Policías, entre la corrupción y el ataque


 
Edición Impresa Lunes, 24 Diciembre, 2018 01:00 PM

“Si nos para, los matan”, fue la orden de vendedores de droga del Cártel de Sinaloa que enfrentaron a balazos a elementos de la Policía Municipal, hecho en el que uno de los oficiales fue asesinado. Los protocolos de respuesta de la corporación, no impiden que pongan en riesgo a los civiles. Mientras en colonias de la Zona Este de Tijuana el CJNG sigue dejando amenazas contra los uniformados a través de narcomensajes, investigadores estatales y federales iniciaron indagatorias para verificar cuáles agentes municipales están colaborando con células de narcomenudeo

Los ataques de los cuales han sido objetos policías de la Municipal de Tijuana, tienen varios orígenes:

  1. La colusión de algunos agentes con las células de narcomenudistas en las colonias
  2. Protocolos de actuación ante enfrentamientos que los vulneran y ponen en riesgo a la ciudadanía
  3. La suspensión de un trabajo de coordinación respecto a los homicidios a partir del 1 de diciembre.

En esas condiciones, la vulnerabilidad de los agentes los llevó, en menos de una semana, a ser protagonistas de seis ataques, cuatro con armas.

“Las intervenciones que está teniendo la Policía Municipal son de alto riesgo y desafortunadamente se pueden dar estas situaciones, pero si te das cuenta en esas situaciones quienes terminan lesionados son los delincuentes, y no terminan muertos porque los protocolos indican que la primera región de disparo es la cadera, contrario a Estados Unidos, que es el pecho, pero aquí la idea no es matarlos: es neutralizarlos. Esto está provocando que haya tanta gente armada en la calle”, aseguró el secretario de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, Marco Antonio Sotomayor.

Foto: Cortesía.- CJNG continúa amenazas contra policías.

“Nos dijo, ‘si nos para, los matan’” fue la instrucción que dio el cabecilla de célula que mató al agente César Gallardo en el enfrentamiento del mercado sobre ruedas en Terrazas del Valle el domingo 16 de diciembre, en cuyas escenas criminales quedaron dispersas balas y casquillos con diversas leyendas de las que ZETA conoció dos: en rojo, “Una bala nunca miente”, y en negro, “Una bala nunca miente XXXX”.

Mientras la versión de autoridades federales indica -sin dar nombres- que existen policías municipales administrando “tienditas”, investigadores estatales refirieron que lo detectado es el mismo fenómeno que en Mexicali: “Detienen a los vendedores de droga con los compradores, se quedan con el dinero, presentan al consumidor con toda la droga, y dejan ir al narcomenudista; es un fenómeno recurrente”.

Además, el 80% de los detenidos que presentan por narcomenudeo son de  las zonas Norte o Centro, y sólo el 20% corresponde a las otras nueve delegaciones donde está ocurriendo el pleito por las calles y hay más muertos, como las Presas, Sánchez Taboada, Los Pinos y Cerro Colorado.

“Algo está mal, es evidente”, pero la subprocuraduría apenas está trabajando en el análisis de información de narcomenudeo y generando los organigramas en búsqueda de los agentes de las corporaciones implicados.

En lo que va de diciembre, grupos criminales han enviado mensajes públicos contra los uniformados:

“P2861, P1033, P1490 pilotiadas por el cacarizo o cara de pozol. Le bajan de huevos y dejan de molestar gente nomas porque se creen muy verg… ya traigo info de ustedes ya saben que no jugamos las pruebas están claras o se ponen hacer su jale o les daremos infierno pinches peseteros. Atentamente la mera verg… pinches placas muertos de hambre”. Esta leyenda fue dejada el 12 de diciembre en el puente dela Comisión Federal de Electricidad, sobre Bulevar Benítez y Avenida Castro; la manta acompañaba al cadáver de un hombre no identificado, quien fue golpeado y asesinado por asfixia

La autoría de este narcomensaje fue atribuida por las autoridades a la célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) encabezada por Édgar Alejandro Herrera Pardo “El Caimán” o “El Zame”, quien en julio ya había amenazada a la corporación a través de audios enviados por WhatsApp.

 “Cuajicalco y Rivas síganse pasando y así van a quedar ATT D1”, este letrero lo dejaron el 15 de diciembre, a un costado de una bolsa de basura  azul que contenía la cabeza y tronco de un hombre no identificado, en el callejón Santiago de la colonia Anexa Buena Vista.

Fotos: Cortesía.- Enrique Javier Virgen Medina Juan Luis Arellano Ochoa Uriel Ordóñez Jiménez, “El Pelón” -“Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial. Art.13, CNPP”-

“En este caso aún estamos revisando si es contra la Policía”, expuso un investigador.

En las investigaciones internas ¿han encontrado policías involucrados en narcomenudeo?, se preguntó a Sotomayor.

“No hemos encontrado a nadie que esté trabajando con los delincuentes, que estén cobrando en las ‘tienditas’, obvio la estadística me dice que sí debe ser, sí hemos dado de baja al 10% de la corporación en 22 meses, en algunos casos no se les ha podido comprobar, pero al revisar su evaluación de confianza te das cuenta que andan vinculados a temas delincuenciales; debe haber algunos que desafortunadamente lo estén haciendo, pero no creo que tengamos alguna situación en que la corporación o los mandos estén metidos, todo el cuadro de mandos está certificado e investigado”.

 

LOS CHACARRONES CONTRA LOS URIARTE

“Me tiraron al piso y me preguntaron por ‘El Melos’, y le dije que estaba en el sobre ruedas y me esposaron, me subieron a un carro”, declaró Martín “N”, al detallar el principio del operativo criminal que terminó con tres civiles lesionados, además de un policía y dos delincuentes muertos por arma de fuego, alrededor de las 9:30 am del 16 de diciembre, en una persecución-balacera suscitada en el sobre ruedas de Terrazas del Valle.

Este hombre de 52 años con antecedentes delictivos por daños en propiedad ajena, explicó cómo un puñado de hombres vestidos de negro, llegaron a su casa ese domingo a bordo de tres autos. Frenaron de repente frente al domicilio en la colonia Antorcha Campesina, junto a las vías del tren, en la zona identificada como “el lugar de los chiqueros”. Tumbaron la puerta y lo privaron de la libertad, subiéndolo a la fuerza en la parte trasera de un pick-up doble cabina.

Los delincuentes circulaban en tres unidades, un pick-up Ford F-250 color negro, con placas del Estado de Sonora -VD04421-. Un Jeep color verde, placas americanas 6SUM62, y un Chevrolet Blazer del mismo color, placas fronterizas AJT1711.

La víctima explicó que durante su cautiverio, escuchó que los delincuentes se detuvieron a recoger a otros cómplices y en ese momento fueron detectados por una patrulla, en un camino vecinal del rancho Tres Piedras de la delegación Presa Rural.

“Empezaron a decir ‘ahí viene una patrulla, nos va a parar’, y en cuanto escuchó el sonido de la patrulla se bajan dos y empiezan a dispararle, avanzan y luego escucho que se enfrentan y escucho la balacera”.

La versión de los delincuentes en los otros autos fue: “Nos dijo (Fimbres), ‘si nos para, los matan’, y nos bajamos y desde esa distancia (100 metros) empezamos a dispararle”.

De acuerdo al Informe Policíaco Homologado (IPH), aproximadamente a 80 metros de distancia, los agentes tuvieron a la vista a un grupo de hombres vestidos de negro, con armas largas, que les hicieron señas con mano izquierda para que se retiraran del lugar. Entonces, por radio pidieron apoyo dando las características de los sujetos y los autos, en ese momento, los delincuentes dispararon en su contra, ellos repelieron la agresión y cuando huyeron, iniciaron la persecución a distancia, para no perderlos.

 

PERSECUCIÓN Y BALACERA EN MERCADO SOBRE RUEDAS

La segunda balacera se dio en plena persecución sobre la calle Emiliano Zapata esquina con vías del tren de la colonia Ejido Ojo de Agua. Ahí quedó inutilizada la patrulla en que circulaban los agentes que avistaron primero al grupo delictivo.

Entonces el comando criminal se dirigió a la carretera antigua Tijuana-Tecate, y a la altura del poblado Rojo Gómez, se incorporan a la persecución tres patrullas: una estaba en El Florido Tercera sección, otra sobre el Bulevar 2000 y la tercera en Bulevar Casa Blanca, cuando escucharon la petición de apoyo.

Estas tres unidades se toparon de frente al comando en sentido contrario, con dirección a Terrazas del Valle, dieron vuelta en U, los perseguidos se detuvieron en medio del mercado sobre ruedas, sobre la carretera Tijuana-Tecate casi esquina con Paseo Delicias y Calle Hacienda San Antonio, porque de frente los toparon otras dos patrullas: una del área de Inteligencia y otra operativa, las cuales venían de la colonia La Ciénega.

El IPH indica que en ese lugar, masculinos con fusiles descienden de los autos en diversas direcciones y disparando contra los uniformados, quienes repelen la agresión,

Escena del crimen en Terrazas de Valle

En el lado de la unidad de Inteligencia, fue asesinado a balazos el agente César Gallardo Rodríguez, con heridas penetrantes de abdomen y tórax; también fue lesionado otro uniformado.

Del lado derecho e izquierdo de la carretera, quedaron los cuerpos sin vida de dos integrantes del comando delictivo. En el patio de una casa, Manuel Fernando Fimbres Noriega “El Junior” presunto cabecilla de la célula, y en el cerro, un hombre desconocido de entre 30 y 35 años, al que distinguieron por traer un anillo de calavera y varios tatuajes: una calavera y un diseño tribal en antebrazo izquierdo, en cara posterior de muñeca leyenda EDVIRGE, en brazo derecho del rostro de la muerte; en mano, una boca con dientes, y tatuaje tribal en espalda alta.

En medio del fuego cruzado, a un costado de los autos de los delincuentes, circulaba la panel del transporte público con el número económico 351, blanca con flanja roja de la ruta Terrazas del Valle, donde tres adultos quedaron heridos; una menor de 11 años recibió un rozón.

Por la ubicación de la calafia existe alta posibilidad de que las heridas de los civiles hayan sido provocadas por las balas de los policías…

“Eso lo va a determinar la mecánica de la escena”, respondió evasivo un funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Al final, otras dos patrullas llegaron desde la colonia Francisco Villa en las inmediaciones del Paseo 2000, e intervinieron ocho unidades de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal de Tijuana.

En el lugar, la Policía detuvo a tres hombres a los que aseguran, vieron descender de los autos desde donde les dispararon. Dos se entregaron sin ofrecer resistencia: Uriel Ordoñez y Juan Arellano. A Javier Virgen le dispararon en un glúteo mientras ingresaba a una casa.

 

PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD, LESIONES CALIFICADAS Y HOMICIDIO CALIFICADO

La audiencia en que se declaró legal la detención, se realizó el martes 18 de diciembre, el Ministerio Público los acusó de privación de la libertad de Martín “N”, las lesiones del agente Guillermo “N” y el homicidio del oficial César Gallardo.

Virgen y Medina se presentaron con defensor de oficio y Arellano con dos abogados particulares, quienes argumentaron el hecho de que su defendido no opuso  resistencia, no traía arma y no se le encontró encima nada ilícito, salvo un cargador, lo cual no es delito.

Al final, la jueza refirió que con base a información del IPH que aún no ha sido refutada, hay dos figuras legales para decretar legal la detención: el “condominio funcional”, todo importa en el delito, cada uno tenía una participación en el mismo y no realizan la misma actividad. Y la privación de libertad es “delito que se prolonga en el tiempo” desde que se llevaron a la víctima hasta su rescate.

La audiencia de vinculación a proceso se citó para hoy viernes 21 de diciembre por la mañana.

 

CÁRTEL DE SINALOA 

Los delincuentes detenidos manifestaron que el grupo lo encabezaba Manuel Fernando Fimbres Noriega “El Junior”, de 43 años,  abatido de un tiro en la cabeza mientras se introducía al patio de una casa en Terrazas del Valle; estaba en libertad pese a haber sido capturado y procesado en 2006, primero por robo, y después por homicidio en grado de tentativa y privación ilegal de la libertad; en 2010 por robo en lugar cerrado y por robo de auto, una vez en 2006, dos veces en 2017 y otra ocasión en 2018.

El año pasado, en una de sus capturas, Ordoñez manifestó que delinquían para Manuel Hernández Castillo “El Puma” y el jefe de todos era Luis Mendoza Uriarte “Güero Chompas”. Esta vez los detenidos fueron ligados al “Tomate”, quien de acuerdo a las autoridades, es el ex policía detenido y liberado por su presunta vinculación a la célula 

de Los Teos, grupo que en 2006-2010 se fraccionó del Cártel Arellano Félix y se unió a Sinaloa, junto al cual operaban Los Uriarte. Actualmente están conectados con gente que vende droga en Los Angeles, California.

Del delito cometido ese domingo, manifestaron en pláticas informales: “Sacamos a un bato que según nos pondría a otro tirador, ya que están poniendo a vender droga a los niños y otros pedos que traía con ‘El Junior’”.

El objetivo real del operativo eran “Pancho El Niño” y Bernardo, también mencionaron el apellido Bernal y los identificaron como Los Chacarrones, encargados de la venta de droga en el basurero de Terrazas. El cabecilla de esos narcomenudistas conduce un Grand Marquis gris vidrios obscuros, y su casa está entrando al basurero, con dos portones negro-café;  tiene cámaras en el lugar.

En cuanto a los detenidos, Javier Virgen Medina y Juan Arellano, no tienen antecedentes delictivos. Mientras Uriel Ordoñez, de 36 años, con domicilios en Ejido Matamoros y Lomas Verdes, ha sido detenido en cinco ocasiones por portación de armas, tiene una averiguación previa de 2010 por delitos contra la salud, otra por lesiones y delito federal en 2013; dos más en 2017 y 2018 por robo equiparado de auto y contra la salud. Sus socios delictivos conocidos son Aimé Álvarez, Osiris Avitia y Armando Araujo.

 

INUTILIZADOS A GOLPES Y MÁS ATAQUES
Alrededor de las nueve de la noche del 12 de diciembre, en el poblado Ejido Matamoros, cinco hombres de una familia de taxista, quienes había bebido en un festejo decembrino. Decidieron ponerse a jugar competencias de derrapes, a bordo de tres taxis libres, blanco con naranja,  en la calle Nueve. Fueron denunciados e intervenidos por dos agentes en una patrulla, opero huyeron y se introdujeron a un domicilio en el número 19 de Avenida Emiliano Zapata.

BC llega a  3 mil 061 ejecutados en 2018

A once días de culminar 2018, Baja California ya supera los 3 mil muertos. En sólo seis días,  en Tijuana se cometieron 58 ejecuciones, por lo que la cifra de homicidios dolosos en esta frontera asciende a 2 mil 443 víctimas en lo que va presente año; seguida de Ensenada, con 248; Mexicali con 152; Rosarito contabiliza 122 y Tecate 96.

Aquí una relación de los últimos hechos violentos en Tijuana, del sábado 15 al jueves 20 de diciembre.

Sábado 15. En un lote baldío en Camino Verde fue encontrado un masculino sin vida con lesiones punzocortantes. Un cuerpo humano envuelto en una cobija color blanco se halló en Jardines de la Mesa. En la colonia Buena Vista fue arrojado el cadáver de un hombre envuelto en una lona color azul; tenía  heridas de arma de fuego y, a su costado, se  localizó una cartulina color blanco con una leyenda. En el Hospital General murió Alexis Rodolfo de la Cruz Castro, luego de los balazos que le propinaron. En Lomas de Matamoros fueron hallados restos humanos. En la canalización del Río Tijuana se reportó el cadáver de un masculino con lesiones punzocortantes. Dos hombres fueron localizados sin vida, con heridas por arma de fuego,  al interior de un domicilio en el Ejido Francisco Villa.  En la Zona Centro fueron encontrados los cadáveres de dos adolescentes de 16 y 17 años, de nacionalidad hondureña; uno  murió por estrangulamiento y el otro por lesiones punzocortantes. Con heridas por proyectil de arma de fuego en el cuello fue localizado el cadáver de un  masculino en El Laurel. Un cuerpo envuelto en plástico y cinta adhesiva en la cabeza fue hallado en la delegación Presa Rural.

Domingo 16.  Un doble homicidio a balazos se registró en Valle de San Pedro, una de las víctimas llevaba por nombre José Guadalupe Sánchez Pasillas, de 45 años. Un hombre sin vida fue localizado en el Laurel segunda sección. En el Ejido Rojo Gómez se desató un tiroteo entre un grupo delincuentes y policías municipales, dejando a un agente muerto -identificado como César Gallardo Rodríguez- y dos presuntos sicarios abatidos. El cadáver calcinado de un desconocido fue hallado en Palma Real. En el Hospital General falleció Juan Antonio Peraza Guardado por heridas de arma de fuego.  Un desconocido pereció a causa de tiros en la Zona Centro.

Lunes 17.  Una cabeza humana cercenada fue hallada en la canalización del Río Tijuana, y a metros de distancia, sobre la Vía Rápida Oriente -a la altura de la colonia Guadalupe Victoria- se encontró el cuerpo decapitado. Un masculino calcinado se halló bajo un puente vehicular en la Vía Rápida. Una pareja fue asesinada en La Morita; la mujer fue identificada como Antonia Soto Villanueva, de 49 años.

Martes 18.  En Colonias del Sol fue asesinada una mujer.  Un cuerpo calcinado se localizó en un camino vecinal en Altiplano. En el Hospital General fallecieron, por lesiones producidas por arma de fuego,  José de Jesús Alfaro Padilla -27 años- y  Jaime Agustín Madrigal -47-. Al parecer por sofocación murieron dos masculinos, de entre 30 y 50 años,  y una femenina de alrededor de 33 años en la sección Costa Azul de Playas de Tijuana. En la colonia Buenavista fue ejecutado un masculino. De un tiro en la cabeza fue ejecutado un sujeto -hasta ahora desconocido- en Los Álamos.

Miércoles 19. En el Hospital General murió un masculino, víctima de un tiro en la cabeza. En el mismo nosocomio feneció Manuel Ramírez Chicuate, de 26 años. En Infonavit La Mesa fue localizado el cuerpo de un hombre con heridas por arma de fuego. A balazos fue asesinado un masculino en Infonavit Lomas del Porvenir. En la cajuela de un vehículo, en la Plaza 5 y 10 fue localizado el cadáver desmembrado de un varón. Un desconocido fue muerto por arma de fuego cuando se encontraba en el Ejido Matamoros. Dos sujetos identificados como Miguel Aguilar Espitia, de 40 años, y Leonardo Rodríguez Flores, de 46, fueron ultimados a balazos en la 10 de Mayo. En Urbi Quinta del Cedro fue asesinado de un tiro en la espalda José Luis Camacho Velázquez, de 35 años. Los cadáveres de Carlos Jiménez Zepeda, de 37 años, y otro sujeto, fueron hallados con heridas por arma de fuego en Pinos de Narez.

Jueves 20. En un vehículo Dodge Attitude color rojo, fue hallado el cuerpo sin vida de un masculino, amordazado y con manchas hemáticas en la cabeza. En la 3 de Octubre, de un tiro del tórax fue ultimado un desconocido, y en Granjas Familiares del Matamoros, otro hombre fue ejecutado con arma de fuego.

Los agentes le dieron alcance, los taxistas los empezaron a  insultar desde el interior del inmueble y se hicieron de palabras. En ese punto los oficiales indican que los civiles los jalaron y los metieron al patio, los golpearon y en ese momento solicitaron apoyo.

Testigos aseguraron que al ser insultado, el agente ingresó a la casa y ahí empezaron agredirlo, fue cuando el compañero solicitó apoyo. El llamado fue atenido por el jefe de Distrito, quien fue recibido con un ladrillazo en la cabeza, el cual lo desmayó. Con dos agentes caídos a golpes, las patrullas empezaron a llegar

La versión de la familia Ibarra Armenta es que entonces los policías llegaron agresivos “10 o 20”, tumbaron la puerta y sacaron a seis hombres, algunos adolescentes que dormían en sus cuartos, los tiraron en el piso y les dieron un cachazo en la cabeza. Al final seis hombres fueron detenidos, tres de los cuales llegaron muy golpeados y cubiertos de sangre.

Los otros ataques sucedieron el lunes 10 de diciembre cuando oficiales respondieron a un reporte de detonaciones de arma de fuego, al llegar al arroyo Mirador de la colonia Hacienda las Delicias, observaron a Jesús Raymundo, Manuel Enrique y Francisco “Chavita”, disparando a botellas. Los oficiales reportaron que les dispararon y ellos repelieron agresión, los detenidos aseguraron que les dispararon mientras intentaban huir.

El 11 de diciembre, sobre el Bulevar Altiplano de la colonia, patrulleros le marcaron el alto a un Renault Logan, los ocupantes huyeron y durante la persecución dispararon, por eso los responsables fueron presentados ante el Ministerio Público

Los otros dos ataques se registraron el viernes 14 de diciembre, por la mañana un hombre que invadía propiedad privada fue intervenido y abatido a tiros por un agente cuando intentaba desarmar a segundo oficial en el Ejido Chilpancingo, Por la tarde, el identificado como Juan Ángel “N” fue herido y capturado en compañía de otros dos jóvenes. Los agentes aprehensores aseguraron que el lesionado les apuntó con un arma.

 

MÁS ATAQUES CUANDO SE REFORME AL LEY

Para Marco Sotomayor, los ataques son “una tendencia de los delincuentes a no entregarse. Además, nadie mete tanto trabajo como nosotros, nadie decomisa tantas armas, presenta tantos detenidos, entonces tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe, es algo que tenía que pasar en la medida que siguiéramos nosotros deteniendo criminales.

“En las intervenciones de gente armada siempre hay riesgo que las usen para evitar que los capturen. Y he pensado que se va a dar con más frecuencia, una vez que se dé la reforma de que al posesión de arma sea delito grave de prisión preventiva, porque entonces se van a  quedar dos años en prisión a esperar la sentencia, porque el 70 por ciento de las armas que decomisa la Policía Municipal son de uso exclusivo del Ejército y no van a tener derecho a libertad.

“Es más, tengo la impresión de que leyeron que se va a modificar y no saben que aún falta que se discuta en el Congreso, y de repente se pusieron más violentos, se me hace raro porque  antes se entregaban debido a que sabían que quedaban libres”, puntualizó el mando.

Actualmente, en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal hay 603 expedientes activos en contra de policías, la mayoría por faltas leves. En tribunales, 145 uniformados dados de baja, tienen iniciados juicios en contra de la separación del cargo.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio