La crisis de las instituciones en México

Foto: Internet/Diputados, entre los peores evaluados
 
Opinionez Lunes, 26 Noviembre, 2018 12:00 PM

Nuestro país es un lugar en el que su fortaleza radica fundamental en las personas, siempre que México es reconocido en algún ámbito de su vida cotidiana se debe más a un esfuerzo individual que colectivo.

Si un grupo de jóvenes resultan campeones a nivel mundial en robótica o matemáticas es porque se esforzaron al máximo para lograrlo, no porque exista una política de estado que tenga como propósito detectar e impulsar a quien tenga ese tipo de capacidades o habilidades. En el ámbito deportivo, México sobresale en las competencias individuales por encima de aquellas de conjunto, lo que nos señala el esfuerzo aislado para emprender alguna disciplina.

Gran parte de los ejemplos anteriores es por la debilidad en las instituciones que nos representan. Desafortunadamente en nuestro país cada año estas se debilitan más, lo que se refleja en el poco crecimiento y desarrollo.

En el último estudio sobre la “Evolución de confianza en instituciones 2017-2018” que realizó Consulta Mitofsky nos indica que las Universidades, Iglesia y Ejército son las que tienen mejores calificaciones con una máxima de 7.4 y mínima de 7 por lo que se les considera dentro de la categoría “Alta”.  Después le siguen los Medios de Comunicación, Estaciones de Radio, Redes Sociales, Comisión Nacional de Derechos Humanos, Instituto Nacional Electoral, Empresarios, Bancos, Cadenas de Televisión y la Suprema Corte de Justicia de la Nación con calificaciones que van desde 6.9 hasta 6.1 lo que les permite estar en la categoría “Media”.

Para finalizar la policía, sindicatos, senadores, presidencia, diputados y partidos políticos con calificaciones que oscilan entre 5.5 y 5.1 colocándose en la categoría de “Baja”.

La mala noticia es que el promedio de las instituciones en México nos arroja una calificación apenas aprobatoria de 6.2, la buena noticia es que en cuanto a categoría pasamos de “Baja” a “Media” en general.

Lo anterior es gracias al crecimiento en la percepción del INE y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Adicionalmente, se agregaron las redes sociales lo cual no había sido evaluado.

Si nos detenemos en el fondo de la tabla encontramos a la Presidencia de la República como una institución en decadencia. Desafortunadamente este resultado no debería de sorprender a nadie máxime que quien encabeza esa encomienda es Enrique Peña Nieto. Como sabemos, según diversos estudios de opinión que se han realizado es el actual mandatario, es el peor calificado en la historia moderna del país, pero no sólo eso sino que rebajó la investidura presidencial a un nivel impresionante, para muestra la famosa “casa blanca”.

En estos últimos lugares también se ubican los diputados, no es para menos, el nivel de quienes encabezan la tarea parlamentaria es bajísima, la capacidad es ínfima y la mayoría solo están ahí por compromisos partidistas.

Y en última posición, por segundo año consecutivo, encontramos a los partidos políticos, si bien tampoco me extraña no deja de llamarme la atención, ya que de estos institutos es de  dónde emergen nuestros representantes populares. Para los mexicanos su funcionamiento es peor que las policías y eso es decir mucho. Los intereses personales y la corrupción están más presentes que nunca, lo cual se refleja en este estudio.

Lo más lamentable es que no se ve por donde puedan salir de esta situación, para ejemplo tenemos al PRD que apenas el fin de semana intentó arreglar sus diferencias a “sillazos”, al PRI que entre sus filas sigue conservando a los Moreira o el PAN que protege a miembros de su partido como aquel famoso diputado que bailaba al ritmo de “ánimo, montana”.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se ha desempeñado como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal, así como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio