El rock mestizo de Maldita Vecindad

Fotos: Internet
 
Espectáculoz Viernes, 23 Noviembre, 2018 01:00 PM

Abanderando la migración como un hecho natural en la historia, la agrupación mexicana retorna a Tijuana para compartir recital con Kumbia Kings y Molotov, luego de un ciclo de festejos y previo a publicar álbum inédito grabado en los 90

Luego de un ciclo de conciertos especiales por el 25 Aniversario de la publicación del álbum “El Circo” (entre éstos, tres en la Carpa Astros) y una gira de presentaciones por los festejos de 30 años de fundación de Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, que culminaron el 9 de noviembre en el Zócalo de la Ciudad de México, el cuarteto conformado por Rocco, Sax, Pato y Pacho, retorna a la frontera para presentarse en el estadio de futbol, situación que mantiene con entusiasmo a la agrupación, misma que hará dos lanzamientos de contenidos.

“Grabamos un DVD que recoge las tres funciones que hicimos entre el año pasado y éste en el carpa donde se presentaba el espectáculo del Circo Atayde Hermanos, que está próximo a salir, además de que tendremos la oportunidad de publicar un disco inédito que grabamos en los 90 en Nueva York, que por conflictos contractuales no pudo salir en ese momento, pero ahora tenemos oportunidad de publicarlo con todo lo que implican las redes sociales en las que puedes marcar tus tiempos, y éste es un buen momento”, señaló Pato (guitarra) en entrevista telefónica con ZETA.

Roco

“Es un disco que más que hablar de él, prefiero lo escuchen. Las letras siguen siendo vigentes, por supuesto, incluimos temáticas sociales, y otras retratan escenas de la vida cotidiana, de amor. Es un disco muy visual, con muchas imágenes sonoras que te remiten a diferentes momentos y geografías; sin duda, es un disco muy universal”, adelantó el músico, quien agregó, la velada de hoy viernes 23 de noviembre será un abanico de posibilidades para el asistente.

“Los Molotov son carnales de toda la vida, hemos compartido muchos escenarios, pero con Kumbia Kings nunca; alguna vez alternamos con Selena y los Dinos en un festival latino en el Grand Park de Chicago en los 90”, relató el guitarrista de Maldita Vecindad, cuya discografía refleja la música que los ha influenciado, desde la latinoamericana, la mexicana, afroantillana, árabe, oriental, punk, rock clásico, ska, reggae y afro caribeña, denotando que no hay fronteras, contrario a una industria desinteresada en discos de arte que se enfoca en vender canciones prefabricadas.

“La industria del disco ha cambiado muchísimo, los dispositivos físicos que teníamos prácticamente desaparecieron, todo está en línea, y eso también plantea una nueva forma de trabajo para las agrupaciones. En este planteamiento creemos en la total independencia, en el patrimonio autoral de quien lo crea, y a pesar de los monopolios de la comunicación masiva, existe internet como alternativa, que no lo es todo ni sustituye a la radio y televisión, pero es una vertiente en la que se puede sostener una real independencia como en la que Maldita Vecindad cree.

“Aunque si bien es cierto, hay un público que responde distinto al de los 90 y principio de milenio, porque ya está acostumbrado a nuevos hábitos de consumo. La gente consume sencillos, pero nosotros sí creemos más en la exposición de conceptos concretados en un disco, pues una canción no muestra toda tu visión como artista o ideólogo, entonces creo que sí es importante preservar las obras completas. ¿Acaso se venden novelas por capítulos? Realmente hay un consumo muy voraz, muy vertiginoso de todo: videos, canciones, los DJ por ejemplo ahora tienen que ser más dinámicos, ya no pueden poner canciones completas, sino cada vez más breves porque parece que hay una voracidad muy ansiosa de estar percibiendo las cosas con posibilidades infinitas que te llena de ansiedad por perderte de cosas, y creo que eso sí lo tenemos que rectificar, porque esa sensación se está trasladando a los conciertos”, reflexionó Pato, para continuar:

Pato

“A los asistentes a los conciertos les parece más importante preservar más la memoria a largo plazo que la experiencia inmediata, es decir, estás grabando, no bailas porque tienes tu celular y se te cae, ya no hay un slam dinámico. Antes no había ni pantallas en el escenario y la atención se centraba en el artista y las luces, luego aparecieron las pantallas y los vídeos para complementar, pero con los dispositivos de captura, ya no son nada más las fotos y vídeos; ahora quieren transmitir todo en vivo, y la emisión importa más que la experiencia misma. No nos negamos a la inmediatez, pero tenemos que disfrutar la realidad del aquí y ahora. No digo que siempre sucede, pero tienes celulares apuntándote, cuando lo principal en un concierto es la convivencia humana, física, y no provocar el aislamiento”.

Referente a la transformación en los hábitos de consumo, la inmediatez y cómo la industria de la música decidió promover contenidos desechables, el guitarrista agregó que la música fabricada siempre ha existido por necesidad de mercado, así como las obras que se componen por necesidad espiritual.

“Uno es el que elige qué quiere y qué no, no estamos en contra de que exista lo fabricado, lo que estamos en desacuerdo es que no exista el lado B de la música que viene del barrio, la de la gente que lee, que realmente crea sin la visión comercial, que no hace canciones fáciles sin imaginación, sin ninguna propuesta. Lamentablemente hemos sido testigos de un rock neoliberal, donde no pasa nada, donde nadie se arriesga lírica y musicalmente, donde negamos nuestra realidad, mucho de la visión del pop, donde no hablamos de situaciones sociales, cotidianas, y no necesariamente debemos estar protestando en la medida de la visión para describir realidades, realidades sociales y espirituales.

“Por otro lado, las descripciones ideales o metafóricas que te da la poesía, las visiones fantásticas, creo mucho en eso, en la imaginación, en las posibilidades que tenemos como seres humanos de irnos renovando y planteando nuevas realidades en todos los sentidos: sonoro, ideológico. Particularmente no me gustan los lugares comunes donde todas las canciones son predecibles, absolutamente en todo hay gente que consume eso, pero tampoco lo invalido; cada quien tiene su realidad, creo que la realidad de la evolución universal es el cambio”, complementó el músico.

En su retorno a Tijuana, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio se encontrarán con una nueva realidad protagonizada por una masiva migración centroamericana, de la cual Pato refirió, existen muchas lecturas.

“Hay mucha información superficial que genera muchas lecturas, es signo de nuestros tiempos, pero no investigamos, sin embargo, creo que la migración es un hecho natural en la historia de la humanidad. No hay ningún pueblo que sea puro, ni raza pura, ni cultura, por lo tanto, somos reflejos de migración. Los mexicanos migramos hacia Estados Unidos por trabajo, estos migrantes también lo hacen por pobreza extrema, situaciones sociales y violencia extrema, buscan mejorar, sobrevivir, creo que ninguno voluntariamente quisiera salir de su tierra. Han sido obligados a esta enorme travesía. “Recuerdo muchos éxodos en la humanidad, producto de hambrunas o guerras, donde también se desplazan los otros pueblos y siempre son recibidos de mala manera, como invasores, entonces, hay que estar muy al pendiente de esa situación, México es de gran tradición solidario con los demás; por otro lado, los migrantes tiene que respetar los usos y costumbres de las regiones donde están, como cualquier gente, si yo voy a tu casa, trato de conservarla, responderte con la hospitalidad que me das, con las reglas y costumbres de tu casa, eso también es importante si uno migra: ser muy respetuoso con la realidad del otro.

Sax

“También entender nosotros que los migrantes no son igual que nosotros, ellos también tienen sus usos y costumbres, la adaptabilidad que tenemos como seres humanos es sorprendente, lo que implica adaptarse a una realidad cultural, culinaria, laboral, lingüística, que es un rollo muy complicado. Como mexicanos debemos entender eso, esas reacciones de rechazo e intolerancia producto de mala información no deben ser, tampoco los gobiernos deben desentenderse del problema antes que se genere una crisis social”, amplió el intérprete de temas como “Mojado”, “Ojos Negros” y “Sur a Sur”, que recogen el sentir de los migrantes.

Respecto al panorama político con el cambio de gobierno en México, Pato lo calificó como una oportunidad para plantearse nuevas realidades, “independientemente de que hayamos votado o no por los nuevos gobernantes, en esa medida tenemos que seguir de cerca los procesos de nuestros gobernantes y no dejárselos todo, no sólo ha habido indolencia de los ciudadanos, ha habido mucha manipulación de los medios, distorsionan la realidad, manipulan situaciones, corruptelas que nos han llevado a una situación muy crítica, económica, ecológica, atentamos contra la naturaleza, ecocidios en aras del progreso. Eso es indolente, se realiza en complicidad con las autoridades, por corrupción.

“Nosotros tenemos que participar siempre, influir en las decisiones, exigirles por nuestras demandas, debe haber menos procesos desalentadores para poder llegar a tener decisiones, eso se plantea con las consultas ciudadanas, se tienen que afinar, pero son realidades democráticas. Creo que es una oportunidad de cambio”, concluyó.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio