Agonizan municipios con nóminas abultadas

Foto: Antonio de Jesús Cervantes G.
 
Edición Impresa Martes, 8 Enero, 2019 01:00 PM

Los ayuntamientos de La Paz y Los Cabos,

advierten de “limpia”  en los gobiernos, y

un alto al despilfarro.  Como medida de

austeridad se implementa reducción de

sueldos y la propuesta de fusionar

dependencias

“Solamente para la nómina se ocupan 46 millones de pesos al mes, más otros 30 millones de pesos para las prestaciones de fin de año, pero hemos tenido una gran respuesta de la ciudadanía en el cobro del Predial. Quiero exhortar por este medio para que los ciudadanos acudan y nos puedan dar su confianza, para poder atender las responsabilidades del Ayuntamiento y estos compromisos”, externó Rubén Muñoz Álvarez, alcalde de La Paz.

En la capital del estado, extraoficialmente se hablaba de una depuración en el personal de confianza, así como el reacomodo de los sindicalizados, según la necesidad de la administración municipal.

El “día negro” ocurrió. Alrededor de 250 trabajadores que llegaron en la administración del panista Armando Martínez Vega y algunos pocos que sobrevivieron a la limpia que se hiciera de los “amigos” de Esthela de Jesús Ponce Beltrán y Francisco Javier Monroy Sánchez, fueron despedidos.

A inicios de su administración, Rubén Muñoz Álvarez advirtió sobre la limpia de empleados, ante irregularidades en la nómina.

“Tenemos que revisar dónde están, hay personas que no aparecen, no les puedo llamar aviadores, no me gusta adelantar términos que no tengo en la claridad de la información, lo que me estaban reportando es que tenemos tres mil 250 trabajadores. Cuando nos dieron la información preliminar y resulta que son unos pocos más. El número que traemos ahorita ya rebasa los tres mil 700 trabajadores”, expuso el alcalde paceño.

La información que aparece en el portal de transparencia del XVI Ayuntamiento de La Paz indica que el número de colaboradores municipales asciende a 3 mil 218 empleados, datos actualizados hasta el 21 de abril del 2017. En nómina aparecen empleados que cobran desde los mil 270 pesos y 86 centavos al mes y hasta 79 mil 534 pesos y 46 centavos que se embolsaba en ese entonces el ex alcalde panista, Armando Martínez Vega.

Con la reducción salarial que ha propuesto el alcalde actual, Rubén Muñoz Álvarez, su sueldo pasó de los 80 mil pesos, a los 50 mil mensuales, como parte de la austeridad municipal.

“Estamos haciendo un proceso gradual con las medidas de austeridad que hemos impulsado, hubo una muy importante reducción de sueldos y salarios en el caso de la mayoría de los funcionarios de más del 30%. En el caso de síndico y regidores, más del 50 por ciento; y con ese ejemplo vamos a comenzar gradualmente a resolver el problema financiero municipal”, indicó el alcalde.

Otro de los propósitos para este 2019, es que el recurso que ingresa al municipio no todo se vaya a la nómina, es decir, que quede algo de ingreso para poder atender las demandas ciudadanas en servicios.

“Se iban 81 centavos de cada peso, ahorita queremos llegar a 60 centavos de cada peso; que sea solamente el 60% del total de la nómina, estamos en ese proceso”, advirtió Muñoz Álvarez.

Aunque se tiene conocimiento de un despido masivo en la administración municipal de La Paz, el alcalde fusionó ciertas áreas municipales como una alternativa.

 

En la Paz se analiza la depuración del personal, incluso de personal policial que no cumple el perfil en seguridad, pero reutilizarlo en áreas administrativas para reforzar la atención al ciudadano sin tener que contratar a más empleados que abulte la nómina

“Vamos a hacer un proceso de reestructuración, vamos a reducir estructuras, fusionar áreas, vamos a establecer la política de austeridad que propone Andrés Manuel. Por decirte una de las muchas que estoy analizando es Oficialía Mayor y Tesorería para crear una nueva Secretaría de Planeación que tenga menos estructuras y mandos medios”, refirió el alcalde paceño.

Apuntó que son tres puntos primordiales para que el Ayuntamiento de La Paz recobre su solvencia, tales como:

Reducción de mandos medios y directivos, fusionando estructuras

Disminución de sueldos y salarios;

Revisar padrón de empleados, ya que algunos cobraban en el Ayuntamiento y no laboran.

 LA PAZ CON ESPERANZA
No sólo se trata del despido de personal municipal, sino que hay la necesidad de revisar cada una de las cuentas, los endeudamientos pasados mantienen sumido al XVI Ayuntamiento de La Paz. Actualmente se deben más de dos mil 300 millones de pesos, por conceptos de FOVISSSTE, INFONACOT, CONAGUA, adeudos que han sido heredados por administraciones, sin embargo, más de mil 100 millones de pesos fueron la herencia de Armando Martínez Vega.

Los graves problemas financieros que actualmente padece la administración municipal, están bajo investigación. La lupa del alcalde de fracción morenista ya detectó movimiento inusual en la nómina, en los recursos y de inmediato salió a la luz pública a informar “que no andará con rodeos”, pues habrán de rendir cuentas quienes hayan abusado del erario público.

“Un número de citatorios que determinó la Auditoría Superior de la Federación, estos citatorios les corresponde definirlos, en tiempo y forma, a los integrantes de la ASF. Comentamos que había desde 2014 la no aprobación de las cuentas públicas del ayuntamiento, pero eso era por parte de la Auditoría del Congreso del Estado. Habremos de solicitar para que el Congreso del Estado exhorte al titular de la Auditoría Superior del Congreso para que nos diga quiénes son los ex funcionarios que deben comparecer, por la no aprobación de las cuentas públicas; en teoría deben ser los ex tesoreros municipales, ex directores de egresos, ex síndicos municipales y si lo considera el Congreso los propios ex alcaldes anteriores, los dos anteriores”, informó el Presidente Municipal de La Paz.

De entrada se informó a ZETA que en lo que tiene que ver a la nómina abultada del Ayuntamiento paceño, a mediados de enero estará confirmado en quiénes se van y quiénes se quedan.

En cuanto a los recursos con que podría contar el municipio para sanear de fondo las deudas históricas, pero sobre todo contar con la capacidad económica para afrontar las necesidades, una de ellas y primordial para los ciudadanos, es la que históricamente viene arrastrando el municipio con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

En una entrevista reciente, realizada al Director del organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS) de La Paz, Mario Ramón Gálvez Gámez, evidenció que el municipio puede caer en una profundidad mayor.

“En realidad a la CONAGUA se le debe mucho más, a CONAGUA no se le han cubierto los derechos de agua que estamos extrayendo. De hecho, debo de mencionarlo porque así es, hubo un requerimiento mes y medio, creo, atrás donde nos requerían. Eran exactamente, ya con cargas financieras, eran 30 millones de pesos, era el adeudo, que eso no implica el año 2018, el requerimiento es hasta el 2017. Las deudas van a incrementar en la medida que no tengamos capacidad de cubrir todos estos adeudos que tenemos de extracción de derechos de agua”, mencionó Mario Ramón Gálvez Gámez, director del organismo.

Para que haya mayor fluidez en los recursos públicos y que haya una funcionalidad, se ha dispuesto que la capital cuente con un presupuesto de mil 568 millones de pesos para este 2019, 36.3 por ciento más con relación al 2018.

Expresó Rubén Muñoz Álvarez que se busca que haya mayores recursos, pero que sean bien utilizados, para que la administración no padezca lo que ha ocurrido anteriormente: el abuso indiscriminado de pseudoservidores públicos.

“El tema primordial la seguridad pública, ese es el tema que más lastima a los ciudadanos;  Nuestro mayor desafío que lo he dicho una y otra vez, es el tema del agua, mi compromiso con la Comisión Nacional del Agua fue reordenar administrativa, técnica y financieramente al organismo, para prestar un mejor servicio. El tercer tema que plantee, es el tema de los servicios públicos, y hay dos temas fundamentales, en servicios por el alumbrado, como una de las necesidades que contribuyen con la seguridad, y, la modernización en la recolección y en el tratamiento de basura; el último tema es el tema del transporte”, celebró Rubén Muñoz.

Detalló que el mal manejo de recursos, una nómina abusiva y el despilfarro del erario, trajo consigo una caída libre y un descuido total de la ciudadanía.

“El problema es que nunca alcanzaba para la luz, servicios generales, combustibles, éramos deficitarios hasta en el pago de salarios”, finalizó Muñoz Álvarez.

LOS CABOS CONTRA DESPILFARRO
Al sur del estado, el despido masivo ya está presente, en la administración de Los Cabos de Armida Castro Guzmán, a poco más de dos meses de labor, ya se cuenta con la destitución de 236 trabajadores municipales, y es que según declaró la alcaldesa cabeña, Arturo De la Rosa Escalante contrató a más mil 300 personas, lo que vino a dar un duro golpe a la nómina municipal.

En total abandono quedaron los municipios de La Paz y Los Cabos tras el paso de administraciones panistas, a poco más de dos meses de gestión siguen apareciendo desfalcos y personal de confianza que cobraba sueldo sin acudir a laborar

“La administración pasada ya se fue e hicimos un presupuesto, lo planeamos y tenemos que ejecutarlo, ahora si no es lo que nos dejaron, es lo que comprometimos, lo que prometimos y lo que tenemos que hacer. Hemos hecho un presupuesto incluso reservado de dos mil 177 millones que te hablan de un presupuesto muy diferente al que se presentó en el último año”, apuntó Armida Castro Guzmán.

El recorte de personal se augura continúe en este 2019, aunque se tendrá que analizar de entrada, pues no sólo se trata de despedir a personal, hay quienes entraron en la administración del panista Arturo de la Rosa Escalante como personal de confianza y que debieron renunciar al culminar la administración.

Por el contrario, demandaron al municipio y por ello, explicó la edil, no será sencillo, pues se debe liquidar al personal conforme a la ley. De los 236 despidos se sabe que costaron al Ayuntamiento cabeño arriba de 12 millones de pesos, y aunque no se ha determinado cuánto personal más deberá dejar la administración,  De la Rosa Escalante dejó una nómina abultada con más de mil 300 contrataciones tras su paso.

El tema de las compensaciones, tanto La Paz y Los Cabos sufrieron cambios, en el caso del  segundo se terminó con compensaciones y estímulos al personal que ni siquiera cumple sus 8 horas laborales.

“En lo que refiere al consumo de combustibles, presentó un ahorro importante de más de un millón 300 mil pesos semanales, así también ayudó la adquisición de maquinaria, la cual se rentaba por arriba de los 13 millones de pesos al mes, ya se revisa a las empresas que se les rentaba, porque podría significar corrupción”, informaron a ZETA.

El presupuesto de egresos ha sido modesto para el municipio cabeño, de dos mil 177 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2019, pero para ello ya se contempla los principios de austeridad que ha planteado el propio Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, los municipios de La Paz y Los Cabos han sido los primeros en retomar una austeridad republicana, para que con ello la administración pueda tener un saneamiento.

“En obra pública, anteriormente estaba destinado el dos por ciento, y actualmente, se ha destinado el 17 por ciento. La intención es llevar muy por debajo el gasto corriente, con la única intención de hacer frente al compromiso que se hizo a la ciudadanía de disminuir hasta en un 30 por ciento el mismo”, expuso la alcaldesa.

Aunque advierten en el municipio de Los Cabos que los ahorros dispuestos de palabra, no van a generar un problema en la operación del Ayuntamiento, falta esperar el inicio de lo que será la operación real y que se tenga la experiencia con base a los hechos y un presupuesto a ejercer por completo para Armida Castro, la cual adelantó que se espera un camino complicado.

“Vienen muchos retos, que yo no podría enfrentar si no fuera por el H. Cabildo y con ustedes”, definió la alcaldesa cabeña.

El municipio de Los Cabos aún está en espera de conocer los destinos de algunos recursos, entre ellos, obras y recursos que no se conoce su destino, por ejemplo del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) 2018, se desconoce qué pasó con obras como:

  • 12 obras en proceso de rescisión de contrato por incumplimiento con un valor superior a los 24 millones, 402 mil 82 pesos y 9 centavos.
  • Se desconocen 11 beneficiarios en la entrega de equipos consistentes en tanques de almacenamiento de agua, refrigeradores solares, plantas fotovoltaicas y estufas ecológicas.
  • Siete obras sin realizar consistentes en módulos para pollos y de hidroponía, con un valor a los 361 mil, 136 pesos y 15 centavos.
  • Un beneficiario no aparece en las listas en la entrega de paquetes de cerco perimetral por 15 mil pesos.

La limpia ya inició en Los Cabos, y la encabeza Armida Castro Guzmán.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio