“La discusión de qué eliminar y qué incorporar a la historia termina en matanzas nacionales”: Orhan Pamuk


 
Cultura Domingo, 25 Noviembre, 2018 05:23 PM

Guadalajara, Jalisco.- El ganador del Premio Nobel de Literatura 2006 Orhan Pamuk recibió la Medalla Carlos Fuentes de manos de Silvia Lemus, viuda del escritor mexicano finado en 2012, durante la apertura del Salón Literario en el Auditorio Juan Rulfo, en el segundo día de actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

 

Fue el domingo 25 de noviembre cuando el autor de “La mujer del pelo rojo” (Literatura Random House, 2018), su novela más reciente, desarrolló diversos temas sobre literatura ante poco más de mil personas congregadas en el Auditorio Juan Rulfo; para empezar, manifestó que no escribe novelas históricas para establecer una verdad oficial, o por el contrario, tampoco para proponer una historia alternativa:

 

“Yo no soy un escritor histórico que esté enseñando acerca de los secretos de la historia; hay escritores en muchas partes del mundo que establecen la historia oficial pero que eso no es suficiente; hay escritores que inventan una historia alternativa porque la historia del gobierno, la historia oficial, no es buena; entonces tratan de ofrecer una historia alternativa, esto es respetable pero no es muy bueno para crear buena literatura. Yo acudo a la historia no para responder a las fallas de la historia oficial; eso debe de hacerse, pero eso deben hacerlo los historiadores de la oposición alternativa.

 

“A mí me interesa la historia porque le da poder a mi imaginación, me hace trabajar e inventar más; yo tomo prestado de historias antiguas y también de historias que leo; leo historias otomanas o leo textos otomanos, y no son muy diferentes, no hay que olvidar que la historia y las historias llevaban una relación estrecha, que los narradores y los historiadores eran las mismas personas, y escribían poesía que contenía historia e imaginación”, expresó el también autor de “Cevdet Bey e hijos” (Literatura Random House, 2014), “El castillo blanco” (Literatura Mondadori, 2007), “El libro negro” (Debolsillo, 2008) y “La vida nueva” (Debolsillo, 2009).

 

Luego, en algún momento de su intervención, Orhan Pamuk (Estambul, Turquía, 1952), se refirió también al proceso de recodar e inventar al escribir: “Existe una correspondencia entre recordar e inventar; existe una correspondencia entre nuestra capacidad de recordar y para imaginar; de hecho, la manera en que imaginamos el pasado, ese músculo en nuestra cabeza que imagina, también tiene una relación muy estrecha con el recordar”.

Fotos: Enrique Mendoza

“Todos los actos de recordación son también actos de imaginación, y por esa razón yo no confío en las historias oficiales, porque las historias oficiales no son recordar, es editar las cosas que no le gustan a uno”, advirtió el también autor de obras como “Me llamo Rojo” (Debolsillo, 2009) y “Nieve” (Debolsillo, 2011).

 

En cualquier caso, señaló el Premio Nobel turco: “Yo escribo acerca de recordar a través de los recuerdos de mi experiencia. Al final de cuentas, todo esto que se dice acerca de la memoria y recordar, no son mentiras, no son pamplinas, no estamos produciendo nada más palabras, son cosas importantes en nuestras vidas; la gente se mata entre sí porque no pueden decidir qué se debe eliminar y qué debe incorporar a la historia”.

 

Entones sentenció Orhan Pamuk: “La discusión de qué eliminar y qué incorporar a la historia termina en matanzas nacionales”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio