¿Y 1988?


 
Cartaz Lunes, 1 Octubre, 2018 12:02 PM

Por el dedo de Barlett se fraguó, se maquinó y sentenció al electorado en 1988, con el fraude tal y hecho, secundado por el traidor Carlos Salinas de Gortari. Si AMLO no hubiera designado, ungido, a tal dinosáurico, hoy flamante director de CFE, no estuviera escribiendo esto. Hablar de Barlett es volver a despertar las cenizas de la corrupción, resucitarlas y darles vidas. ¿Que no el señor Barlett ya tiene suficiente dinero, casas, propiedades como para jubilarse de la política y dejar de verlo y ya no hacer rictus de coraje y odio para siempre?

Han pasado treinta largos años y sigue con sed de poder, de enriquecerse más ¿Qué no hay personas con una carrera de ingeniero en la rama de CFE, en ingeniería hidráulico, en ingeniería en controles y producción eléctrica, ingenieros en mantenimiento hidráulico, eléctrico y conducción de electricidad? ¿Un joven de 35, 40, 45 años con destreza, con valor, con arraigo, con experiencia y noción para ocupar tal cargo que hoy gozará Barlett?

Veo torpe, traicionera, vulgar, corrupta y burlesca la ceguera total de AMLO al designar al corrupto de Barlett Díaz. Faltan meses para para el primero de diciembre y ya empezó mal AMLO, traicionando a los 53 millones de votantes que le dieron confianza y poder. No puede ser lo designado, sigue el amiguismo, el compadrazgo, palmeo de hombros y el “vente, te doy una oficina de funcionamiento”. No se vale que al tigre ya se le pintó una raya y AMLO lo pintó con pincel al designarlo tontamente. Así quién querrá votar, si tan pronto se ve la traición y la carcajada hacia el pueblo.

Va estar difícil lograr lo que queremos, si ya torcieron los renglones y las letras van para abajo. Lástima, AMLO se precipitó y bien digo: “el poder marea, entorpece y nubla la vista”.

 

Leopoldo Durán Ramírez

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio