Transa millonaria de empresas y “El Patas”

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa lunes, 4 febrero, 2019 01:00 PM

En cuestión de meses, seis constructoras de reciente creación recibieron 14 contratos que superan los 23 millones de pesos por parte del gobierno de Juan Manuel Gastélum. Todos por medio de adjudicaciones directas, pese a no contar con experiencia probada o por invitaciones hechas directamente por el Ayuntamiento, en las que sólo participaron otras empresas también beneficiadas. Un representante de venta de fármacos, un ex empleado de gobierno del PAN y un grupo de hermanos ligados a las campañas de la actual administración, figuran entre los favorecidos

En el ejercicio fiscal 2018, el Ayuntamiento de Tijuana ejerció 94 millones 244 mil 748 pesos de fondos federales para la realización de obras, por medio de la Dirección de Obras e Infraestructura Urbana Municipal (DOIUM).

Los recursos se aplicaron en 37 proyectos como la construcción de un centro comunitario, una Casa de la Cultura, baños, bardas y aulas en escuelas, rehabilitación de parques y canchas de futbol, pavimentación, entre otros.

Sin embargo, el 23 por ciento de este presupuesto se entregó a empresas creadas ese mismo año, incluso meses antes, o bien, una vez que el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro llegó al gobierno en 2016.

La característica común entre estas empresas, es que los contratos que recibieron, por una suma superior a 23 millones de pesos, se obtuvieron por medio de adjudicaciones directas, sin una licitación pública en la que empresas ofrecieron sus mejores propuestas.

En menor cantidad, los contratos fueron asignados en invitaciones hechas por el Ayuntamiento específicamente a tres empresas, en las que las otras dos participantes también recibieron contratos bajo estos dos mecanismos en el mismo ejercicio fiscal, a pesar que las excepciones que se establecen en el Artículo 38 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios para el Estado de Baja California para que una unidad administrativa no realice una licitación pública, no aplican en estos casos ni se cumple con el principio de experiencia requerido para que una empresa reciba adjudicación directa.

Al revisar quiénes aparecen como propietarios de estas compañías, ZETA encontró a una familia que ha apoyado campañas electorales del Partido Acción Nacional (PAN) y recibido varios contratos de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesoe), cuando estuvo encabezada por Ricardo Magaña, pese a dejar por lo menos una obra inconclusa.

También a un ex empleado de administraciones panistas, a un asesor de ventas de una farmacéutica y a otros contratistas de gobiernos de Acción Nacional.

 

17 MDP REPARTIDOS EN DOS EMPRESAS DE HERMANOS

En el mismo año que fue conformada, Constructora Cosi recibió cinco contratos por un monto total de 6 millones 459 mil 073 pesos.

Según el acta constitutiva de la empresa, con fecha 25 de enero de 2018, los propietarios de esta empresa son Orlando Rodríguez Armenta y Carlos Armando Raggio Tobbie.

Rodríguez Armenta no tiene experiencia en la industria de la construcción, pero ha trabajado varios años como representante y gerente de ventas de empresas farmacéuticas. Su currículum en línea afirma que cuenta con “conocimiento a detalle del mapa político en las diferentes instituciones de gobierno como IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, Issstecali”.

En cambio, Raggio Tobbie ha celebrado, por medio de otras empresas y como particular, varios contratos con gobiernos del PAN.

Pese a que la empresa no contaba con experiencia probada en los trabajos que le fueron confiados como pavimentación de calles y construcción de baños, bardas y demás para escuelas municipales, tres de los contratos les fueron otorgados por medio de adjudicación directa y los dos adicionales por invitación directa del Ayuntamiento junto a otras dos compañías.

El primero de ellos por 861 mil 949 pesos, asignado como adjudicación directa el 11 de septiembre para la pavimentación con concreto MR-38 de la calle 2 de Marzo en la colonia Unión Antorchista I. La obra se ejecutaría del 17 de septiembre al 5 de noviembre de 2018.

Un mes después, el 8 de octubre, recibió un contrato por la construcción de estructura metálica e instalación de velaria en la explanada de la Escuela Primaria “Citlalmina” en la colonia Unión Antorchista I. El plazo contemplado iniciaba el 8 de octubre y concluiría el 24 de noviembre. También se trató de una adjudicación directa y por un monto similar al de la obra anterior, de 862 mil pesos.

El 13 de noviembre de 2018, igualmente por adjudicación directa, la empresa obtuvo un contrato por 430 mil 520 pesos para la construcción de una barda perimetral de block de concreto en el preescolar “Juan de Dios Bátiz” de la colonia Villas del Campo, para realizarse del 22 de noviembre al 31 de diciembre de 2018.

Tres días después, 16 de noviembre, Constructora Cosi recibió otro contrato para la construcción de módulos sanitarios en la Escuela Secundaria Número 35 en la colonia Unión Antorchista II. Se estableció un monto de 2 millones 151 mil 187 pesos, con un periodo de ejecución entre el 22 de noviembre de 2018 y el 19 de febrero de 2019.

Ese mismo día y para el mismo plantel escolar, la constructora recibió un contrato adicional por 2 millones 153 mil 414 pesos para la construcción de canchas de usos múltiples, obra a realizarse del 22 de noviembre al 31 de diciembre del año pasado.

Al tratarse de cifras superiores, estas dos últimas obras no se entregaron en adjudicación directa, sino por invitación a tres empresas.

Las dos compañías adicionales elegidas por el Ayuntamiento fueron Ingeniería y Edificación Baja Son y RP Constructores, ambas con contratos otorgados con recursos federales por la Dirección de Obras Públicas Municipal en el mismo ejercicio fiscal, además, la primera empresa con participación directa del hermano de un socio de Carlos Armando Roggio Tobbie.

Según consta en documentos del Ayuntamiento, Jesús Adrián Raggio Tobbie, hermano del propietario de Constructora Cosi, fungió como representante de Ingeniería y Edificación Baja Son en 2017 para celebrar un contrato, también de adjudicación directa. Esto significa que el Ayuntamiento eligió a dos hermanos para invitarlos a realizar dos obras.

Por su parte, RP Constructores, fundada en 2011 por José María Pollorena Sandoval y Pedro Rodríguez Domínguez, recibió tres contratos que suman 10 millones 785 mil 876 pesos de fondos federales por montos individuales que van desde el millón hasta los más de 6 millones de pesos. Les fueron otorgados por medio del esquema de invitación a tres empresas seleccionadas por el gobierno municipal.

Jesús Adrián Raggio Tobbie también aparece como representante de la empresa Baja Son en un dictamen de adjudicación directa para la contratación de  servicios “de emergencia” para la recolección de basura, por un millón 186 mil 680 pesos, según el dictamen con fecha 2 de febrero de 2017.

Ese mismo año, Jesús Adrián Raggio Tobbie firmó otro contrato con Sedesoe para la pavimentación de la colonia Patrimonio Familiar por 397 mil 912 pesos.

 

LOS ANTECEDENTES DE UNA MALA OBRA

En 2014, vecinos de Santa Fe evidenciaron al contratista Carlos Armando Raggio Tobbie, quien recibió seis contratos a través de Constructora Cosi, por incumplir con el contrato de 516 mil 834 pesos para la rehabilitación del parque público de este fraccionamiento, financiado por la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesoe), entonces encabezada por Ricardo Magaña Mosqueda.

La asociación de vecinos registró que la obra no fue concluida ni se invirtió el dinero que se anunció, y no sólo eso, sino que Raggio Tobbie dejó de contestar los teléfonos ni regresó al sitio una vez que los vecinos hicieron público su descontento.

Pese a que la noticia se hizo pública en medios de comunicación, Sedesoe entregó a Raggio Tobbie un nuevo contrato el 9 de diciembre de 2015 para la sustitución de red de agua potable en San Quintín por 967 mil 167 pesos. En esa ocasión, el contrato se realizó mediante la compañía Constructora Raggio, representada por él mismo.

 

HASTA DOS CONTRATOS PARA PAVIMENTAR LA MISMA CALLE

Ingeniería y Edificación Baja Son fue constituida como empresa el 18 de mayo de 2016 ante la Secretaría de Economía, con David Bracamontes Celaya y Ramón Rodrigo Rodríguez Jiménez como socios.

En 2018, la compañía recibió cinco contratos del gobierno municipal financiados con recursos federales, por 10 millones 663 mil 267 pesos, tres por medio de adjudicación directa y dos por invitación a tres empresas.

Las obras incluyeron la construcción de una barda perimetral en la Escuela Secundaria General Número 214 en la colonia Planicie, una plaza infantil en la colonia Unión Antorchista I y dos contratos -uno por 862 mil 46 pesos y el otro por 3 millones 362 mil 018 pesos- para la pavimentación de la misma calle Lomas de las Praderas en la colonia Lomas del Valle.

Sin embargo, la obra de mayor valor económico fue  un centro comunitario en la colonia Unión Antorchista II por 5 millones 232 mil 990 pesos El contrato fue firmado el 18 de diciembre y se tiene contemplado el 15 de marzo de 2019 como fecha de terminación.

Ya que esta obra se asignó por medio del esquema de invitación a tres empresas, el Ayuntamiento eligió a las mismas que generalmente invita: Constructora Cosi (propiedad del hermano del contratista ganador de esta obra) y RP Constructores.

Empresas nuevas y de panistas.

Pero no es el único contrato que Ingeniería y Edificación Baja Son ha celebrado con el Ayuntamiento.

El 2 de febrero de 2017, a la par que el gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro rentaba camiones para la recolección de basura, Ingeniería y Edificación Baja Son fue una de las tres empresas que recibieron adjudicación directa para colaborar con este servicio.

Según el dictamen, debido a la “emergencia” que presentaba la ciudad, la empresa representada por Jesús Adrián Raggio Tobbie, hermano del propietario de Constructora Cosi, recibió un contrato por un millón 186 mil 680 pesos.

Al igual que su hermano Carlos Armando, Jesús Adrián fue contratado por Sedesoe para ejecutar la pavimentación de la colonia Patrimonio Familiar por 397 mil 912 pesos.

 

EX EMPLEADO DE GOBIERNO RECIBE CONTRATOS A DOS MESES DE CREAR SU COMPAÑÍA

Dos meses después de haber sido fundada, Urbanizadora Gomca recibió dos adjudicaciones directas por un millón 626 mil 126 pesos.

La empresa es encabezada por Carlos Alberto González Muela, un ex empleado municipal en la administración de Jorge Ramos, quien estuvo a cargo de la coordinación del Programa Integral de Repavimentación.

De ahí pasó a la nómina del gobierno estatal de 2011 a 2013, para trabajar en Makro -una de las constructoras que más contratos recibe de la administración estatal- y después laboró en el Instituto Metropolitano de Planeación de Tijuana (2015 a 2017), en el área del Sistema Integral de Transporte de Tijuana.

Junto a su esposa, Marycarmen Lacavez Pozo, el ingeniero civil registró su empresa ante la Secretaría de Economía en junio de 2016. Para el 16 de agosto, ya había recibido sus dos primeros contratos en el gobierno por medio de la DOIUM.

Uno de estos contratos se celebró para la “supervisión externa para las obras del Fondo PDR (Proyectos de Desarrollo) 2018 por 617 mil pesos, con vigencia del 22 de agosto al 19 de diciembre de 2018.

González Muela recibió un segundo contrato para la “limpieza de tanque Pastejé Aviación Número 2”, ubicado entre las calles Pastejé Aviación y Volcán de Toluca, por un importe de 910 mil 406 pesos, el cual no fue financiado con recursos federales y cuyo plazo se estableció del 27 de agosto al 25 de septiembre de 2018.

 

EL RESTO DE LAS EMPRESAS DE NUEVA CREACIÓN

Hay otras empresas con pocos años de experiencia que también recibieron contratos para obra pública por parte del Ayuntamiento en 2018. Una de ellas es Velzac IC, conformada en 2016 por Israel Alejandro Navarro Santana y Estefany Aylin Gómez de Alba, quien tenía 21 años de edad al momento de la constitución de la empresa.

La empresa recibió un contrato por 3 millones 307 mil 887 pesos para la rehabilitación del Parque Reforma en la colonia Sánchez Taboada por medio de una invitación, junto a Mepav Construcciones y Copron, en la cual Velzac resultó elegida.

Para otra rehabilitación de parque, en el fraccionamiento Colinas de Capistrano, Ducem Infraestructura y Construcción, constituida en 2017 por María Trinidad Duarte Quiñones, recibió un contrato por 809 mil 950 pesos por adjudicación directa.

Duarte Quiñones recibió otro contrato de adjudicación directa por 482 mil 72 pesos para la construcción de un muro de contención en el Centro Comunitario El Florido por medio de su empresa CEMA Ingeniería, creada junto a Loreto Ceballos Manzanera en 2014.

Por último, MP Arquitectura e Ingeniería, fundada en 2017 por Rodolfo Daniel Pérez Martínez y Abdías Eduardo Magaña García, recibieron una adjudicación directa para la rehabilitación del parque en el fraccionamiento Lomas Campestre por 747 mil 707 pesos.

Comentarios

comentarios


Tipo de Cambio