *

 

Dos mujeres charlan:

Mi marido es un ángel…

“¡Qué suerte! El mío todavía vive…”.

Autor: Un divorciado.

 

Revelación

Desde hace tiempo, un matrimonio deseaba tener un hijo y, después de los años, lo consigue.

Pasa un año, dos y el niño no habla. A los tres años pronuncia “abuelito” y, dos días, el abuelo muere.

El padre de familia piensa:

“No puede ser que este niño traiga la mala suerte. Ha sido una casualidad…”.

Pasa un año más, dos, tres, y a los cuatro años, el niño dice “abuelita”… y a los dos días muere la abuela.

El padre especula:

“Este niño definitivamente trae mala suerte. Cualquier día dirá `papá’ y me tocara a mí”.

Pasa un año, dos, tres, cuatro, cinco, y el niño dice “papá”.

Resignado, el padre piensa:

“Ya me toca a mí….”.

El hombre deja todo preparado y, a los dos días, muere el vecino de enfrente.

Autor: El vecino que se salvó.

 

Profesiones

Dos hombres se encuentran y uno pregunta al otro:

¿En qué trabajas?

“Aprieto tuercas”.

¿Eres mecánico?

“No, soy psiquiatra. ¿Y tú?”.

Qué graciosa tu respuesta; yo muevo vacas”.

“¿Eres ganadero?”.

No, profesor en un gimnasio.

Autor: Orientador vocacional sin empleo.

 

Fantasmagórico

En Carolina del Norte, Andrew Swofford fue arrestado luego que una estudiante regresó a su apartamento sólo para encontrarlo ¡EN ZERIO! en su clóset y vistiendo su ropa.

Lo peor del caso es que por el fantasmagórico aspecto de este intruso de 30 años de edad, la chica lo confundió con un espanto para pronto darse cuenta de su error cuando el hombre, que ya tenía una mochila repleta con todas sus prendas, le dijo llamarse Drew y que quería abrazarla.

La joven llamó a su novio y habló con el invasor para distraerlo mientras llegaba la Policía.

Según la ofendida, desde varias semanas atrás había perdido varias de sus pertenencias dentro de su propia vivienda.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio