Por crisis, Ayuntamiento no paga a proveedores

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 3 Diciembre, 2018 01:00 PM

Los arreglos del gobierno municipal de Ensenada son permutar deudas por predios. Por el impago hay renuencia a ofrecer servicios y productos, aunque algunos se arriesgan porque saben que podrán recuperar su dinero en un lapso de seis meses a un año. De los 3 mil afiliados a la Cámara Nacional de Comercio, la mitad surten a la administración de Marco Novelo

 

El Ayuntamiento de Ensenada debe pagar 1.5 millones de pesos por el arrendamiento de equipo de fotocopiado a Copy Servicios, y para no perder el suministro, prevé la entrega de terrenos del Municipio.

“Estamos en análisis porque nos vamos a deshacer de terrenos con un valor (inexacto) de 500 o 600 mil pesos, pero en seis meses vamos a estar con una deuda similar donde el único beneficiado es el proveedor”, reflexionó el regidor coordinador de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, Orlando Toscano Agapito.

En la administración municipal se imprimen miles de oficios en papel, los cuales ocupan un “despacho de oficio”, es decir, fotocopiar el documento para después firmarlo de recibido y enviarlo al archivo.

A la par, hay otros gastos excesivos e inminentes como llamadas telefónicas, papelería, gasolina, combustibles, tintas y plumas, utensilios básicos para el funcionamiento de la administración municipal.

Copy Servicios ha trabajado en varias administraciones municipales con contratos firmados; entre la negociación está el continuar prestando el servicio durante el gobierno de Marco Novelo Osuna.

La síndico procuradora Karina Castrejón Bañuelos tiene un altero de quejas de los distribuidores afectados por falta de pago. Como los vendedores no encuentran más recursos legales para cobrar las deudas, se conforman con elaborar una queja por escrito.

Actualmente el adeudo del gobierno municipal de Ensenada con los distintos proveedores de productos y servicios es de 220 millones de pesos.

 

NEGOCIAN MÁS DEUDAS CON PREDIOS

Otro problema que se avecina es el de una surtidora de papel a la cual deben aproximadamente 1.5 millones de pesos y, con este establecimiento, también se está negociando la deuda a cambio de un bien inmueble.

La misma negociación intentan con una agencia de automóviles que en el XXI Ayuntamiento firmó contratos para la entrega de camionetas, la mayoría patrullas.

Los proveedores del Ayuntamiento son víctimas de los problemas económicos, afectados casi “invisibles” para la sociedad, pero a diferencia de los trabajadores del Sindicato de Burócratas, éstos no tienen posibilidad de protestar.

 

GOBIERNO MÁS QUE LIMITADO

Alrededor del 6 por ciento de las reservas de bienes inmuebles del Ayuntamiento son para usos y destinos, es decir, propiedades disponibles para venta, permuta o comodato.

Toscano Agapito informó que desde el inicio de la administración los ediles conocían la situación económica por la que atravesaba la administración, y más él, procedente del Órgano de Fiscalización.

“Ahora estamos más que limitados y será muy difícil retornar al punto cero. Deshacernos de bienes inmuebles no es lo ideal”, advirtió el regidor.

Por su parte, la tesorera Guadalupe Méndez del Moral solicitó en un inicio a Oficialía Mayor una depuración del padrón de proveedores, ya que algunos comerciantes intentaban cobrar cheques por productos o servicios cuya proveeduría no estaba debidamente comprobada.

Una vez concluido ese trabajo, comenzaron a tener acercamientos con quienes tenían las deudas más altas.

Toscano reconoció y lamentó que en este caso los pequeños surtidores han sido los más afectados, al no pagarles a tiempo, además existe un punto de acuerdo para entregar terrenos a cambio de deuda, pero tratarán de llegar a un arreglo con los proveedores más perjudicados para reducir el monto a cambio de liquidar.

Legalmente, dijo, todo negocio que compruebe que prestó un servicio o vendió un producto a la administración puede recurrir a cualquier instrumento jurídico para obligar que se le liquide la deuda.

 

“ES UNA RELACIÓN SIMBIÓTICA ENTENDIDA”: CANACO

El 50% del padrón de la Cámara Nacional de Comercio Servicios (Canaco), 3 mil afiliados, son proveedores del gobierno municipal de Ensenada.

Según Jorge Menchaca Sinencio, dirigente de los comerciantes en el puerto, al Ayuntamiento se le redujeron las posibilidades de créditos por parte de proveedores, ya que hay renuencia ante el impago registrado.

Quienes se arriesgan a trabajar con el gobierno municipal saben que podrán recuperar el dinero en el transcurso de seis meses o un año, es decir, hacen un “colchoncito”.

Aseguró que ningún vendedor pierde cuando trabaja para el sector público, a razón que se protegen aumentando los precios de los productos o servicios entre un 50 y 100% más del precio normal del mercado.

“Ya es bajo el riesgo de cada quien a dónde se meten, y tristemente muy caro”, lamentó.

Acorde con el líder comercial, así se han manejado los gobiernos desde hace ayuntamientos, “no es nada novedoso, normalmente cuando un comerciante le vende al Ayuntamiento, la velocidad de los pagos es en función de los costos. Es raro que le pierda, pero lo venden muy caro y el Ayuntamiento se queda sin opciones”, y agregó, es una relación simbiótica entendida.

Los afiliados saben que hay prioridades de pago para talleres, combustibles y depósitos de basura, facturas como trabajos de servicios, alimentos o servicios para los trabajadores.

“Nadie, nunca habíamos visto lo que está sucediendo (una deuda alta en los ayuntamientos), han estado haciendo maromas increíbles y hay un descuido tremendo en las instalaciones de Palacio Municipal; los baños están descuidados y los mismos empleados comentan que hasta conseguir insumos es un problema”, remató Menchaca.

PROVEEDURÍAS DE “BUENA FE”

Desde hace ocho años, un comerciante ha prestado sus servicios a los ayuntamientos de Ensenada, sin embargo, es la primera ocasión que le niegan el pago.

El propietario accedió a hablar con ZETA, pero eludió revelar el nombre del negocio y, aunque es pequeño con apenas dos empleados y una deuda inferior a 15 mil pesos, le ha generado crisis en su operación.

Como es un surtidor menor del giro de la publicidad institucional, no necesitó la firma de un contrato, sino que ofreció su servicio bajo un acuerdo de “buena fe”.

Cansado de tocar la puerta de Tesorería, donde el trato es indigno para quienes proveen a la autoridad, en la oficina nadie da la cara y prometen que en cuanto esté el cheque, ellos llamarán personalmente, pero nunca lo hacen.

El afectado explicó cómo el impago le ha generado retrasos en compromisos económicos, sobre todo familiares y en pago de mensualidades de tarjeta de crédito.

“Ni siquiera nos dan una fecha de pago, que no hay dinero,  nadie nos atiende las llamadas ni la contrastan”, denunció.

Su esperanza es que en la última catorcena de diciembre, o antes de finalizar el año, salgan los pagos, ya que se trata de un recurso etiquetado en el presupuesto de 2018.

 

ESCASEA PATRIMONIO MUNICIPAL

En Ensenada hay pocos terrenos para venta o permuta, la mayor cantidad está en vías públicas y callejones de servicios, con un 72.97% del total de propiedades; el resto (12.26%) son áreas verdes, usos y destinos; seguido de instalaciones deportivas, parques públicos, edificios, comodatos, panteones y bienes.

De acuerdo al Registro Público de la Propiedad y el Comercio, el Ayuntamiento tiene en su poder alrededor de 900 terrenos entre pasillos de servicio, áreas verdes, comodatos, donaciones, vías públicas, parques y deportivos.

Desde el arranque del XXII Ayuntamiento de Ensenada, al padrón de inmuebles del gobierno han ingresado cuatro propiedades, la mayoría vialidades que han donado empresas constructoras de fraccionamientos en Valle de Guadalupe, Baja Country Club en San Carlos, fraccionamiento Andares Residencial y a un costado de Hacienda Los Rodríguez en El Sauzal.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio