Sin miedo a la ley

Foto: Internet/México., entre los países con mayor impunidad
 
Opinionez Lunes, 8 Octubre, 2018 12:05 PM

Todos aquellos que de alguna u otra manera hemos sido víctimas de la delincuencia -por menor que sea el incidente- experimentamos una dosis de vulnerabilidad y en la gran mayoría de los casos de traumatismo. Los mexicanos cada día tenemos que invertir más recursos para mantener salvaguardadas a nuestras familias. Aun así, el riesgo de formar parte de las cifras sobre el crecimiento en la incidencia delictiva es común.

Que no sucedan delitos en el contexto en que vivimos es francamente imposible, pero lo que más lastima es que no se castigue a los responsables, es decir que los actos vandálicos cualquiera que éstos sean queden impunes.

Escribo lo anterior porque hace dos semanas sucedió un acontecimiento que me dejó más preocupado que lo que ya estoy, previo al juego de futbol mexicano entre los rayados del Monterrey y los tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Las denominadas barras (fanáticos) armaron una pelea que casi le causa la muerte a uno de ellos. Si bien en la historia del deporte es común presenciar actos de violencia ese día rebasó los límites. Vimos como un individuo intenta atropellar a varios aficionados de la porra rival, al no tener éxito, los agraviados propinan una golpiza brutal al conductor del vehículo.

Las redes sociales permitieron conocer casi al momento lo sucedido causando, evidentemente, gran indignación. Hasta el momento sobre este caso sólo se tiene un detenido; leyó usted bien, sólo uno. El agredido aún está en terapia intensiva sin conocer si los golpes tendrán secuelas (sería un milagro que no las hubiera).

Más allá de repetir los lamentables hechos, lo que debe llamarnos la atención es el porqué de dicho comportamiento. Seguro habrá un perfil psicológico que defina esto, pero lo que me parece más peligroso es el nulo temor que se le tiene a la autoridad. Esas personas saben que la probabilidad de ser castigados es menor, no hay respeto a los cuerpos policiacos ni a la Ley.

Lo anterior no es exclusivo de un evento deportivo, simplemente pasa en nuestro país en todo momento y a todas horas. Por citar algunos ejemplos recientes: los actos vandálicos en la UNAM, el cierre de carreteras por parte de los llamados huachicoleros, secuestros y asesinatos de empresarios, funcionarios corruptos (Rosario Robles entre muchos más), robos en calles y avenidas, así como a casa habitación, etc.

La constante en todo lo anterior es la misma: no pasa nada. La impunidad es brutal, según la Universidad de las Américas de Puebla, en su último estudio, determina que los delitos sin castigarse son del 99.3%. En 26 de 32 entidades federativas el sistema judicial (los responsables de impartir justicia) está colapsado.

La misma Universidad de las Américas detalla que México se encuentra en el cuarto sitio como país con mayor impunidad. Este nada honroso lugar nos coloca a niveles de Camerún, Perú y Venezuela. En nuestro continente somos el peor país.

En pocas palabras, lo que el estudio señala, es que en territorio nacional la aplicación de la ley simplemente no existe y cómo va a existir si de cada 100 delitos 99 no se castigan.

Es evidente que estas cifras las percibe todo aquél que se dedica a delinquir, sabe que no será detenido y si por alguna razón se logra su aprensión tiene claro que no será castigado. El problema lo tenemos las familias mexicanas que cada día estamos más expuestos a ellos y sus fechorías.

En nuestro país desafortunadamente se aplica el famoso dicho pero al revés, es decir, “el que la hace no la paga”.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se ha desempeñado como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal, así como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio