Kiko pagará deuda con más deuda

Fotos: Inés Garcia/ Bladimiro Díaz, secretario de Finanzas en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda
 
Destacados Miércoles, 19 Diciembre, 2018 09:08 PM

El gobierno de Baja California presentó ante la Comisión de Hacienda del Congreso local una propuesta de refinanciamiento de deuda pública que permitiría a la Secretaría de Planeación y Finanzas hacer uso de 300 millones de pesos cuyo destino original era el pago de la deuda durante el ejercicio fiscal 2019.

Así lo expuso Bladimiro Díaz Hernández, secretario de Finanzas, durante su comparecencia ante esta Comisión el día de hoy para presentar el proyecto de Presupuesto de Egresos del Gobierno de Baja California para el ejercicio fiscal 2019.

Esto como parte de las estrategias que el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid busca implementar el siguiente año para liquidar sus compromisos de pago a corto plazo, los cuales hasta el día de hoy se registran por un monto de 2 mil 300 millones de pesos, según cifra dada a conocer por Hernández Díaz.

De acuerdo a la Ley de Disciplina Financiera, antes del cambio de administración estatal, los gobiernos deben dejar pagados sus pasivos a corto plazo. En el caso de Baja California, donde el siguiente año habrá cambio de gobernador, esto significa que para el 31 de julio de 2019, los créditos a corto plazo deben quedar en ceros.

Entrevistado por ZETA al final de su comparecencia en el Centro Estatal de las Artes de Tecate, el secretario de Planeación y Finanzas aseguró que aún no se ha elegido el banco con el que se refinanciará la deuda ni los montos ni tasas de intereses.

“La Comisión de Hacienda tiene que hacer el proceso, examinarlo y ver si procede o no. En general depende de la comisión que cobren los bancos que van a prestar el dinero para pagarlo, tenemos que abrirlo a todos bancos los que existen en la plaza, es un proceso competitivo”, añadió.

Iraís Vázquez, presidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto

Explicó que los bancos interesados en refinanciar la deuda pública de Baja California, que hasta el 30 de septiembre de 2018 -según registros oficiales de la Secretaría de Planeación y Finanzas- alcanzaba un monto de 22 mil 105 millones 521 mil 968 pesos, deberá presentar sus propuestas de montos, tasas, años y periodos de gracia.

“Pueden ser uno o varios bancos los que se van a elegir”, señaló el funcionario estatal.

“Esta parte de los 300 millones es lo que se dejaría de pagar del compromiso del primer año. Van a ser cuatro o cinco años en los que va a haber disminución en los pagos, cada año van a ser 300 millones de pesos (que no se paguen)”, manifestó.
– ¿A cambio de que la deuda se pague durante más años?, se le cuestionó.
“Que se pague durante más tiempo y otras condiciones de interés”, agregó el secretario.

En otro aspecto, acerca del Presupuesto de Egresos, este se propuso por un monto de 56 mil 183 millones 949 mil 547 pesos.

Sin embargo, después de que el gobernador Kiko Vega aceptara suspender el aumento de impuestos y creación de otros derechos de pago a petición de empresarios, con quienes se reunió este día en Tijuana, éste se vería reducido en mil 300 millones de pesos para quedar alrededor de los 54 mil 800 millones de pesos.

En la propuesta original, se propusieron aumentos en la partida de servicios personales por 3 por ciento; 15 por ciento en transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas, un 44 por ciento en inversiones financieras y otras provisiones, así como del 6 por ciento para deuda pública.

De igual forma, se propuso una reducción de 60 millones de pesos al presupuesto la Procuraduría General de Justicia del Estado, la cual operaría con mil 514 millones 840 mil pesos en 2019.

En cambio, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) pasaría de 2 mil 64 millones 810 mil pesos que ejerció en 2018 a 2 mil 279 millones 420 mil pesos.

Al ser cuestionado por diputados sobre estas modificaciones, el secretario de Finanzas aseguró que el aumento presupuestal en la SSPE responde a un incremento en las partidas de gasolinas y operativos, así como los recursos federales que reciben.

Argumentó que la reducción del presupuesto a la Procuraduría afectaría la parte administrativa y no operativa, como parte de las medidas de austeridad del gobierno estatal.

Por otra parte, tan solo la oficina del gobernador contaría con un presupuesto de 12 millones 900 mil pesos para Comunicación Social, el 14 por ciento del total que se destinaría en todo el gobierno estatal.

Sin embargo, las modificaciones al presupuesto, ya con la reducción de mil 300 millones de pesos que se captarían por aumento de impuestos, una mesa de trabajo conformada por la Comisión de Hacienda, la Secretaría de Planeación y Finanzas, así como la Auditoría Superior del Estado de Baja California se encargaría de diseñar el nuevo presupuesto con estas modificaciones.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio