Tras denunciar ante PGJE abuso de maestra, acusa a directivos de “La Lázaro” de hostigamiento

Foto: Internet.- Fanny Loredo
 
Ezenario Lunes, 22 Octubre, 2018 01:00 PM

Madre de familia acusa hostigamiento por parte de directivos de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas de Tijuana, luego de que denunciara a una profesora de ese plantel de corrupción de menores, al descubrir una relación amorosa entre ella y su hijo de 15 años.

El viernes 5 de octubre, después de presentar la denuncia ante la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales, de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California (PGJEBC), la madre de familia acudió ante el profesor José Cruz Holguín Ruíz, director de la escuela en donde su hijo cursa el tercer semestre, para exponerle el caso.

Ella se enteró del hecho luego de que la profesora obligara al joven a ir por ella en la madrugada, después de acudir a una fiesta de maestros “porque estaba borracha”. El estudiante escapó para acudir al llamado y al ser buscado por sus padres les pidió permiso para quedarse en casa de su novia, lo cual no le fue permitido. Después de eso la familia investigó hasta descubrir la identidad de “la novia”: Fanny Zarela Loredo Patiño.

 

En entrevista para ZETA, la madre del menor dijo que el hostigamiento por parte de los directivos del plantel inició ese mismo día, al enfrentarla el director Holguín con la maestra de inglés, Fanny Loredo, de 29 años de edad, con quién su hijo de 15 años mantenía una relación de noviazgo desde tres meses atrás.

Después del enfrentamiento el director se comprometió con la madre de familia de despedir a la docente, no sin antes solicitarle total discreción en el caso.

Sin embargo, al día siguiente Loredo Patiño logró comunicarse con el joven asegurándole que no sería despedida, que si acaso sólo le darían un año sabático y que el director Holguín no estaba molesto con ella. De todos los mensajes en redes sociales y vía telefónica entre el joven y la maestra fueron integrados como evidencia de la denuncia penal interpuesta.

El lunes siguiente, el estudiante acudió a la preparatoria a las 11:40 horas para tomar su primera clase, pero fue llevado a una oficina contigua a la del director Holguín, donde permaneció hasta las 15:15 horas, cuando su madre acudió a la escuela después de ser convocada de manera urgente, vía telefónica, a presentarse en el plantel.

Ahí fue atendida por la subdirectora Ana María Picazo Galván, a quién la mamá del joven le reclamó el que a su hijo le hayan negado el derecho de asistir a clases y lo mantuvieran aislado, a lo que la subdirectora le respondió: “pues la estamos esperando, él incumplió el reglamento”.

Y agregó, “no es que no tenga derecho, es que no vino usted con él. La situación es tan grave para que no venga usted con él. Ya veo aquí a los padres gritándonos que si no nos damos cuenta, que cuántos más maestros hay… esta es la situación de que él vino solo, no llegó usted…”. También le advirtió: “el director se sintió decepcionado porque dijeron que el niño no iba a estar en contacto con ella y estuvo en contacto con ella”.

Posteriormente la profesora Picazo le espetó: “Mire, la situación es esta, le pedimos que fuera discreta que no hubiera… en el Face del niño aparecen comentarios de jóvenes que saben… hay una foto de perfil que está con la mano de ella, los comentarios… ´te dije que es la profe Fanny´…”.

Al reclamar por qué no había suspendido a la maestra, la subdirectora le indicó que hasta que le entregara la demanda que había interpuesto en la PGJE, iban a proceder.

“Yo en ese momento sí le dije: maestra renuncie, pero después recapacité. Ella se tiene que ir con la etiqueta de lo que hizo, para que jamás vuelva a suceder. Pero todo va a depender de que usted nos dé ese documento o haga la denuncia a la escuela para que nosotros podamos proceder”.

La madre le indicó que solamente entregaría documentación que le fuera autorizada por la PGJE. Posteriormente presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja California, por el hecho de que a su hijo se le negó el acceso a clases.

Desde el 8 de octubre que no le fue permitido ingresar al salón de clases, el estudiante no ha acudido al plantel, pues la familia teme por su seguridad ante la actitud asumida por los directivos de la escuela.

Entonces la madre comenzó a recibir llamadas tanto de los directivos como de las representantes de la Sociedad de Padres de Familia, quienes han acudido hasta su domicilio para obligarla a firmar un documento enviado por el profesor José Cruz Holguín, pero ella se ha negado a recibirlo.

También le hicieron llegar un citatorio para que se presentara el martes 16 de octubre a las 12:00 en las instalaciones de la preparatoria Lázaro Cárdenas, “no me presenté, después supe que era una reunión de padres de familia para exponer el caso de mi hijo. El director Holguín es el que se ha encargado de difundirlo sin mi consentimiento”, acusó.

Respecto a la profesora Loredo Patiño, fue hasta el jueves 11 de octubre cuando presentó su renuncia “voluntaria”, después de haber ingresado como maestra en agosto de 2014.

El director Holguín esta semana anunció a la comunidad estudiantil cambios en el reglamento escolar, en el que advierte a maestros y alumno no tener mucho acercamiento, además de prohibir clases extras.

Durante la semana que concluye ZETA buscó en reiteradas ocasiones entrevista al profesor Holguín Ruíz, pero su única respuesta fue: “no puede hablar del caso hasta que no pase la audiencia de la próxima semana”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio