Los renglones torcidos de Dios


 
lunes, 8 septiembre, 2014 03:00 PM

Un accidente automovilístico, una tragedia ocurrida al grupo musical Los Freddy´s, terminó en un encuentro con Cristo, con Dios. En medio del ruido del mundo, de las guerras, del infortunio humano, crímenes, malas noticias, escuchar a los Freddy´s pero en cristiano, es admirable. No hace mucho Alberto Cortez, cantautor argentino, como se dice “vivió para contarla” y de ahí nació su disco titulado “Fe”. Lo mismo sucedió al borde de la locura y esquizofrenia al brasileño Nelson Ned. En su juventud ya había interpretado algún canto religioso como el dedicado a “La Biblia”. Los demás temas románticos. Mientras en América Latina se “convertían” artistas y cantantes, lo mismo sigue sucediendo en Estados Unidos o Europa. Kenny Rogers, Lionel Ritchie, Eros Ramazotti, el vocalista de Earth Wind and Fires, Cat Stevens. En la región en una lucha clara contra las adicciones del alcohol y las drogas, la falta de sentido de la vida y el vacío existencial, Cristo, el amor de Dios, ha venido a llenar el corazón de músicos como Los Epson (Agua Prieta, Sonora), Los Búhos de Mexicali, Artemio, vocalista de Los Muecas, Los Pasteles Verdes, y en fecha reciente los admirables Freddy´s de Guadalajara, quienes se accidentaron, y entre los más graves estuvo Arturo Cisneros, vocalista, que ahora ha reinventado sus cantos originales como “Es mejor decir adiós”, que ahora canta “Es mejor servir a Dios”. Es muy común en el lenguaje popular hablar de los renglones torcidos de Dios para referirse al poder seductor de Jesús, de Dios, de Cristo, de la Fe. Músicos hay que cantan y le han cantado a Dios en nuestro siglo. Pero “convertidos”, ah… eso es otra cosa. Quizás podríamos decir que de las 99 ovejas, ahí entrarían cantautores como José Luis Perales, Roberto Carlos, Joan Manuel Serrat, Bono y los U2. Pero convertidos pues había que buscarlos porque son muy especiales. Y creo que aquí entran Los Freddy´s. Como ellos Nelson Ned volvieron a cantar románticas, cosa que hacía excelentemente, pero escuchar a estos profesionales alabar a Dios, es una delicia porque no perdieron la esencia o su identidad musical. De Roberto Carlos, que ha perdido dos esposas por el cáncer. Aunque siempre le identifican con La Montaña, Jesucristo o Amigo. Hay que reconocer que año con año, en cada nuevo disco o producción, no sólo dedica una canción tradicionalmente a Jesús, sino que incluye cantos a María Madre de Jesús. Intercala entre sus cantos a Dios o la Virgen  sus temas ecológicos y románticos, por su puesto. Las tragedias u accidentes en nuestra vida no tienen por qué ser algo sinsentido. Ojalá que no ocurriesen tragedias que lamentar, pero así son los renglones torcidos de Dios o mejor dicho Dios escribe en renglones torcidos.   Germán Orozco Mora reside en Mexicali Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio