CEDHBC emite recomendación contra Guillermo Trejo Dozal

Foto: Archivo.- Protesta de personal derivó recomendación
 
Ezenario Lunes, 5 Noviembre, 2018 01:35 PM

Por falta de medicamentos en el Hospital General, como insulina, noripencina, buperorfina, propofol midazola; además de ausencia de material de curación, bandas elásticas, mascarillas de ventilación y mascarillas para entubar. Así como por la escasez de camas, rezago de cuatro meses en la programación de cirugías, y falta de elementos para la elaboración de estudios de laboratorio como factor Reumatoide Antiestreptolisinas, Prueba de Embarazo, Grupo Sanguíneo, examen general de orina, examen de azúcares reductores, reacciones febriles y examen coproparasitoscópico

Por el desabasto de medicamentos, insumos, así como de recursos materiales y humanos en el Hospital General de Tijuana, escasez que vulnera la norma de salud, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Baja California (CEDHBC) emitió la Recomendación General 2/2018 en contra del secretario de Salud, Guillermo Trejo Dozal.

La falta del material, medicamentos primordiales, equipo humano y elementos fundamentales para garantizar la atención médica óptima y digna a los usuarios, fueron la razón principal por la que el organismo que preside Melba Olvera emitió la recomendación No. 02/2018.

Los señalamientos públicos de los jefes de las áreas de Tuberculosis, Urgencias, Oncología, Cirugía y Patología del HGT, así como las quejas de los derechohabientes del nosocomio, a quienes se les obliga a adquirir medicamentos y que en muchas ocasiones los coloca en la imposibilidad de poder comprarlos, llevó a la CEDHBC a abrir por oficio los expedientes de Queja CEDHBC/TIJ/Q/844/16/4VG y CEDHBC/TIJ/Q/977/16/4VG y a realizar una investigación durante dos años.

El resultado de la indagatoria corroboró lo ya denunciado, al detectarse que áreas primordiales del Hospital General de Tijuana, enfrentan un grave desabasto de medicamentos, lo que “arriesgaba sus vidas –de los pacientes- y elevaba las posibilidades de contagio de una enfermedad desafiante ante los medicamentos convencionales”, según cita el documento.

 

URGENCIA, PACIENTES COMPARTEN MISMA MASCARILLA

Todas las áreas del nosocomio mostraron una grave situación en cuestión de abasto de insumos, esto es material de curación y para atención médica, así como de los medicamentos principales que deben brindarle a los pacientes que reciben, sin embargo, se destacó que la situación más crítica radica en los servicios de Urgencias, Cirugía, Tuberculosis y Laboratorio.

Secretario de Salud de BC es señalado por precaria situación de HG de Tijuana

En Urgencias, se acreditó que el área no cuenta con los insumos necesarios para brindar un servicio de calidad, destacando la falta de medicamentos como insulina, noripencina, buperorfina, propofol midazola, así como el abasto insuficiente de material de curación como bandas elásticas, mascarillas de ventilación y mascarillas para entubar, de esta última se anotó que solamente se cuenta con una para todos los pacientes.

Por otro lado, se recabó evidencia que la cantidad de personas atendidas en esta área supera el número de camas censables con las que se cuenta, se registró la existencia de 19 camas y 12 reposes en la sala de urgencias, así como tres camillas para la recepción de pacientes, dos para el área de choque, uno para camilla para el cuarto de dolor torácico, nueve camillas de observación, dos para pacientes infectocontagiosos y dos para el cuarto de curación, “lo cual es superado por el número de pacientes que acuden y que requieren de hospitalización”, dicta el informe.

De acuerdo a los datos que recabó la CEDHBC, el área atiende en promedio a 45 pacientes, para esto durante el turno matutino se tiene a tres médicos para la atención médica, y en el resto de los turnos cuenta sólo con 2, siendo insuficientes para la demanda que reciben y contrariando al mandato constitucional de garantizar el acceso a los servicios de salud a las personas en igualdad de condiciones, así como con diversas disposiciones previstas en la Ley General de Salud, también vulnerando lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas bajo registro NOM-206-SSA1-2002  y NOM-005-SSA3-2010.

 

REZAGO EN CIRUGÍAS HASTA DE CUATRO MESES

En el área de Cirugía se detectó que la postergación de cirugías ya se convirtió en una situación común al tener un rezago en la programación de éstas de dos a cuatro meses, por no contar con las condiciones para ofrecer el acceso a la protección de la salud.

La CEDHBC reportó que en esta área se cuenta con un rezago importante de camas, tripiés de techo, sillas de ruedas, cómodos y orinales, electro, monitores portátiles, reposet, monitores para áreas críticas, cortinas para ventanas, regaderas adecuadas, toma de oxígeno, tomas de succión de aire, mingitorios en baño para hombres, lavamanos, aire acondicionado en algunos cuartos, personal de intendencia, enfermeras o enfermeros por turno, así como camas de exploración para área de curación.

 

QUEMADOS, SIN ATENCIÓN OPORTUNA

En el área de personas quemadas se observó la falta de reposet para pacientes, anaquel para soluciones, transfer, arreglar central de enfermería, de séptico y baños. Es decir, los recursos materiales y de infraestructura son limitados, y los que hay en existencia no se encuentran en condiciones óptimas para la prestación del servicio de calidad.

A pesar de contar con diez especialidades, el HGT únicamente tiene cuatro quirófanos para atender a todas las especialidades, lo que provoca daños en la salud de los usuarios, en razón de no contar con atención médica oportuna que les permita gozar de un estado de salud óptimo.

 

GRAVE DESABASTO DE TRATAMIENTO DE TUBERCULOSIS

En la Clínica de Tuberculosis se reportó una delicada situación de desabasto en medicamentos que son indispensables para el tratamiento de tuberculosis pulmonar resistente, como lo son Isoniacida, Rifampicina, Etambutol, Pirazinamida, Levofloxacino, Moxifloxacino, Cicloserina.

La CEDHBC destacó que lo anterior “coloca a los pacientes en grave estado de vulnerabilidad y desde luego en riesgo de gran deterioro en su salud y como consecuencia lógica de perder la vida”.

 

SIN INSUMOS NI PARA EXÁMEN DE ORINA
En el área de Laboratorio, el personal de la CEDHBC se percató que existe un listado de estudios que por la falta de insumos no se les puede realizar a los pacientes en el mismo HGT. Los estudios van desde Factor Reumatoide Antiestreptolisinas, Prueba de Embarazo, Grupo Sanguíneo, examen general de orina, examen de azúcares reductores, reacciones febriles y examen coproparasitoscópico.

La CEDHBC compartió que el mismo titular del área les manifestó que dichos estudios no se están realizando desde hace un año, y que las solicitudes que les llegan de los Centros de Salud, no son recibidas por la falta de insumos, ya que no las pueden realizar. Señaló también que no cuentan con portaobjetos, cubreobjetos, material de serología y cultivos, entre otro equipamiento necesario.

Otras áreas en las que también es urgente que la Secretaría de Salud preste especial atención son los servicios de Oncología Adultos, Oncología Pediátrica, el Laboratorio de Patología, Pediatría y el área de Medicina Preventiva.

 

DAN A TREJO 30 DÍAS PARA PRESENTAR PRUEBAS

Esta Recomendación General cuenta con nueve puntos, los cuales no requieren aceptación por parte de la Secretaría de Salud. Sin embargo, la CEDHBC pide que las pruebas correspondientes de su cumplimiento se entreguen en un plazo de treinta días hábiles.

El primer punto exige que se realicen las medidas necesarias para garantizar el abasto de medicamentos, material de curación, instrumental, equipo médico y todo aquel material indispensable para la atención médica en todas las áreas del Hospital General de Tijuana.
El segundo punto solicita que se adopten todas las medidas administrativas y presupuestarias a efecto de poner en adecuado funcionamiento los equipos médicos.
El tercero pide que se imparta a la totalidad de las y los servidores públicos que laboran en las instituciones dependientes de la Secretaría, especialmente a los que tengan actividades relacionadas con el abastecimiento de medicamentos, material de curación, instrumental y equipo médico, un curso sobre la legislación en la materia y las normas oficiales mexicanas. Esto con la finalidad de que realicen todas las medidas necesarias para erradicar el desabasto que da origen al presente pronunciamiento.
Para el cuarto punto, la Secretaría de Salud debe girar la instrucción para que se diseñe e imparta a la totalidad del personal que labora en las instituciones dependientes de la Secretaría de Salud del Estado de Baja California, especialmente a los que tengan actividades relacionadas con la atención a los usuarios del servicio de salud, un Programa Integral de Educación, Formación y Capacitación en materia de Derechos Humanos y sus implicaciones en la protección de la salud, trato digno, derecho a la igualdad y no discriminación. Con énfasis en los grupos de atención prioritaria, como lo son las niñas, niños y adolescentes; mujeres; personas adultas; personas en contexto de migración; personas con discapacidad; personas pertenecientes a comunidades indígenas o grupos étnicos; personas en situación de calle y personas de la comunidad LGBTI.
Para el quinto punto debe garantizar que la farmacia del Hospital General de Tijuana se encuentre debidamente abastecida con todos los medicamentos contemplados en el Cuatro Básico y Catálogo de Medicamentos, emitido por la Comisión Interinstitucional del Cuadro Básico y Catálogo de Insumos del Sector Salud, del Consejo de Salubridad General y con ello dar cumplimiento a la obligación constitucional de progresividad del derecho a la protección de la salud y como consecuencia de ello la prohibición de su regresividad.
El sexto punto solicita que se realicen las acciones necesarias para que se destinen los recursos presupuestales necesarios para ampliar la capacidad de camas censables en todas las áreas del Hospital General de Tijuana, particularmente en el Servicio de Urgencias, Cirugía y Pediatría, evitando con ello la excesiva dilación en la atención de los usuarios, así como la programación de cirugías.
Para el séptimo se debe efectuar las necesarias para que el Hospital General de Tijuana cuente con personal médico suficiente para atender en forma efectiva y con calidad los servicios públicos que otorga el referido nosocomio.
En el octavo se pide que se solicite con la debida oportunidad y justificación el presupuesto necesario para atender todos y cada uno de los servicios que ofrece y está obligado a proporcionar el Hospital General de Tijuana a través de la dependencia gubernamental facultada para ello.
El noveno y último punto de esta recomendación pide que se giren sus instrucciones para que se diseñe y ejecute un programa de indicadores de desempeño, calidad y resultados del HGT, mismo que deberá estar basado en estándares nacionales e internacionales como lo son los emitidos por la OMS, debiendo incluir la cantidad de pacientes atendidos, su estado de salud, diagnósticos y resultados de la atención brindada en el HGT, mismo que deberá ser publicado de manera periódica.

DÉFICIT PERMANENTE

En los últimos cuatro años el abasto de insumos y medicamentos en el Hospital General de Tijuana no ha sido suficiente, esto a decir de los propios médicos que laboran en el nosocomio y que desde octubre del 2016 han mantenido una postura de “trabajar bajo protesta”.

En octubre de 2016, los jefes de los servicios del Hospital General alzaron la voz exigiendo a las autoridades de salud una pronta solución a la escasez de insumos, lo que derivó que dos años después retomaran la exigencia asegurando que nunca quedó resuelto el problema.

El lunes 1 de octubre los doctores Alfredo Ornelas y Alberto Reyes hicieron la denuncia de manera pública, con la intención que la ciudadanía supiera de la crisis por la que atraviesa el hospital. Al no tener respuesta, el miércoles 3 de octubre se manifestaron de manera pacífica en el exterior del Hospital General, acompañados por otros médicos.

La CEDHBC recibió este año un total de 20 quejas contra el Hospital General de Tijuana por el tema de desabasto de medicamentos, las cuales engloban que el principal derecho vulnerado es el de la protección de la salud.

Las 20 quejas arrojaron como principales hechos violatorios omitir implementar la infraestructura necesaria para una adecuada prestación de los servicios de salud y omitir suministrar medicamentos.
Los principales motivos de queja son que no hay intervenciones quirúrgicas disponibles, no les proporcionan el medicamento que el doctor les recetó o para su tratamiento y que no hay camas disponibles.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio