Caravana migrante recibe la “ayuda de Dios”

FOTO: FREYNA LUCERO /CUARTOSCURO.COM
 
Edición Impresa Lunes, 5 Noviembre, 2018 01:00 PM

La Iglesia Católica jugó un papel fundamental para que la caravana compuesta por miles de migrantes centroamericanos cruzara con éxito el Estado de Chiapas, aseguran religiosos encargados de la Diócesis de Tapachula, quienes abundaron que las autoridades estatales fueron omisas y las federales hasta “prepotentes” y “soberbias”

El Papa Francisco siempre está pendiente de lo que le pase a los migrantes. En México y en todo el mundo. Siempre están en sus oraciones, respondió Jaime Calderón Calderón, Obispo de la Diócesis de Tapachula desde julio, entrevistado por ZETA.

El que abundó más al respecto fue el sacerdote Julio Blanco, quien asegura, lo que sacó adelante a la caravana en Chiapas, en cuanto a saciar el hambre y la atención médica de los migrantes, fue la participación de la Iglesia Católica, en específico la Diócesis de Tapachula, con cuarenta personas trabajando exclusivamente en ello.

El gobernador Manuel Velasco sólo posa para las fotos en el tema de los migrantes, dijo el religioso a ZETA sobre la instrucción que le dio a él y al Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, cuando se reunió con ambos en Chiapas.
Sin embargo, el mandatario estatal sólo está “cuidando” a los que se encuentran en la estación migratoria y no en la caravana, abundó el religioso, quien también señaló que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) han adoptado una postura “prepotente” y “soberbia”.

Relató sobre una reunión que sostuvo con el delegado del INM en Chiapas, en la que éste sólo se excusaba de la falta de atención a los migrantes “porque no tenía recursos”.

Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com

El sacerdote agregó que representantes de la Diócesis de Tapachula, no pudieron coordinarse con los funcionarios, se levantaron de la mesa y se fueron a trabajar “sin pretextos” por los más necesitados.

Lo que sí le dijeron al Padre Julio Blanco, son cifras: mil 042 migrantes han sido llevados a estaciones migratorias, de éstos, 643 han sido “regularizados” de un total de 7 mil que se estima, vienen en la caravana.

Sin embargo, calcula que unos 200 se van quedando en cada comunidad o municipio por el que van pasando. El religioso se quejó de la falta de apoyo gubernamental en este rubro, y ejemplificó con el recurso de 4 mil 500 millones de pesos que recibió el presidente municipal de Tapachula, Óscar Gurría, para atención a migrantes, mismo que no se ha visto reflejado en la caravana.

En el caso contrario, la Iglesia Católica, sin recursos -tal como lo afirmó el sacerdote- pudo, mediante donativos y ayudas de sus fieles, servir 21 mil platos diarios de comida a los migrantes centroamericanos. “Imagínese, que para un sólo día tuvimos que comprar 400 kilos de jamón y mil 500 paquetes de pan Bimbo, para poderles hacer unas tortas a los migrantes”, abundó.

Buena parte del Río Suchiate es -desde hace muchos años- una especie de coladera donde pasa todo tipo de personas y productos. Mucha de la canasta básica (y no tan básica): cerveza, leche en polvo, pañales, papel de baño, bebidas gasificadas (sobre todo refresco de cola), Maseca (masa para hacer tortillas), huevo, se comercializan por esta ruta, sin pagar impuesto alguno y menos aún pasar por la aduana.

Elementos de la Marina Armada de México (y un puñado de policías federales) miran con cierta displicencia lo que aquí sucede: hombres que con unas balsas hechas de dos llantas gigantes y unos tablones de madera, cruzan -por 7 quetzales o 20 pesos mexicanos, según el lugar de dónde se provenga- a quienes desean pasar a territorio guatemalteco o viceversa, al mexicano.

Los marinos sólo advierten a través de altavoces, que personas que crucen de forma ilegal serán detenidos, pero no hacen nada al respecto. Tampoco quieren dar declaraciones, mucho menos los mandos superiores.

Es la primera vez en 30 años que se mantiene la frontera cerrada, dijo una vecina del Puente Internacional Suchiate II, el cual se mantiene cerrado -del lado mexicano y también del guatemalteco- desde el día en que ingresó, a la fuerza, la primera caravana.

Ella tiene una academia de belleza que recibe a mucha gente de Guatemala, quienes también se han visto afectados porque deben cruzar de forma ilegal, “arriesgando” sus vidas por el Suchiate.

El último día de octubre, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que podría mandar hasta 15 mil soldados a la frontera con México para detener la caravana de buscadores de asilo desarmados que escapan de la pobreza y la violencia en Centroamérica y se dirigen al norte.

Hasta ahora, el Pentágono había movilizado a 5 mil 200 soldados y 2 mil 100 efectivos de la Guardia Nacional desplegados en la frontera, ordenados por el Pentágono, para hacer frente a lo que el Presidente considera una “invasión” de Estados Unidos.

“¡Es una invasión de nuestro país y nuestro Ejército los está esperando!”, advirtió en Twitter. Todo ello se da en la recta final de la campaña para las elecciones intermedias del 5 de noviembre.

“Respecto a la caravana, que es muy peligrosa, nuestros militares están desplegados. Tenemos a 5 mil y puede ascender hasta 10 mil o 15 mil efectivos militares, además de la guardia fronteriza y todos los demás que hay en la frontera. Nadie va a entrar. No vamos a permitir a la gente entrar”, ha dicho el Presidente de Estados Unidos.

El anuncio se produjo un día después de que lanzó, también, un desafío constitucional para abolir, por una improbable vía unilateral, la ciudadanía por nacimiento para los hijos de indocumentados, lo que lo enfrentó con el líder republicano y presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien refutó la idea de Trump. “Obviamente, no se puede hacer eso”, recalcó, diciendo que “la 14ª Enmienda es bastante clara”.

FOTO: F. REYNA LUCERO /CUARTOSCURO.COM

Trump refutó en un tuit: “Paul Ryan debería enfocarse en mantener la mayoría en lugar de dar sus opiniones sobre la ciudadanía por nacimiento, algo de lo que él no sabe nada. ¡Nuestra nueva mayoría republicana trabajará en esto, cerrando las lagunas de inmigración y asegurando nuestra frontera!”.

Trump intentará modificar la norma, vigente desde 1868, afirmando que EU es el único país del mundo que ofrece a los bebés nacidos nacionalidad norteamericano, independientemente del estatus de sus progenitores. Lo que no es verdad.
“Somos el único país del mundo donde llega una persona, tiene un bebé y el bebé es un ciudadano de Estados Unidos por 85 años con todos los beneficios”, se quejó el magnate en un extracto de una entrevista que se emitirá completamente por la cadena HBO el próximo fin de semana.

“Una de las cosas que convierten a Estados Unidos en excepcional, es que cualquiera que nace aquí, independientemente de su sangre, religión o cómo llegaran sus padres, es un ciudadano estadounidense”, escribió en Twitter, Alfonso Aguilar, presidente de la Sociedad Latina por los Principios Conservadores.

“La propuesta de poner fin a la ciudadanía por nacimiento para los hijos de indocumentados alimenta el problema que tiene el Partido Republicano con los votantes hispanos”, añadió el activista latino.

Sin embargo, éste no es el único frente abierto de Trump. El martes 30 de octubre anunció su intención de construir “ciudades de carpas” para detener a los miembros de la caravana migratoria y a los centroamericanos que pidan asilo mientras se resuelven sus solicitudes.

“Vamos a construir ciudades de carpas, vamos a poner carpas por todos lados, no vamos a construir estructuras -gastar cientos de millones de dólares-; vamos a tener carpas, van a ser muy bonitas y (los migrantes) van a esperar, y si no reciben asilo, se van a ir”, dijo Trump en una entrevista con la cadena Fox News.

“Cuando se den cuenta de que pasa eso, vamos a tener mucha menos gente viniendo”, añadió.

El mandatario norteamericano recordó que la mayoría de las solicitudes de asilo de centroamericanos -cerca de un 80 por ciento- son rechazadas por su país, pero “nadie aparece” en las audiencias que pueden celebrarse años después de su llegada al territorio estadounidense. “Si van a esperar, normalmente no reciben asilo”, remató, para después insistir:

“Muchos miembros de bandas y gente muy mala” están “mezclados” en la caravana, y advirtió que Washington “no admitirá” a los migrantes.

Mientras tanto, en la frontera sur mexicana, un nuevo grupo de migrantes que busca llegar a EU intentó cruzar a México el domingo 28 de octubre, derribando las vallas de seguridad en la frontera con Guatemala.

Un joven hondureño de 26 años de edad murió  por el impacto de una bala de goma disparada por policías que intentaban detener a la multitud, compuesta por más de mil personas.

Durante los incidentes “falleció una persona migrante y resultaron heridos migrantes y agentes de la Policía Nacional Civil”, indicó en un comunicado el procurador de los Derechos Humanos guatemalteco, Jordán Rodas.

Por su parte, el secretario de Gobernación en México, Alfonso Navarrete, condenó el incidente ocurrido en el puente fronterizo, y denunció que han identificado que “algunos (migrantes) portaban armas de fuego y otros de las llamadas bombas molotov.
“El gobierno de México rechaza las manifestaciones de violencia ocurridas en la frontera con Guatemala y reitera que la única vía para ingresar a México es el cumplimiento de las leyes migratorias”.
Para concluir, el funcionario indicó que aproximadamente 300 migrantes ya han recibido una cédula de identidad como parte de un programa del gobierno mexicano, mil 895 han solicitado refugio y 422 solicitaron su repatriación voluntaria.

Según la Organización de las Naciones Unidas, alrededor de 7 mil migrantes centroamericanos van transitando por el sur de México y el gobierno Estados Unidos ya ha anunciado que les bloqueará el ingreso, mientras el gobierno mexicano les ha ofrecido programas especiales de empleo.

La caravana de centroamericanos todavía debe recorrer miles de kilómetros hasta llegar al cruce fronterizo más próximo en McAllen, Texas. Sin embargo, como lo señalan los propios migrantes, el viaje será más largo, ya que la mayoría decidieron cruzar por la frontera Tijuana-San Diego.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio