Desfalco en alcaldía de Mulegé

Foto: Antonio de Jesús Cervantes G..- Felipe Prado Bautista (izq), actual Alcalde de Mulegé, Cecilia López González (der), Alcaldesa saliente
 
Edición Impresa Martes, 13 Noviembre, 2018 01:00 PM

La Comisión Especial Revisora encontró la venta de 520 terrenos con una superficie de 163 mil 484.70 metros cuadrados; 234 de dichos predios fueron vendidos en agosto y septiembre,  los últimos dos meses de administración de la ex alcaldesa Cecilia López González. La mayoría de estas propiedades fueron adquiridas por funcionarios municipales y familiares de los mismos, sin respetar su valor catastral. Por ejemplo, un predio de 863 metros cuadrados fue rematado en 500 pesos

Han pasado casi 50 días desde que Felipe Prado Bautista tomó protesta como alcalde del municipio de Mulegé, Baja California Sur, tras la entrega-recepción de la ex alcaldesa panista, Cecilia López González.

Sin embargo, fue hasta el 6 de noviembre cuando, tras una sesión de Cabildo, se dio a conocer la conclusión del estudio y análisis de entrega-recepción realizada por la Comisión Especial Revisora, integrada por la Síndico, Italia Valenzuela; el Secretario General, Ramiro González; el Tesorero Municipal, Onésimo Mendoza; el Contralor, José Araiza; el Oficial Mayor, Élfego Camacho; y los regidores, Luis Talamantes, Miguel Contreras, Hiroshima Fuerte y Lizbeth Patrón, quienes dieron a conocer una serie de irregularidades, así como vicios ocultos y anomalías por parte de la administración saliente.

De acuerdo al dictamen presentado por esta Comisión Revisora, se atendieron las áreas de mayor trascendencia, tales como: Temas financieros, cuenta pública 2018, y bienes inmuebles, rubro donde consiguieron detectar un sinfín de anomalías.

En dicho dictamen se logró encontrar la exagerada venta de 520 terrenos con una superficie de 163 mil 484.70 metros cuadrados; tan solo 234 de ellos fueron vendidos en agosto y septiembre, es decir,  los últimos dos meses de administración de la ex alcaldesa Cecilia López González.

La mayoría de los predios fueron adquiridos por funcionarios municipales y familiares de los mismos, sin respetar su valor catastral.

En total, funcionarios públicos se vieron favorecidos en la adquisición de 184 terrenos: 124 en Santa Rosalía con una superficie de 51 mil, 40.79 metros cuadrados; 60 en Guerrero Negro con la superficie de 76 mil, 606.50 metros cuadrados; en esos dos meses se vendió el 78% del total de metros cuadrados en 2018, a lo que refiere que ex servidores públicos de Cecilia López, incluyéndola, “hicieron su agosto” de manera ventajosa.

 

LOS COMPRADORES

Entre los funcionarios municipales que adquirieron terrenos a bajo costo se encuentra la misma ex alcaldesa, Cecilia López; su hija, Cecilia Osuna López, su hijo Pedro Gabriel Osuna López, su esposo, quien además es ex presidente municipal, Pedro Graciano Osuna; así como el ex encargado de catastro en Guerrero Negro, Arturo Ávila; el cónyuge del ex encargado de catastro, Edel Romo Meza; el ex delegado municipal, Octavio Chaparro González, su cónyuge María Santos Ortiz, y proveedores del Ayuntamiento.

Foto: Antonio de Jesús Cervantes G..- Predios entregados en Guerrero Negro a familiares y proveedores a bajo costo, se encuentran a la orilla de la playa y en avenida principal

Los costos de los terrenos adquiridos varían entre 500 pesos, 12 mil 400 pesos y 18 mil 600 pesos. Por ejemplo, un predio de 863 metros cuadrados que fue rematado en 500 pesos, cada metro cuadrado tuvo un ridículo costo de 57 centavos, una total burla a la inteligencia de los muleginos.

 

NO SÓLO TERRENOS

Por su parte, el Alcalde de Mulegé, Felipe Prado, aseguró que no sólo son terrenos los que adquirieron de manera irresponsable, incluso hubo compras de tablets con valores millonarios.

“Son muchas las irregularidades, pero es imposible ponerlas todas en ese dictamen, pero no solamente son los terrenos, está la omisión de los informes obligatorios del FORTASEC, el FORTAMUN, e incluso hay compras de unas tablets que costaron 9 millones de pesos”, comentó Felipe Prado Bautista, Alcalde de Mulegé.

De acuerdo a un monitoreo en tiendas en línea, la venta de tabletas de marcas comerciales, como Lenovo y Galaxy, rondan entre los 3 mil 500 y 4 mil pesos, mientras que las Apple Ipad pueden llegar a costos de 25 mil pesos, ninguna alcanzaría a tener un valor similar al que fueron facturadas.

Si tomamos como referencia el costo de una tableta Lenovo de tres mil 500, el municipio de Mulegé pudo comprar dos mil 571 tabletas en una sola compras que hizo Cecilia López González; es decir, que por cada 23 habitantes se entregó una tableta, tomando como referencia que hay poco más de 60 mil ciudadanos en Mulegé.

 

DESVÍO TRAS DESVÍO EN MULEGÉ

Según el dictamen, tampoco se tienen los informes en inversión con recursos federales,  así como los recursos obtenidos a través de convenios con dependencias como el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal para obras públicas, tales como: CEVAC, FONDOS  FEDERALES (SHCP), ASEBCS, FORTASEC, INEGI, predial y agua.

De igual forma, tampoco se cuenta con los resultados obtenidos de las auditorías realizadas por la Auditoría Superior del estado de Baja California Sur, realizadas al Ayuntamiento de Mulegé en la administración municipal de 2015 a 2018, es decir, esos archivos no existen en la contraloría municipal.

Asimismo, el alcalde en turno, aseguró que la deuda pública ascendió a los 200 millones de pesos, sin embargo, con menos de dos meses de administración, es imposible poder descubrir todos los vicios ocultos que dejó la administración saliente.

“La deuda pública es mayor a los 200 millones de pesos, es imposible que el dictamen contenga todos los vicios ocultos, estamos revisándolo y no significa pues, que tenga que contener cada uno de los daños que esta administración recibió, y los daños tenemos que irlos sacando poco a poco porque hay vicios que siguen todavía ocultos y que obviamente en un mes y pasadito no podemos determinar exactamente hasta dónde llegó el daño a la administración, pero poco a poco los iremos detectando y los daremos a conocer”, advirtió Prado Bautista.

Además, la Comisión Especial Revisora, dio a conocer que en cuanto al programa de mejoramiento de vivienda, aplicado con el Fondo de Infraestructura Social, fueron beneficiadas viviendas de personas que no son de escasos recursos, las viviendas no requerían atención, pues pareciera que el recurso fue utilizado para realizar ampliaciones, aún no se cuenta con el padrón de beneficiarios, pero dijeron que es probable que también servidores públicos hayan sido los más beneficiados.

Por lo que aseguraron que luego de este análisis, lo que sigue, es que se lleve a cabo una auditoría formal, donde pueda detectarse el daño total, y posterior a eso, tras los resultados obtenidos, poder determinar qué cartas deberán tomar para que se pague por lo acontecido.

Por su parte Cecilia López, ex alcaldesa de Mulegé, ha destacado por su ausencia, incluso, en una reciente reunión de panistas, donde acudieron todos los ex alcaldes y es servidores públicos de dicho partido, la ex primera edil estuvo ausente.

Asimismo, la dirigencia de Acción Nacional se negó a dar declaración alguna sobre los hechos, bajo el supuesto de no poder dar entrevistas por elecciones locales y nacionales de las dirigencias, mismas que se desarrollan el domingo 11 de noviembre.

 

LA TRANSA DE CECILIA LÓPEZ

Según las instrucciones dadas por el propio Gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis, era que todos los funcionarios públicos debían presentar sus declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscal; sin embargo, los ex alcaldes de los cinco municipios, no presentaron sus declaraciones de los movimientos en 2017 y 2018, dando pie así a la oportunidad de que pudieran realizar sus “transas” a diestra y siniestra.

Fue por ello bajo la sombra y en lo oscurito, la opacidad de esta obligación, la ex alcaldesa de Mulegé, Cecilia López González, sacó ventaja, hizo una serie de compra-venta indiscriminada de predios, adquisición de propiedades, equipos y demás, sin que pudiera ser detectado el movimiento en la administración pública, mucho menos en la Contraloría General de Gobierno, ahora hay mucho que explicar, pues se desconoce qué pasará con todos y cada uno de los predios que entregó.

El 25 de septiembre de 2015 tomó protesta como Alcaldesa de Mulegé, influida por su esposo y ex alcalde también, Pedro Osuna; Cecilia López llegó al Ayuntamiento por el principio de equidad de género, las conocidas como “Juanitas”, al asumir el cargo en 2015, fue tachada como sumisa y con la premisa de que “no mata ni una mosca”, pero fue todo lo contrario, tomó muy en cuenta “el que ríe a lo último, ríe mejor”.

De acuerdo a su última declaración patrimonial contenida en la Contraloría General de Gobierno rendida el 31 de mayo del 2017, la ex Alcaldesa apenas y pudo acceder a una vivienda a través de un crédito modesto de entre los 900 mil y los 450 mil.

Su cónyuge Pedro Osuna, apenas y compró:

* Una lavadora.

* Aire acondicionado.

* Joyas.

Para la salida de Cecilia López, poseía por lo menos 4 predios con una superficie de tres mil 106.64 metros cuadrados, se distribuyeron de la siguiente manera:

* Terreno de 776.64 M2 (metros cuadrados) en colonia Marcelo Rubio en Guerrero Negro, a su nombre.

* Terreno de 776.64 M2 en colonia Marcelo Rubio en Guerrero Negro, a nombre de su esposo Pedro Graciano Osuna López.

* Terreno de 776.64 M2 en colonia Marcelo Rubio en Guerrero Negro, a nombre de su hija, Cecilia Osuna López.

* Terreno de 776.64 M2 en colonia Marcelo Rubio en Guerrero Negro, a nombre de su hijo, Pedro Gabriel Osuna López.

Cecilia López González(izq), ex Alcaldesa de Mulegé y Octavio Chaparro González (der)

Cada uno de los predios costó 18 mil 662 pesos y 65 centavos, por los cuatro predios pagaron 74 mil 650 pesos y 60 centavos; cada metro cuadrado costó 24 pesos en la colonia Marcelo Rubio de Guerrero Negro, la zona más cara de esa comunidad, ya que es la zona comercial más importante de esa localidad.

En una consulta que hiciera ZETA sobre los costos de terrenos en la zona de Guerrero Negro, pudimos constatar que un predio de poco más de tres hectáreas, en una zona alejada de la zona urbana, no cuenta con servicios, ni siquiera se encuentra en la orilla de la carretera y alcanza un precio de tres millones y medio de pesos, pero los terrenos que se “regaló” la familia Osuna López, están en zona comercial y cuentan con todos los servicios, lo que aumenta aún más su valor, en pocas palabras, se auto-vendieron a su favor predios con un costo irrisorio a su valor real en el mercado.

Este descubrimiento debe llevar al Alcalde Felipe Prado a interponer una denuncia penal, por abuso de confianza, colusión de servidores públicos, desvío de recursos, peculado y todos los delitos que surjan por abusar de las arcas municipales y de la confianza de los ciudadanos.

Supuestamente, López González a su llegada a la administración municipal prometió cercanía con la población, a lo cual ni siquiera una tablet se acercó a entregar; prometió austeridad y transparencia, pero los desvíos millonarios, compra masiva de terrenos en lo oscurito y demás “transas” dicen todo lo contrario; por último, comprometió solución a los problemas que el municipio desde hace tiempo viene arrastrando, hoy se debe más; sin embargo, no hay un balance completo, pero se deduce por la omisión en el pago de prestaciones, programas y descuentos a los empleados.

Como despedida, Cecilia López González declaró: “acepté este gran reto, he demostrado que las mujeres podemos, que sabemos hacer pasteles, hacer comida, criar a los hijos, pero también podemos atender un reto como este (gobernar) y lo estoy demostrando”.

La ex Alcaldesa demostró que al frente del Ayuntamiento se pueden hacer muchas cosas más, entre ellas saquear las arcas, sacar provecho desde su posición y muchas sorpresas que están por descubrirse.

 

TERRENOS A CAMBIO DE FAVORES

En los archivos encontrados en la venta indiscriminada de terrenos aparece Ramón Futema Jiménez, quien se desempeñaba como proveedor del Ayuntamiento, el cual brindaba el servicio de “refacciones y mantenimiento de vehículos municipales”; a su nombre aparecieron cuatro  terrenos, no existe evidencia de que haya pagado los bienes.

Según la información recabada, todo parece indicar que el municipio le debía la cantidad de 800 mil pesos, por lo cual dispusieron de 4 predios para pagar el adeudo, entre los terrenos hay uno que mide 15 mil 595.49 metros cuadrados, dicho predio tiene un valor catastral de más de un millón de pesos, pero Cecilia no sólo le dio ese terreno, sino tres más.

21 mil 35.49 M2 de los terrenos están en la orilla de la playa, lo que supera por mucho los 800 mil pesos del valor de intercambio.

El proveedor municipal se benefició con los siguientes predios:

* De 15 mil 595.49 M2 en la colonia Pioneros, en Santa Rosalía.

* De 5 mil 440 M2, en Pioneros de Santa Rosalía.

* De 5 mil 412.913 M2 en Estado 30, en Guerrero Negro, la zona más exclusiva y cara, junto a la carretera que pasa dentro de la zona urbana, en zona de playa.

* De 6 mil 42.142 M2 en Estado 30, Guerrero Negro.

Otra de las “transas” comprobadas fue la de la pareja conformada por Octavio Chaparro González, ex delegado de Guerrero Negro y su cónyuge, María Santos Ortiz; el ex delegado se apropió de dos predios de 517.76 M2 cada uno, con un costo de 12 mil 441 pesos y 77 centavos cada uno, cada metro cuadrado costó 24 pesos, en predios ubicados en la zona comercial de la colonia Marcelo Rubio Ruiz en Guerrero Negro.

Su cónyuge se apoderó de tres predios, ninguno de los tres aparece pago alguno, en total son 15 mil 129.44 metros cuadrados que se apropió en la zona comercial de Marcelo Rubio Ruiz, en el municipio no hay registro de la compra-venta, a lo que se confirma que le regalaron más de 15 mil metros cuadrados.

Es sabido que Octavio Chaparro González está implicado con la ex alcaldesa de Mulegé para otorgarse predios en Guerrero Negro, ambos son cómplices junto con familiares para saquear las arcas municipales.

Cabe destacar que Chaparro González usó sus influencias mientras era servidor público para vivir impunemente, en agosto de este año; fue denunciado por amenazar a un reportero del medio “Guerrero de Sal”, el expediente quedó establecido bajo el número NUC GN/346/2018; de acuerdo a la denuncia penal, Octavio Chaparro expresó que “ya vi tu nota, si les sigues te vas arrepentir, ya párale, échales a todos, escribe de lo que quieras pero no hables de mí, así que cálmate o me vas a conocer, ya te lo dije”.

El funcionario corrupto está bajo investigación y dentro de la lista de transas por la adquisición de predios de manera irregular.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio