Juicio al “Chapo” destapa corrupción

Foto: Tomada de Internet
 
Edición Impresa Lunes, 26 Noviembre, 2018 01:00 PM

Los testimonios y acusaciones que se han vertido durante el juicio contra el capo sinaloense Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, que se lleva a cabo desde la semana anterior en la  Sala 8D de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, han descubierto una estela de corrupción en México de la que no se salvan ni los más altos niveles políticos y gubernamentales

Aunque analistas y hasta salpicados por el caso han acusado que se trata de una estrategia procesal de la defensa del ex líder del Cártel de Sinaloa, lo cierto es que durante más de una semana, tanto los medios como el público en general, están a la expectativa de lo que sucede en el juicio que el gobierno de Estados Unidos le sigue a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, donde el capo sinaloense enfrenta once cargos relacionados con narcotráfico.

 

PRESUNTOS SOBORNOS A EX PRESIDENTES

Primero el abogado estadounidense Jeffrey Lichtman fue amonestado por el juez a cargo del juicio, Brian M. Cogan, luego que durante su alegato inicial, el defensor del “Chapo” aseguró que Ismael “El Mayo” Zambada García, presunto colíder del Cártel de Sinaloa, sobornó con pagos de millones de dólares a los últimos dos presidentes de México: Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Y aunque no dio una cantidad específica, de inmediato la Fiscalía de Nueva York presentó -algo insólito- un recurso legal para excluir del juicio el alegato inicial que inmiscuía a los mandatarios mexicanos, por estar construido de “argumentos indebidos, defensas afirmativas inadvertidas y habladurías inadmisibles” que no deberían ser valorados por el propio Cogan, ni por el jurado; tampoco por los medios, ya que no se han acompañado de pruebas.

Cogan se abstuvo de desestimar las acusaciones, pero amonestó al litigante estadounidense por haberse apartado de pruebas directas o indiciarias, y dijo que dará instrucciones al jurado para que se concentre en las pruebas. “Su alegato inicial emitió un pagaré que su caso no va a cobrar”, externó el juez, calificando el argumento de “engañoso”.

Tras las acusaciones, el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa -quien gobernó el país de 2006 a 2012- negó haber recibido alguna clase de soborno por parte del “Chapo”, del “Mayo” o del Cártel de Sinaloa. “Son absolutamente falsas y temerarias las afirmaciones que se dice realizó el abogado de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Ni él, ni el Cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona”, tuiteó.

Asimismo, Eduardo Sánchez Hernández, vocero de la Presidencia, negó a través de un tuit que el gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto hubiera recibido coimas del “Chapo”. Sin embargo, no mencionó al “Mayo” ni al Cártel de Sinaloa.

Foto: Tomada de Internet.- Jesús “El Rey” Zambada

“El gobierno de @EPN persiguió, capturó y extraditó al criminal Joaquín Guzmán Loera. Las afirmaciones atribuidas a su abogado son completamente falsas y difamatorias”, afirmó vía Twitter.

Días después, el propio Peña Nieto rompió el silencio acerca de la declaración de Jeffrey Lichtman. El todavía mandatario nacional consideró que los señalamientos del litigante estadounidense son “absurdos” y “casi de risa”, si se considera que su administración capturó en dos ocasiones al “Chapo” e incluso autorizó su extradición a la Unión Americana.

“Me parece lo más absurdo y casi de risa, porque cómo suponer que había sobornado a este gobierno cuando fue aprehendido dos veces, además, se logró su extradición y hoy está enfrentando a la justicia norteamericana por distintos cargos que se le imputan, además de los delitos que tiene pendientes de enfrentar a la justicia en nuestro país”, indicó el mandatario nacional.

A la par, EPN desmintió haber recibido sobornos y aseguró se trata de un mecanismo de defensa que tienen los abogados de Guzmán, “quien ha sido señalado como uno de los criminales en su momento más buscados y que hoy enfrenta la justicia; cualquier señalamiento que haga sobre este gobierno es absurdo”, recalcó.

 

“EL CHAPO” SOBORNABA A MANDOS MILITARES, A LA POLICÍA, A LA PGR Y HASTA A LA INTERPOL

Llegó el turno para Jesús Zambada García “El Rey”, testigo clave del gobierno de Estados Unidos, quien en el primer día del juicio aseguró que “El Chapo” ordenó sobornar a altos mandos de la Policía y militares mexicanos, así como a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) -con 192 países miembros-, pagando sobornos hasta por 300 mil dólares mensuales en Ciudad de México.

El hermano del “Mayo” Zambada respondió a cuestionamientos de la Fiscalía, y aseguró que pagaba personalmente sobornos en dólares al entonces comandante de la Procuraduría General de la República (PGR) en Ciudad de México -plaza de la que “El Rey” estaba supuestamente encargado-, así como a elementos de la entonces Policía Federal de Caminos -que protegían también los aeropuertos-, a la Policía Judicial federal, estatal y municipal, y “a Interpol también”.

“Los sobornos para funcionarios en Ciudad de México eran unos 300 mil dólares por mes”, contó al jurado el hombre de 57 años de edad, quien al momento vestía traje de presidiario azul y camiseta naranja.

Agregó que en 2004 pagó -a pedido del “Chapo”- 100 mil dólares al General de División Diplomado del Estado Mayor, Gilberto Toledano Sánchez, entonces “encargado de Guerrero”.

Posteriormente, Toledano Sánchez fungió como secretario de Seguridad Pública del Estado de Morelos en el sexenio de Marco Adame Castillo. Fue suplente del diputado federal Ángel García Yáñez en la LXIII Legislatura por el Distrito 5 de Yautepec, Morelos, postulado por el Partido Nueva Alianza (Panal).

“Yo iba a importar cocaína de Colombia por el Estado de Guerrero, platiqué de esto con ‘El Chapo’ Guzmán Loera y con mi hermano ‘Mayo’, y ‘El Chapo’ me dijo: ‘Ahí está el General Toledano, es amigo mío, vaya a verlo y dele 100 mil dólares de mi parte’”, contó “El Rey” al jurado.

“Se los mandaba regalar, y me dijo que lo saludara y le mandara un abrazo”, agregó.

Portando traje oscuro y corbata, “El Chapo” escuchó con atención el veredicto de su ex aliado y hoy colaborador del gobierno estadounidense, a quien -refirieron los periodistas presentes en el juicio- el capo miró fijamente.

 

“EL REY” ZAMBADA EMBARRA A GENARO GARCÍA LUNA Y A GABRIEL REGINO

Durante el cuarto día del juicio, “El Rey” Zambada declaró haber entregado dos maletas con entre 6 y 8 millones de dólares en 2005 y 2006, a Genaro García Luna -ex secretario de Seguridad Pública de México durante el gobierno de Calderón Hinojosa- como parte de una serie de sobornos del Cártel de Sinaloa, bajo el liderazgo del “Chapo”.

“El Rey” -quien fue sub líder del Cártel de Sinaloa desde 1987 hasta su arresto en 2008- dijo al jurado que pagó a García Luna en un restaurante a cambio de protección para el Cártel. De acuerdo a las declaraciones de Zambada, la primera vez García Luna era director de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la Procuraduría General de la República.

En el segundo pago, en 2006, fungía como secretario de Seguridad Pública en la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

William Purpura, uno de los abogados defensores del “Chapo”,  preguntó al “Rey” si él y su hermano “El Mayo” se reunieron con García Luna entre 2005 y 2006, cuando éste estaba a cargo de la AFI, por lo que Zambada García detalló un encuentro en un restaurante al que acudió junto con el abogado Óscar Paredes, para ofrecerle al ex funcionario un soborno de 3 millones de dólares ocultos dentro de una maleta.

Posteriormente afirmó que en 2007, ya que era secretario, García Luna recibió otra maleta llena, con una suma de entre 3 y 5 millones de dólares. El propósito del soborno, según describió Zambada García, era conseguir que éste nombrara en Culiacán al jefe de Policía comprado por el Cártel de Sinaloa.

Agregó que el entonces secretario les aseguró que no interferiría con el tráfico de drogas ni con las inversiones del Cártel de Sinaloa. Purpura también preguntó al “Rey” si entre 2006 y 2007, los hermanos Beltrán Leyva pagaron 50 millones de dólares a García Luna para la protección de su organización delictiva. “Sí, eso se decía”, respondió tajante.

Por otra parte, el abogado defensor del “Chapo” cuestionó si en 2005, Zambada García se reunió con “(Gabriel) Regino (García)”, quien fungió como titular de la Subsecretaría de Apoyo Institucional y Policías Complementarios, además de estar a cargo de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“El Rey” respondió que sí, para pagarle a Regino García “algunos millones de dólares” para la protección de ese Cártel de Sinaloa, en caso que se convirtiera en el siguiente secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal, cargo que en ese entonces ostentaba Marcelo Ebrard Casaubón, propuesto ahora como futuro titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno Federal.

García Luna negó haber recibido los presuntos sobornos de Sinaloa bajo el liderazgo del “Chapo”: “Es falso que el narcotráfico me haya sobornado. Yo nunca lo conocí ni tuve contacto con él. Todo es mentira, es parte de una estrategia del crimen organizado”, aseguró en diversas entrevistas.

“Es un tema que han usado siempre los delincuentes, una estrategia de sus abogados para tener beneficios en el juicio, y esto ha sido una dinámica histórica del crimen. Yo estoy a favor de la transparencia, de que nos investiguen”, dijo García Luna.

Asimismo, se confesó seguro del trabajo que realizó en el gobierno de Calderón Hinojosa y que no tiene nada que ocultar. “No tengo ningún problema, que me investigue el próximo gobierno. No tengo una empresa inmobiliaria, eso es mentira”, reiteró.

“Estoy a favor de la transparencia, no estoy a favor de que se persiga a nadie, estoy a favor de que haya escrutinio, que se revise a fondo. Sólo que se apegue a las pruebas, a las evidencias”, expuso el ex funcionario federal.

Además, destacó la labor que realizó contra el crimen organizado, en la que incluso la Administración para el Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), lo felicitó por el trabajo que había hecho para combatir al narcotráfico.

Por su parte, Regino García desmintió la declaración del “Rey” Zambada y, a través de su cuenta de Twitter, detalló: “Es falso que durante mi ejercicio del servicio público, haya recibido soborno alguno por parte del testificante Jesús Zambada. Sus declaraciones tienen una intencionalidad procesal, de la cual he dado testimonio en diversas entrevistas. Por tanto, niego categóricamente tales aseveraciones y estaré en plena disponibilidad de testificarlo ante cualquier autoridad, nacional o extranjera”, abundó el abogado penalista.

Refirió que a él le correspondió personalmente informar al extinto José Luis Santiago Vasconcelos -entonces subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la PGR- del primer intento de atentado frustrado en su contra.

Para concluir, Regino García se refirió a la detención de cinco individuos en la colonia Fuentes del Pedregal, al sur de la Capital de la República: “De 2002 a 2006 laboré en la SSPDF coordinando y ejecutando acciones contra el narcomenudeo, lo que motivó que enfrentase diversas acusaciones”.

 

SANTIAGO VASCONCELOS, EL INSOBORNABLE

Durante el tercer día del juicio, “El Rey” reveló un plan del Cártel de Sinaloa para asesinar en 2005 a José Luis Santiago Vasconcelos, ex subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada y posterior subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, quien “lo único que hacía era que no cooperaba con nadie” del narcotráfico.

El hermano del “Mayo” describió a Vasconcelos como “un alto mando de la PGR, policía al que todo el mundo tenía respeto y miedo porque no agarraba dinero (…) de parte del narcotráfico (…) Se me pidió formar parte de plan que ayudara a localizarlo y proporcionando seguridad a los pistoleros”.

 

AMLO PIDE ESPERAR PRUEBAS DE LOS SOBORNOS

Para el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, “El Chapo” no era el gran capo del que se hablaba, al no “jugar en las grandes ligas” y “sólo era un operador”.

“No estoy de ninguna manera justificando al ‘Chapo’. Lo que estoy señalando es que la corrupción en México produjo grandes multimillonarios. Gentes que ni siquiera perdieron su respetabilidad. Entonces es decir ‘El Chapo’, pero también la corrupción sistémica que hemos padecido en México”, indicó el próximo Presidente de la República en entrevista con la periodista Carmen Aristegui Flores.

Sobre las acusaciones de que Peña Nieto y Calderón Hinojosa recibieron millones de dólares en sobornos por parte del capo sinaloense, el tabasqueño declaró: “Esperemos las pruebas, y ya, con mucha objetividad, opinamos”.

Por último, consideró que la justicia en EU trabaja de una manera sui géneris, al buscar que los acusados hablen a cambio de reducción de penas.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio