Suena lógico


 
En Zerio lunes, 24 diciembre, 2018 12:00 PM

Un señor va en un automóvil y se percata de que está perdido; inmediatamente maniobra y pregunta a alguien en la calle:

Disculpe, ¿podría usted ayudarme? Me quedé de ver a las dos con un amigo y llevo media hora de retraso, ¡no sé dónde me encuentro!

“Claro que sí. Se encuentra usted en un coche, a unos siete kilómetros del centro de la ciudad, entre 40 y 42 grados de Latitud Norte y 58 y 60 de Latitud Oeste”.

Es usted ingeniero, ¿verdad?

“Sí, señor. ¿Cómo lo adivinó?”.

— Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es “técnicamente correcto”, pero “prácticamente inútil”. Sigo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.

“Y usted es populista como el del ‘Me canso ganso’, ¿verdad?”.

— En efecto. ¿Cómo lo supo?

“Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón, parece que la culpa es mía”.

Autor: Un “adversario”, o sea, alguien que osó no votar por AMLO.

 

Vaya preguntas

Una monja se dirige a una cárcel y ve a un preso sentado en el patio de descanso.

Hijo mío, ¿por qué estás aquí?

“Ay, madre, ¡porque no me dejan salir!”.

Autor: Anónimo del Gobierno del Estado de BC.

 

Un matrimonio decide viajar a New York de vacaciones, ya que el marido habla inglés perfectamente. En la aduana, haciendo los trámites, el empleado se dirige a ellos lógicamente en aquel idioma

Buenos días, señor.  ¿Me entrega su documentación y la de su esposa?

“Aquí las tiene, caballero”.

Como no entendía nada, la mujer pregunta a su esposo:

— ¿Qué dijo?

“Que le dé los papeles”.

El empleado de la aduana vuelve a preguntar:

¿Tienen algo que declarar?

“No, absolutamente nada”.

Nuevamente la esposa interviene:

¿Qué dice ahora?

“Que si llevamos algo que tengamos que declarar”.

El empleado prosigue con las preguntas:

 ¿De dónde vienen ustedes, señor?

“Somos mexicanos”.

La esposa insiste:

— ¿Qué dijo?

Pregunta de dónde venimos”.

Entonces el norteamericano exclama:

Mexicans! Estuve unos días allí hace tiempo. Magnifico país, estupendo clima y buenísima gastronomía, aunque tuve una experiencia un tanto negativa. Conocí a una mujer que era insoportable, no me dejaba en paz, no paraba de hablar, era lo más pesado que he conocido en mi vida, hablaba y hablaba como una cotorra. Es la peor experiencia de mi vida.

La dama cuestiona:

¿Qué ha dicho, cielo?

“Que te conoce”.

Autor: Ex marido.

 

Respuesta equivocada

Reúnen a todos los soldados en el patio del cuartel y forman una línea. El sargento ordena:

“El que tenga una navaja, dé un paso al frente”.

Uno de los soldados grita:

“Yo tengo una, mi sargento”.

El militar dice:

“Usted  se va a Hawái por una semana con todos los gastos pagados”.

Al siguiente día, el sargento vuelve a ordenar:

“El que tenga una navaja, dé un paso al frente”… y todos dan un paso al frente, a lo que el sargento exclama:

“Muy bien. Hoy, ¡TODOS A PELAR PAPAS!”.

Autor: Anónimo de la 11 Región Militar.

 

Regalo navideño

Un niño esperaba impacientemente que llegara Navidad para ver qué le regalaría su padre, pero no aguantó más y le preguntó directamente:

¿Qué me vas a regalar de Navidad?

“¿Qué te regalé el año pasado?”.

— Un globo.

“Pues este año te lo inflo”.

Autor: Niño en franca rebeldía.

 

Robo de casa

Meghan Panu es una residente de Missouri que en días pasados fue víctima de la delincuencia cuando le robaron su casa. Literalmente ¡EN ZERIO!, su vivienda fue localizada 30 millas de su domicilio, pues en realidad se trata de una construcción muy pequeña que ella misma hizo sobre una tarima de 6×2 metros. Y no es casa Geo.

El inmueble tenia valor sentimental para esta mujer, pues fue su tesis, por lo tanto, no pensó dos veces en hacer la denuncia en cuanto se percató del robo.

Días después las autoridades recibieron llamadas de personas que habían visto la casa arrastrada con grúa por el conductor de una camioneta gris. Así que pronto, quien hizo el daño optó por abandonar la casita que ya fue recuperada por su feliz dueña.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio