El clóset y sus secretos


 
Cartaz Lunes, 17 Diciembre, 2018 12:00 PM

Voy a empezar a mentir

y acudir a medicina

porque este esqueleto humano

ya no llega ni a la esquina.

 

Esconderé las tristezas

fingiendo que soy feliz

aunque la misma mentira

yo le inventé este desliz.

 

Por ejemplo el otro día

saleroso y perfumado

por la calle iba alardeando

de que no era desgraciado.

 

De pronto oí a mis espaldas

susurros de un trovador

me dijo queditamente

aquí te ofrezco mi amor.

 

Y cuál sería mi sorpresa

al voltear quedé asombrado

diciendo tardíos piropos

un vejete amanerado.

 

Con temblor de senectud

y bañado de sudor

hizo que ingenuamente

me llenara de pudor.

 

Porque eso no va conmigo

y repito sin querer

cuánto quieres en tu ocaso

por un rato de placer.

 

Saben que le contesté

sin poderme detener

a estas alturas vejete

sería placer sin placer.

 

Porque la vida se lleva

lo que te hiciera soñar

al final sólo lo ocupas

cuando quieres ir a mear.

 

Atentamente.

Alberto Torres B.

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio