El inesperado regreso de Kevin Spacey

Foto: Internet
 
Espectáculoz lunes, 31 diciembre, 2018 12:00 PM

Valiéndose de la interpretación de Frank Underwood, su personaje en la serie “House of Cards”, Kevin Spacey reapareció luego que en octubre de 2017, el actor Anthony Rapp lo acusara de acoso sexual, Netflix lo despidiera y él se limitara a ofrecer “una disculpa sincera por lo que pudo ser un comportamiento alcoholizado”, además de elegir “vivir como un hombre homosexual” desde entonces y alejarse del medio.

Sin embargo, dicho cese culminó el 25 de diciembre de 2018, con la publicación del video “Déjame Ser Frank”, en el que en poco más de tres minutos, Spacey cuestiona al espectador desde una narrativa con doble trasfondo, sobre la postura que tomó ante el caso que para noviembre de ese año ya sumaba ocho testimonios similares y en esta Navidad trascendía con uno ante la fiscalía de Massachusetts.

“Por supuesto, algunos se lo creyeron todo y han estado esperando con el alma en vilo a que lo confiese, se mueren porque yo declare que todo lo dicho es cierto y que me merezco todo lo que ha pasado. ¿No sería sencillo? Si todo fuera así de simple… solo tú y yo sabemos que no es así de simple, ni en la política, ni en la vida. Pero tú no creerías lo peor sin pruebas, ¿verdad? Tú no te precipitarías a juzgar sin hechos, ¿lo harías?, ¿lo hiciste? No, no tú. Tú eres más listo que todo eso”, reta el histrión desde el tono sin escrúpulos del personaje, para luego sentenciar: “Si no pagué el precio de las cosas que ambos sabemos hice, seguro que no pagaré el precio por las cosas que no hice”.

El video que tiene implícita la búsqueda de empatía hacia Kevin Spacey, considerando que el próximo 7 de enero de 2019 comparecerá ante la justicia por el abuso sexual a un joven de 18 años, también juega con el espectador al señalar cómo desde la ficción del programa, valida lo políticamente incorrecto e incluso pide: “Van a decir que soy un irrespetuoso por no respetar las normas, como si alguna vez hubiera respectado las de alguien, pero nunca lo hice y te encantaba. En cualquier caso, a pesar de todas las tonterías, la animosidad, los encabezados, la impugnación sin juicio, a pesar de todo, a pesar de mi propia muerte, me siento sorprendentemente bien y mi confianza crece día a día en que pronto sabrás toda la verdad. Espera un minuto. Ahora que lo pienso, nunca me viste morir, ¿lo hiciste?”. Y cierra: “Las conclusiones pueden ser tan engañosas… ¿Me echas de menos?”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio