Un paseo con López Obrador: “tengo miedo, pero no soy cobarde”

FOTOS: cortesia / Ramón T Blanco V.- En camino con el presidenciable
 
Zoom Político lunes, 23 mayo, 2016 01:00 PM

 

Lo que invierte de tiempo Andrés Manuel López Obrador en discursar en sus apariciones públicas es casi el mismo que tarda en retirarse del lugar. No hay gente que no quiera tocarlo, darle cartas, bendecirlo. El reportero de ZETA va en la camioneta junto a AMLO, quien se dirige al aeropuerto de Tijuana en su visita a la ciudad. En una Suburban se abre lentamente paso por un mundo de gente: “Señor Obrador, no quiero que le pase lo de Colosio, cuídese”, un hombre le grita corriendo tras de él…

 

“No es un tema agradable, procuro no tratarlo”, confiesa López Obrador, luego de que ZETA pregunta si teme un atentado al igual que el ex candidato presidencial Luis Donaldo Colosio en 1994, precisamente en una visita a Tijuana. Su misma gente se lo dice.

“No es un tema agradable, procuro no tratarlo, lo evado porque no conviene, no es buen compañero de viaje”.

El fundador y dirigente de MORENA está montado de copiloto en el vehículo que lo lleva a tomar un vuelo rumbo a Tamaulipas, otro de los estados con mayor incidencia de alto impacto, azotado por el crimen del narcotráfico: “tengo miedo, pero no soy cobarde, ésa es la diferencia”.

Andrés Manuel acaba de terminar un mitin en el salón de los jubilados el viernes 13 de mayo en Tijuana. Se deja tocar, uno de sus inseparables lo comenta en voz baja: “eso lo mantiene con ánimo, el cariño de la gente”. No es exageración, a cada centímetro los curiosos se amontonan a su ventana para saludarlo.

De Enrique Peña Nieto, AMLO cree que su mala popularidad –el más bajo de su sexenio según las encuestas nacionales– es incluso muy generosa “porque debería estar más abajo, en el fondo, míralo así”.

"Está mal que yo lo diga, pero es necesario un liderazgo"

“Está mal que yo lo diga, pero es necesario un liderazgo”

Y luego remata: “hay que respetar a la autoridad que respeta al pueblo, el que no la respeta al pueblo, pues no debe ser tratado con tanto respeto”. Y más cuando la corrupción rodea a la figura presidencial: “sí se probó que Peña recibió esa casa de su contratista predilecto, de (Armando) Hinojosa, quien tiene 100 millones de dólares en el extranjero, que lava dinero de procedencia ilícita, y que recibe contratos del gobierno sin licitación. Que desde que estaba de gobernador Peña lo protege, que son socios, y no pasa nada”.

La camioneta avanza rumbo al aeropuerto, pasa por el semáforo de la 20 de noviembre y al lado una familia le grita fuera de la ventana y desde otro vehículo. Obrador levanta la mano y regresa a la entrevista.

Asegura que si no gana en 2018 la presidencia de la república no será candidato de nuevo: “tampoco voy yo a darle la razón, porque no la tiene, a la mafia del poder, que sostiene que soy un ambicioso vulgar o que estoy obsesionado con ser Presidente”.

Lo que sí asegura es que “todos ellos” (Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Miguel Ángel Mancera, Margarita Zavala, “El Bronco”, Rafael Moreno Valle, entre otros presidenciables) van a cerrar filas “para tratar de frenarnos”.

De Margarita Zavala y Calderón “son iguales…no creo que no se haya enterado de que su marido convirtió al país en un cementerio, y nunca dijo nada”.

Sobre todo, afirma, para poder hablar de combate a la corrupción, a la violencia: “No, no…no tiene desperdicio el cinismo de esta señora”, sentencia.

¿Y de Beltrones? El otro presidenciable, Obrador califica: “Sí, pero Manlio es corrupto, pero no se da baños de pureza. Ése es cínico…y los panistas son corruptos e hipócritas”.

Cámaras, micrófonos, banderas... y los de atrás alegando para ver

Cámaras, micrófonos, banderas… y los de atrás alegando para ver

—Siempre lo relaciona con el fatal final de Colosio, la gente se lo dice, le insisten mucho que se cuide, temen que le pase algo…

“No es un tema agradable, procuro no tratarlo, lo evado porque no conviene, no es buen compañero de viaje…como todo ser humano, tengo miedo, pero no soy cobarde, ésa es la diferencia. Vamos a seguir luchando bajo el principio, de que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”.

—Las encuestas lo ubican en primer lugar hacia 2018.

“Estamos muy bien”.

— ¿Hoy puede ser diferente? ¿Qué pudo cambiar en el sistema democrático?

“Que hay más gente que nunca. Hay más conciencia, la gente está harta, han abusado de la bondad del pueblo. La conciencia del pueblo se debe a la necesidad, a la pobreza, a la inseguridad, a la violencia. Si no existiera esta amarga realidad, aun con nuestra perseverancia, no sería lo mismo”.

—Del lado opuesto, Peña Nieto tiene los niveles de aprobación más bajos del sexenio.

“Sí, pero no tanto, porque debería estar más abajo, en el fondo. La gente todavía es muy respetuosa de la institución presidencial, porque nos lo han enseñado desde hace mucho. Desde luego hay que respetar a la autoridad que respeta al pueblo, el que no lo respeta, al pueblo, pues no debe ser tratado con tanto respeto. En el caso de Brasil, destituyeron a la presidenta”.

—Se lo iba a preguntar ¿se identifica con el caso?

“No, pero es importante comparar, Dilma no tiene una casa como la de Peña Nieto. No estoy diciendo que sea inocente, pero en el caso de México sí se probó que Peña recibió esa casa de su contratista predilecto, de (Armando) Hinojosa quien tiene 100 millones de dólares en el extranjero, que lava dinero de procedencia ilícita, y que recibe contratos del gobierno sin licitación. Que desde que estaba de gobernador Peña lo protege, que son socios, y no pasa nada”.

— ¿Qué falta entonces, Andrés, para que suceda algo?

“Acabar con la corrupción y con la impunidad, para eso es el cambio”.

—Pero pareciera que usted tiene la responsabilidad, casi la obligación de hacerlo.

“De todo un pueblo”.

"Hay que respetar a la autoridad que respeta al pueblo"

“Hay que respetar a la autoridad que respeta al pueblo”

— ¿Pero sus simpatizantes a usted lo ven como el único?

“Está mal que yo lo diga, porque puede parecer vanidad, pero es necesario un liderazgo. Ahora que se requiere la transformación, se necesita un dirigente, si queremos acabar con la corrupción, si queremos atacar el principal problema: la corrupción y la impunidad. Si queremos eso, se necesita un liderazgo”.

— ¿Y no hay otra forma de ejercerlo que no sea por medio de las urnas?

“No, va a ser por las urnas…yo no creo en la vía armada, en vez de destruir el autoritarismo lo perpetúa”.

—Pero tampoco hay Presidente que aguante 3 millones de personas afuera de su oficina.

“Movilización ciudadana, sin violencia. Eso es lo que quiere la mafia del poder, que nosotros perdamos la cabeza y nos confrontemos, porque ellos tienen nada más la fuerza bruta, no tienen la razón.

“Sí se puede, nada más que se requiere de mucho trabajo, y eso es lo que estamos haciendo, la gente va a saber aprovechar la oportunidad histórica de 2018, y que la tercera va a ser la vencida (risas)”.

— ¿Y no hay cuarta mala?

“No, no, no. Es el 18”.

—Es ahora o nunca.

“Sí. En mi caso, sí, es el 18; yo no podría seguir como candidato. Tampoco voy yo a darle la razón, porque no la tiene, a la mafia del poder, de que un ambicioso vulgar o que estoy obsesionado con ser Presidente. El 18 es una fecha decisiva, porque se va a elegir el proyecto de nación que queremos los mexicanos.

“Estoy muy consciente que el jefe de la mafia en el poder es (Carlos) Salinas, y que él se entiende con gente del PRI, con gente del PAN; él es el jefe de jefes, él tiene simpatías por Osorio Chong, por Manlio, por Videgaray”.

—Que serían sus adversarios en algún momento…

“Por Meade, por Nuño, por la señora Margarita, la esposa de Calderón. Por Mancera, también lo ve con buenos ojos. El Independiente, entre comillas, del pueblo, y no de la mafia, no de Salinas: tú sabes ‘El Bronco’ declaró…me dio mucha risa porque lo cacharon salir de una reunión con Salinas y dijo que se habían encontrado en el banco, y que habían hablado como dos minutos. Todos ellos, el gobernador de Puebla, Moreno Valle, todos ellos, en su momento, porque así nos lo hicieron en 2006 y en 2012, van a unirse en contra de nosotros, cierran filas, toda la mafia del poder, sin distinción de partido. Eso es todo”.

"Me dicen exageradas con Salinas", ¡no!"

“Me dicen exageradas con Salinas”, ¡no!”

—Pareciera darle mucha importancia a Salinas, que es como un cerebro casi omnipotente…

“No, es un hombre muy perverso, más de lo que la gente imagina. Me lo han dicho otros, así como tú, ‘ya alucinas a Salinas’. Acaba de cumplir años Diego Fernández de Cevallos, ¿quiénes estuvieron en la comida? Carlos Salinas de Gortari, su hermano Raúl Salinas; Felipe Calderón, Carlos Navarrete, etcétera. Estaban en ese festejo, es como para hacer una redada, un operativo, y decir ‘aquí los agarramos a todos juntos’, al bote. Me dicen ‘exageras con lo de Salinas’, ¡no!, su concuño, esto no lo sabe la gente, ¡es el director de PEMEX! Su sobrina es la de Relaciones Exteriores, y si ves el gobierno de Peña, la mayoría son salinistas: el de Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, salinista. Detrás de Aurelio Nuño, Granados, Roldán, es un subsecretario de Educación Pública, y fue secretario de Comunicaciones de Salinas, gobernador de Aguascalientes. No, no, no, está metido en todo”.

—Aprovechando el tema de 2018, Margarita Zavala es otra que, según las encuestas, está en el terreno. ¿Está pagando los platos rotos de su esposo o la tiene en la misma categoría que Calderón?

“Son iguales, o sea, yo respeto mucho a la señora, pero no creo que no se haya enterado de que nos robaron la Presidencia en 2006, y que ella participó, que es cómplice, y no creo que no se haya enterado de que su marido convirtió al país en un cementerio, y nunca dijo nada. Ahora, como buena panista, con todo respeto, hipócrita, está diciendo ‘el problema de México es la corrupción, el problema de México es la violencia…’. No, no…no tiene desperdicio el cinismo de esta señora”.

Se amontonan por el saludo, y no lo dejan salir

Se amontonan por el saludo, y no lo dejan salir

—Y ahora Manlio Fabio Beltrones es también el apostador para 2018, será su adversario.

“Sí, pero Manlio es corrupto, pero no se da baños de pureza. Ése es cínico. Como decía Fidel Velázquez: ‘Soy charro y qué’. Los panistas son corruptos e hipócritas, la verdadera doctrina de los panistas es la hipocresía”.

—Muchas gracias.

 

 

 

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio