¿Aún estamos a tiempo?

foto: Internet/Ineficiencia del gobierno de Mancera
 
Opinionez lunes, 18 abril, 2016 12:00 PM

Me imagino que gobernar un lugar tan grande como la Ciudad de México no debe ser un asunto menor, las complejidades son mayúsculas máxime que somos más de 8 millones de habitantes y en la zona metropolitana (DF y 60 municipios conurbanos) más de 22 millones.

Tomar decisiones debe ser complicado pero equivocarse debe ser peor. El caso del programa “Hoy no circula” es un claro ejemplo.

Cuando surgió este programa en 1990 existía un padrón vehicular de aproximadamente 2 millones de automóviles, en ese momento ya había un serio problema de contaminación por lo cual la medida aparentemente fue correcta. Pero, ¿qué fue lo que pasó en 26 años que hoy el tema está a debate por las medidas ahora más estrictas como el “Doble Hoy no Circula” así como la decisión que todo carro deje de circular mínimo dos días al mes? Lo que sucedió se agrupa en dos palabras contundentes: ineficiencia de los gobiernos en turno y corrupción.

Es increíble pensar que el gobierno capitalino no se haya dado cuenta del crecimiento en los niveles de contaminación en estos años. No es creíble ni justificable que en todo este tiempo no se hayan podido reunir los gobiernos estatales vecinos junto con el DF para definir políticas públicas claras y contundentes para evitarnos lo que actualmente nos está pasando.

Un ejemplo: en el 2014 el padrón vehicular ya oscilaba en los 8 millones de autos en circulación, la interrogante es entonces ¿cuáles fueron las medidas que se tomaron paulatinamente? La respuesta es clara: ninguna o al menos ninguna que sea eficiente.

El trasporte público es terrible como muchos lugares del país, los microbuses son viejos y en pésimo estado, basta salirse de la zona de Reforma e Insurgentes para darse cuenta de la situación. Quien se ha subido a un microbús sabe lo que es vivir un aventura que millones de citadinos lo padecer todos los días: mal estado, inseguros, choferes que se pelean por el pasaje como si trajeran mercancía, parque vehicular altamente contaminantes, etc. Los sindicatos en contubernio con las autoridades responsables lo han propiciado.

El Metro y el Metrobús son insuficientes. En el caso del Metrobús es limitada su capacidad, he escuchado a los defensores de no utilizar el coche, que son felices con el Metrobús, seguro solo recorren una línea y no tienen hijos en edad escolar que llevar todas las mañanas y muchos menos recogerlos, sus expresiones son como una nueva modalidad del “hípster” que lo denomino el “hípsterbús”, o sea aquellos que se les hace “cool” moverse en Microbús y con eso creen aportar mucho.

Los que dejamos de usar coche fastidiamos a los que con mucho esfuerzo y desde las primeras horas del día toman algún medio de transporte público. No hay capacidad para todos, esa es la realidad.

La corrupción en los llamados verificentros es lamentable, ahí está gran parte del problema. Diversos estudios nos arrojan que infinidad de vehículos con emisiones por arriba de lo normal pasan la revisión con solo una “mochada”. Es una gran contradicción que los verificentros estén “contaminados” de ilegalidad.

Estoy a favor de medidas que tengan como propósito reducir los niveles de contaminación, como ciudadano y padre de familia aspiro a vivir en una mejor ciudad.

Estoy convencido que se debe realizar de manera integral, un plan bien definido con metas y evaluaciones permanentes, encabezados los esfuerzos por expertos y no por funcionarios de escritorio dueños de placas de taxis o micros.

Basta de decisiones inútiles, ojalá y otros estados “pongan sus barbas a remojar” antes que la realidad los supere como es el caso de la ahora llamada Ciudad de México.

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se ha desempeñado como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal así como como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro [email protected]

 

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio