Rompimiento

Foto: Internet y Archivo
 
Dichoz y Hechoz Lunes, 19 Noviembre, 2018 12:00 PM

Gerardo Novelo, senador suplente por Morena, presume que no le debe ningún favor al próximo coordinador de programas federales en Baja California, Jaime Bonilla, y que su relación es directa con el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Y que como no le debe nada a Bonilla, tampoco está supeditado a lo que él decida. Ya se prepara para, a partir del 2 de diciembre, ser senador cuando el propietario pida licencia. En pocas palabras, Gerardo, hermano del alcalde de Ensenada, Marco Novelo, ha roto con el grupo de Bonilla y el empresario radiofónico en Ensenada, Armando Ayala. Así, se da el tiempo de promover a sus prospectos para las candidaturas a la gubernatura y a la alcaldía por Morena en Ensenada: a Arturo González Cruz para la primera posición, y al regidor Teodoro Araiza y el empresario acuícola Sergio Guevara Escamilla para la segunda. Cierto es que Gerardo y Marco, han tenido trato directo con AMLO, ya que en sus recientes visitas al puerto, éste se ha hospedado en los hoteles propiedad de los hermanos Novelo. Al decidir no buscar la reelección a la alcaldía por el PRI, Marco abre la puerta para ser cobijado por Movimiento Regeneración Nacional en otra posición. Apenas la semana pasada, los Novelo se fueron juntos a Ciudad de México para sostener reuniones con diputados, concertadas por Gerardo y, hace unos días, tuvieron una reunión en el hotel Las Rosas -propiedad de Marco- con Pedro Romero Torres, a quien en el comunicado oficial se identifica como responsable del tema Zona Norte en el gabinete económico de López Obrador. En la reunión estuvieron Sergio Guevara Escamilla, funcionarios municipales y otros empresarios. Ni Armando Ayala ni Jaime Bonilla acudieron… y tan serios que se miraban los hermanos Novelo.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio