Los Arzate, buscados por Estados Unidos

Fotos: Archivo.- René Arzate García - Alfonso Arzate García - José Luis Mora Zamora - Israel Vergara Galindo
 
Edición Impresa Lunes, 4 Febrero, 2019 01:00 PM

Como integrantes del Cártel de Sinaloa encabezado por Ismael “El Mayo” Zambada, los hermanos René y Alfonso Arzate están acusados de surtir y traficar marihuana, cocaína y metanfetamina, junto a células de traficantes del sur de California. Los expedientes en su contra permanecen cerrados, pero existen órdenes de aprehensión con fines de extradición. La justicia federal le negó amparo a “La Rana”, y al mismo tiempo, dejó en libertad a Israel Vergara Galindo “El Marquitos”, identificado como uno de sus sicarios asociados

Acusado junto a otras 117 personas, e identificado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) como “…un miembro de alto rango del Cártel de Sinaloa a cargo del tráfico de drogas en el norte de Baja California, René Arzate García está acusado de conspirar para importar una gran cantidad de marihuana a los Estados Unidos (…) y  es sospechoso de coordinar y hacer cumplir órdenes de múltiples asesinatos y secuestros entre otros operativos violentos”.

La acusación indica que “…iniciando en una fecha no especificada, y continuando  e incluyendo al 25 de julio de 2014, en el distrito sur de California y otros lugares, el demandando René Arzate -García alias ‘La Rana’, ‘El Papá’, ‘El General’, ‘El Apá’, conspiró a sabiendas e intencionalmente con otras personas conocidas y desconocidas para el Gran Jurado, para importar 1000 kilogramos y más de marihuana violando subsecuentes secciones del título 21  de Código de los Estados Unidos. Básicamente lo acusan de importar y exportar sustancias controladas, y de conspiración”.

Los cargos contra René Arzate forman parte de un juicio seguido en tres partes contra Ismael “El Mayo” Zambada y 117 de sus operadores criminales, entre los cuales se incluyen los hijos del capo y líderes delictivos de la organización en la frontera de México con California.

La investigación que los oficiales de la Oficina de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) bautizaron como operación “Narco Polo”, inició a finales de 2011 y se enfocó en una célula criminal con base en Oceanside, National City y Chula Vista, California, la cual recibía cocaína, marihuana y metanfetamina que era cruzada desde Tijuana.

En noviembre de 2012 fincaron cargo contra los principales socios de Los Arzate en San Diego: Miguel Iram Quiroz Pérez, quien fue capturado hasta enero de 2015, y José Luis Iglesias, considerado prófugo.

De acuerdo a los expedientes en posesión de la Fiscalía del Distrito Sur de San Diego, las células de Quiroz e Iglesias recibían la droga de sus proveedores René y Alfonso Arzate.

LOS OPERADORES DE “LA RANA”

El mencionado expediente detalla que en septiembre de 2013 la investigación detectó a Alfonso Arzate García “El Aquiles” y a su hermano René Arzate García “La Rana” como líderes de la operación criminal en la plaza de Tijuana y concentró sus esfuerzos en acreditar la participación de éstos en el tráfico de droga a San Diego.

También explica que pudieron ubicarlos tras detectar la actividad criminal de dos de sus secuaces con residencia en Tijuana.

  1. José Luis Mora Zamora.- Asesinado en Tijuana la mañana del 5 de enero de 2019. Estaba acusado y con orden de aprehensión en Estados Unidos por tráfico de cocaína. Los primeros indicios de su actividad criminal se acreditan en el expediente en septiembre de 2013, y aseguran, era asistido en los delitos por varios integrantes de su familia.

Ejecutan en SLRC al “Junior”, antiguo lugarteniente del CAF

 Tras ser detenido y liberado por el asesinato de tres agentes de la Policía Ministerial que investigaban un crimen, “El Junior” mantenía un bajo perfil pese a que hace alrededor de 15 años era uno de los lugartenientes del Cártel Arellano Félix en Mexicali.

La noche del 30 de enero fue asesinado cuando descendía de su vehículo sobre la calle 15 y callejón Carranza, en la vecina localidad de San Luis Río Colorado, Sonora, donde se había refugiado desde hace varios años.

Una cámara de vigilancia en un local de la zona captó el momento en que los matones emparejaron su vehículo hacia la víctima y abrieron fuego en reiteradas ocasiones, terminando con su vida a los pocos minutos.

En 2015, fue detenido por la Policía Estatal Investigadora de San Luis Río Colorado, pero en noviembre de 2018 recobró la libertad gracias a la decisión de un juez federal, por lo que se presume había regresado a su actividad criminal en aquel municipio.

José Luis Cárdenas López, conocido como “El Junior” fue uno de los implicados en el homicidio de tres agentes de la Policía Ministerial del Estado en 2001, de nombres Rodolfo Camarena Medel, Víctor López López y Raúl Inzunza Domínguez, los cuales investigaban un caso.

Al “Junior” también se le relacionó con el asesinato de Enrique Harari García, hijo del ex director de la Policía Federal, Enrique Harari Garduño “El Funy”.

Se desconocen los motivos del asesinato, pero evidentemente se presume que se debió a su actividad criminal.

Mora fue acribillado en compañía de su esposa frente al puesto de mariscos El Güero en Paseo Playas, Sección Costa Hermosa de la delegación Playas de Tijuana. Les dispararon en 17 ocasiones con un rifle R-15. La familia tenía registrados 24 autos de reciente modelo.

Aunque el gobierno de Estados Unidos lo tiene registrado como lugarteniente de Los Arzate, del 2011 hasta el 25 de julio de 2014, de acuerdo a las versiones dadas por los miembros de su familia a las autoridades locales, lo apodaban “El Cabo 23” y formaba parte de la célula de Juan José Pérez Vargas “El Piolín” del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Lo mataron porque no quiso regresar con Sinaloa a la célula de Los Uriarte y por no aceptar entregar a  Merio Delval Barocio “El Cabo 33”,  del CJNG.

  1. Israel Vergara Galindo “El Marquitos”.- Sicario liberado por el Poder Judicial Federal el 20 de diciembre de 2018, con sentencia absolutoria. En Estados Unidos tiene abierta la acusación con número de caso 13-CR-3574-DMS.

Es un ex policía municipal de Tijuana y  miembro del crimen organizado identificado por las autoridades  locales desde finales de los años noventa. Inició su actividad delictiva en el Cártel Arellano Félix (CAF), pero terminó con ese grupo cuando estaba bajo el mando de Juan Sillas y Fernando Sánchez Arellano.

Se cambió a Sinaloa el 31 de octubre de 2011, después que informó a las autoridades y a los hermanos Arzate dónde elementos del CAF tenían secuestradas a la hermana y sobrina de Ismael “El Mayo” Zambada en Tijuana.

Con varios cargos por secuestro y homicidio en Baja California, fue detenido el 8 de octubre de 2013 pero la entonces Procuraduría General de la República (PGR) decidió procesarlo en lo federal. Fue enjuiciado por cinco años, declarado inocente de los cargos federales y liberado el mes pasado.

Ejército, Marina y Policía Federal para contrarrestar homicidios; operativo es parte de la Guardia Nacional

Tras el incremento de homicidios registrados en Tijuana en los últimos días -la cifra llegó 2 mil 518 víctimas a lo largo de 2018-,  el Presidente de México, Andrés López Obrador, expresó en su conferencia matutina del jueves 31 de enero que para disminuir el índice delictivo se está instrumentado un operativo especial que forma parte de la Guardia Nacional.

“En el caso de Tijuana se está instrumentando un plan especial porque crecieron mucho los homicidios, ya estamos actuando, eso es parte de la Guardia”, expresó.

En este esfuerzo conjunto, Ejército, Marina y Policía Federal buscarán coordinación para que participen las policías Municipal y Estatal, a razón de que “lo que nos importa es la seguridad pública”.

A unas horas de concluir el primer mes de 2019, en Tijuana se registraron 216 homicidios dolosos, cantidad que supera el mismo periodo del año pasado, cuando se dataron 191 víctimas.

Aquí una relación de los sucesos violentos del lunes 28 al jueves 31 de enero.

Foto: Cortesía

Lunes 28. Alán Miguel Barreto Rey, de 26 años de edad, fue asesinado de tiros en Ampliación Loma Bonita.

Martes 29. Un desconocido de 25 años fue ultimado a balazos en Las Torres; Antonio Muñoz Granados, de 52 años, fue herido de bala en el rostro y su cuerpo quedó tendido en la vía pública en Rancho Las Flores. En Loma Bonita se desató un tiroteo que dejó como saldo una persona muerta y otra herida en el abdomen. El occiso llevaba por nombre Jairo Colón Muñoz, de 21 años. Con huellas de violencia producidas por arma de fuego, fue localizado el cadáver de un masculino de 35 años en Baja Malibú. Abel Varela Vega, de 42 años, murió en el Hospital Guadalajara tras los tiros que le propinaron en el tórax. Con una lesión en la región cefálica fue hallado el cuerpo de Edgar Rosalío Lizárraga Flores, de 31 años, en la colonia Reforma.

Miércoles 30. En el Hospital General murió Miguel Díaz Chávez, de 23 años; la víctima ingresó con heridas producidas por proyectil de arma de fuego. En el mismo nosocomio fallecieron Félix Hernández Cendejas, de 25 años, quien fue atacado a balazos en la Buenos Aires y Daniel Valdez Gómez, de 45 años, agredido por arma de fuego en Zona Centro. En Reacomodo Sánchez Taboada fue ejecutado Pablo Corona Sandoval, de 37 años. Un desconocido de 45 años, fue ultimado de por lo menos cinco tiros cuando se encontraba en el interior de un edificio abandonado en calle Francisco I. Madero. En el interior de un edificio en Infonavit  Presidentes, una pareja de desconocidos fue privada de la vida a  balazos. En la Clínica Número 1 del IMSS,  Christian Daniel Leyva Pérez, de 25 años, pereció por lesiones por arma de fuego. En el interior de una vivienda de Calle Nogal de la colonia Las Torres fue asesinado un desconocido. “Así van a quedar todos los putos que no estén de este lado. Atte CDS”, fue el mensaje que dejaron escrito con letras en una cartulina, junto al cuerpo sin vida de un desconocido a bordo de un vehículo abandonado en Puerta del Sol.

Jueves 31.  En El Pípila, un sujeto fue asesinado de un tiro en el abdomen. En Los Venados se encontró el cadáver de un masculino envuelto en una cobija; testigos refieren que los presuntos responsables se retiraron a bordo de un vehículo color rojo. En Santa Fe segunda sección, un hombre fue ejecutado a balazos al interior de un taxi.

En lo que va del año, Baja California registra 258 crímenes; Tijuana encabeza la cifra con 216 víctimas, seguida de Ensenada (17), Mexicali (10), Rosarito (9) y Tecate (6).

“EL AQUILES” CON “LOS ÁNTRAX”

La acusación señala a Alfonso Arzate y decenas de sus asociados delictivos de traficar a  Estados Unidos, 652 kilos de metanfetamina, mil 343 kilos de cocaína, 12.2 toneladas de marihuana, 53 kilos de heroína, 5 mil 500 pastillas de oxicodona y más de 14.1 millones de dólares en ganancias resultado de la venta de drogas.

La traficaron por China. Australia, Gran Bretaña, Filipinas, Canadá, Colombia y México. Y la introdujeron en la Unión Americana vía San Diego, Los Angeles, Riverside, San Bernardino y San Francisco en California; Chicago, Illinois; Detroit, Michigan; además de Nevada, Texas, Delaware, Kentucky,  Carolina del Sur y Nueva York.

Fechada en septiembre de 2013, la acusación con el número de caso 14CR0722-DMS presenta a “El Aquiles” como coacusado; como cómplices, Jesús Quiñonez Flores “El Chiquillo Ántrax”, asesinado a balazos en diciembre de 2014, y Rafael Guadalupe Núñez Félix “El Changuito Ántrax”.

Núñez Félix fue capturado por elementos de la Secretaría de Marina el 13  noviembre de 2014 en Culiacán, Sinaloa, en un operativo que incluyó la aprehensión de otros tres lugartenientes del Cártel de Sinaloa y de Ismael Zambada Imperial “El Mayito Gordo”, hijo de Ismael Zambada.

El joven Zambada espera la extradición a Estados Unidos desde noviembre de 2015. En tanto, “El Changuito Ántrax” se escapó del penal de Aguaruto el 20 de marzo de 2017, mientras seguía el trámite de la  extradición.

La acusación que incluye a Alfonso Arzate, forma parte de una investigación que siguió las actividades delictivas de 60 presuntos traficantes, incluidos los hijos de “El Mayo Zambada” y Alfonso Limón Sánchez, principal proveedor de cocaína de parte del Cártel de Sinaloa, quien fue detenido y  escapó en los mismos operativos que el “Changuito Ántrax”.

Según el documento, “los agentes estiman que esta célula es responsable de distribuir aproximadamente la tercera parte de la metanfetamina que circula en el Condado de San Diego”.

EL ASESINADO “ATLANTE”, PARTE DE LA MISMA OPERACIÓN

Alfonso Lira Sotelo fue identificado como traficante del Cártel de Sinaloa por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California desde 2010, asentado en Tecate. Compartía sus actividades criminales con sus hermanos Javier y Delia. Acusado de una serie de delitos federales, fue capturado el 16 de  septiembre de 2014 en Zapopan, Jalisco, pero en noviembre de 2017 fue liberado. Con detractores al interior de Sinaloa, regresó a las actividades criminales y fue asesinado el 13 de septiembre de 2018 en Culiacán.

En 2015 fue acusado por el gobierno de Estados Unidos de formar parte de las células que servían a Ismael Zambada. En septiembre de 2016, a través del Departamento del Tesoro, se ordenó el congelamiento de los bienes de los hermanos Lira Sotelo en aquel país. Ello no impidió que sin mayores consecuencias, Alfonso fuera liberado a finales de 2017.

De acuerdo a la acusación, las actividades delictivas de Lira estaban acreditadas desde 2005 hasta 2014, en sociedad criminal con Eliseo Imperial Castro “El Cheyo Ántrax” y Alberto Meza Zazueta “El Danone”, implicados en tráfico de metanfetaminas, cocaína y marihuana. Además, los acusaron de lavado y tráfico de dinero producto de la venta de droga.

EXPEDIENTE CONFIDENCIAL

En lo referente a los crímenes particulares de los cabecillas del Cártel de Sinaloa en Tijuana, este expediente aún se mantiene sellado. El texto únicamente detalla que los delitos contenidos en la acusación con número de caso 14CR2122DMS derivan de:

* Escuchas telefónicas “…de treinta (30) a 100 (100) líneas telefónicas pueden haber estado sujetas a vigilancia (intervención)”

* Incluyen “información y documentación en posesión de leyes extranjeras que se obtuvo como resultado de cualquier investigación conjunta o cooperación interinstitucional entre los Estados Unidos y México”

* De hechos probados y acreditados por la fiscalía, relacionados con el tráfico de mil kilos de marihuana, actividades que forman parte de la transacción criminal señalada en el expediente

En la acusación advierten que de acuerdo a la Sección 853 del Título 21, si resulta responsable de los delitos y es condenado a más de un año de prisión, será sujeto a la confiscación de “…cualquier propiedad que

constituyen, o derivado de cualquier producto la persona obtiene, directa o indirectamente, como resultado de sus felonías alegadas en el mencionado expediente”.

De acuerdo al volante de “Se Busca”, publicado por el FBI, René Arzate es considerado armado y peligroso. “… el 25 de julio de 2014, el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de California emitió una orden de arresto federal” en su contra.

LOS ARZATE EN SINALOA

Aunque mantienen el control criminal en la zona costa de Baja California mientras sostienen una pugna territorial con una fracción del Cártel de Sinaloa que se escindió y se pasó al CJNG,  como cabecillas criminales, los Arzate García tienen residencia en el Estado de Sinaloa.

“Alfonso Arzate, sobre quien pesa una orden de aprehensión por secuestro en la Procuraduría estatal, no viene a Baja California, se contacta con sus operadores por medios electrónicos; René Arzate -quien no tiene órdenes de aprehensión en México- sí hace vistas esporádicas al Estado”, detalló un investigador federal.

Sin embargo, ninguna autoridad mexicana ha procedido en su contra.

“Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP”

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio