Doña Rosario Marín


 
Opinionez lunes, 4 abril, 2016 12:00 PM

Los Donez

 

 

 

 

Tijuana Innovadora es un gran faro iluminando mundialmente nuestra querida ciudad. En las distintas celebraciones, la calidad de los exponentes ha conquistado plenamente a la audiencia.

En ese espacio tuve la enorme oportunidad de asistir a la conferencia magistral de Doña Rosario Marín. “Les ruego me escuchen con el corazón”, nos dijo de entrada y así sucedió desde el primer instante, en que nos embelesó con su brillante, sencilla y dolorosa oratoria en la que desnudó su alma, su vida y su increíble travesía hacia el éxito profesional y la superación personal.

Resumir que fue la cuadragésima primera Tesorera de los Estados Unidos de Norteamérica –la única mexicana en la historia en obtener el cargo– resulta en principio solo el corolario de una trayectoria entregada al estudio, la lucha, el esfuerzo supremo y la ascendente constante.

Recientemente galardonada, en el marco del Día Internacional de la Mujer, por el Senado de la República Mexicana, con el reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto 2016”, ahí dio muestra de su férrea entereza cuando defendió, como nadie lo ha hecho hasta hoy, a los migrantes habitantes de la Unión Americana que han sido atacados de forma constante por un miembro de su partido que aspira a ser presidente y que ella señaló valientemente como una verdadera aberración, para la nación que le dio cobijo, esencia, formación y destino. Llega de la mano de sus progenitores con tan solo 14 años a su nueva casa en Huntington Park, California, una ciudad con menos de 100 mil habitantes, 99% de ellos hispanos, donde fundan un nuevo hogar tratando de desarrollarse, con grandes limitaciones, ya que no hablaba ni “pizca” de inglés y tuvo que batallar durante años con el idioma y posteriormente con una larga carrera de 7 años para obtener el título de Administradora de Negocios por la Universidad Estatal de California en Los Ángeles.

Doña Rosario obtiene un puesto de asistente en el City National Bank en Beverly Hills, escalando arduamente hasta ocupar la Vice-Presidencia del banco a la que se ve obligada a renunciar al nacer su bebe Erick con síndrome de Down, descubriendo inmediatamente su infinita vocación por servir.

Funda “Fuerza”, institución para atender niños latinos con capacidades especiales que obtiene el premio “Rose F. Kennedy” por la ONU e inicia su labor política como Concejal y posteriormente como Alcaldesa. De ahí el resto es historia, alcanzando el reconocimiento total de la administración Bush, que la catapulta al lugar más alto de su gestión.

Doña Rosario Marín, ha forjado una labor que dará mucho de qué hablar y escribir en los próximos años, convirtiéndose en una de las voces más respetadas por su inmaculado desempeño, llenando de orgullo a aquellos que desde su País de origen le admiramos por su real gallardía y la fortaleza de sus acciones en favor de la comunidad.

Añoranzas: “No era brillante, realmente era fosforescente”, señalo Doña Guadalupe Loaeza. Las tres ocasiones que me recibió en su casa como magnífico anfitrión, son un tesoro que guardaré hasta la posteridad para honrar la prodigiosa memoria de Don Fernando Solana Morales, hombre excepcionalmente de Estado.

Hasta siempre, buen fin.

 

Carlos Mora Álvarez, es orgullosamente tijuanense. Ha sido servidor público y dirigente empresarial. Actualmente es Presidente Ejecutivo del Consejo Estatal de Atención al Migrante. Comentarios y sugerencias: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio