El Chapo pagaba sobornos de miles de dólares a altos mandos de la Sedena, PGR, Policías y hasta de Interpol: Rey Zambada


 
Destacados Jueves, 15 Noviembre, 2018 11:38 AM

Siendo el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias el Chapo, ordenó sobornar a altos mandos de la Policía y militares mexicanos, así como a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) -con 192 países miembros- pagando sobornos en la Ciudad de México hasta por 300 mil dólares mensuales.

Esto lo aseguró este jueves Jesús Zambada García, alias el Rey, testigo clave del Gobierno de Estados Unidos en el juicio que se lleva a cabo en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York en contra del capo sinaloense, quien está acusado de 11 cargos relacionados con el narcotráfico.

El hermano de Ismael Zambada García, alias el Mayo, respondió a cuestionamientos de la Fiscalía, y aseguró que pagaba personalmente sobornos en dólares al entonces comandante de la Procuraduría General de la República (PGR) en la Ciudad de México -plaza de la que el Rey estaba supuestamente encargado-, así como a elementos de la entonces Policía Federal de Caminos -que protegía también los aeropuertos-, a la Policía Judicial federal, estatal y municipal, y “a Interpol también”.

“Los sobornos para funcionarios en Ciudad de México eran unos 300 mil dólares por mes”, contó al jurado Zambada García, de 57 años de edad, quien vestía traje de presidiario azul y camiseta naranja, quien además aseguró en el 2004 pagó -a pedido del Chapo- 100 mil dólares al General de División diplomado del Estado Mayor, Gilberto Toledano Sánchez, quien en ese entonces “estaba encargado de Guerrero”.

Toledano Sánchez fungió, después, como Secretario de Seguridad Pública del estado de Morelos, durante el sexenio de Marco Adame Castillo. Asimismo, fue suplente del del diputado federal Ángel García Yáñez en la LXIII Legislatura, por el distrito 5 de Yautepec, Morelos, postulado por el Partido Nueva Alianza (Panal).

“Yo iba a importar cocaína de Colombia por el estado de Guerrero, platiqué de esto con el Chapo Guzmán Loera y con mi hermano Mayo, y el Chapo me dijo ‘ahí está el general Toledano, es amigo mío, vaya a verlo y dele 100 mil dólares de mi parte'”, contó el Rey al jurado.

“Se los mandaba regalar, y me dijo que lo saludara y le mandara un abrazo”, agregó. Chapo, de traje oscuro y corbata, escuchó con atención el veredicto de su exaliado y hoy colaborador del Gobierno estadounidense, a quien el capo miró fijamente.

Además, el Rey, sub líder del Cártel de Sinaloa desde 1987 hasta su arresto en 2008, detalló los costos de proteger el contrabando de la droga colombiana que viajaba a Estados Unidos, vía México, con los que el grupo criminal obtuvo ganancias masivas de “miles de millones de dólares, que los narcos colombianos y mexicanos se repartían a medias.

Zambada García relató que recibían la droga en lanchas rápidas, barcos pesqueros, aviones o incluso contenedores comerciales, y enviaban luego “el 100 por ciento” a Estados Unidos. De las bodegas donde el Rey recibía y almacenaba la droga en Ciudad de México, salían unas 80 a 100 toneladas anuales de cocaína a Estados Unidos.

El trabajo inicial de Rey, según relató, fue establecer un sistema contable de las ventas en Estados Unidos. Pero luego pasó a contar la droga que llegaba a tres depósitos de la capital mexicana e iniciar su transporte a la frontera con EE.UU., en general en camiones de transporte de gas.

El precio de la droga iba subiendo al acercarse al norte, afirmó. En Colombia, un kilo de cocaína costaba unos 3 mil dólares, en México de 10 mil a 13 mil, en California 20 mil, en Chicago más de 25 mil y en Nueva York hasta 35 mil, según sostuvo.

Por una inversión de 45 millones de dólares entre cinco narcos, restando los costos operativos del envío, las ganancias aproximadas eran de 195 millones en Los Angeles, California; 240 millones en Chicago, Illinois; y 390 millones en Nueva York; según calculó Zambada García, que también invirtió personalmente en el negocio, comprando hasta tres toneladas.

El Rey contó que una vez el Chapo invirtió “una proporción pequeña” en una de sus importaciones de droga colombiana, y que su hermano el Mayo y su socio solían invertir juntos en embarques de unas seis toneladas, y se repartían a medias las ganancias.

Por otra parte, un narco colombiano, Juan Carlos “Chupeta” Ramírez, utilizaba barcos pesqueros para traer hasta 30 toneladas de cocaína desde Colombia a México, a pedido del Chapo y los otros grandes líderes del cartel: el Mayo, Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los Cielos y Juan José Esparragoza Moreno, el Azul.

Pero una vez, en 1994, “la tripulación se imaginó que los iban a interceptar y hundieron el barco”, contó al jurado Zambada García. El Mayo contrató entonces a buzos de aguas profundas y logró recuperar todo el contrabando, aseguró el Rey.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio