Sección 37 del SNTE debe cambiar


 
Cartaz Lunes, 22 Octubre, 2018 12:00 PM

Antecedentes

Como ya sabemos, la Sección 37 del SNTE se crea con la formación del sistema educativo estatal, para satisfacer la demanda escolar que no era suficiente en Baja California con solo la cobertura de la SEP.

Los maestros de este incipiente sistema educativo ganaban menos que los maestros federales, y no contaban con las mismas prestaciones. La lucha de los dirigentes de aquel entonces era igualarnos con los maestros federales, el convenio de 1964 fue un paso importante. Pudiéramos decir que otra joya de la corona fue 1970, con la creación de ISSSTECALI, al igual el convenio de 1979 que incrementó la membresía y regularizó el nivel secundaria.
La reforma a la ley ISSSTECALI en 1985 que permitió jubilarnos con el 100% del último nombramiento y las mismas prestaciones que gozamos en el servicio activo. También la reforma a la ley del servicio civil, que entre tantas cosas, fortaleció lo establecido en nuestra jubilación e incluyó las primas de antigüedad, vacacional, la propuesta sindical y el plan de beneficios.

En fin de iniciar como una sección sindical, con agremiados de salarios y prestaciones por debajo de la normatividad nacional, llegamos a estar por encima de las demás secciones del país. Así, la sección 37 se convirtió en un ejemplo de trabajos y logros sindicales porque los dirigentes sin que fueran perfectos buscaban el beneficio de los agremiados, procurando cubrir necesidades y defendiendo las conquistas logradas por los anteriores.

Aquellos tiempos en los que el miembro del comité ejecutivo seccional que presidía una asamblea, terminando ésta, informaba al secretario general de lo acontecido y los acuerdos que ésta emanaba. La importancia que se le daba al área laboral y de seguridad social hacía que cada vez se buscara mejorar, aun en los tiempos difíciles. ¿Qué nos pasó?

 

Inicios de descomposición en la SECCIÓN 37

En 1994 por un estudio actuarial mal hecho que presentó ISSSTECALI, acordó la dirigencia de ese tiempo incrementar las cuotas de aportación y, lo más grave; separar nuestro fondo de pensiones de la burocracia (la burocracia aunque, aportaba menos, gastaba mucho menos en fondo de pensiones, así como en el servicio médico, ellos aportan menos y gastan más. Pudimos haber negociado también, la separación del servicio médico pero nos faltó estudiar, analizar, eso nos perjudicó).

Diciéndonos que duraría tal fondo 20 años cuando en realidad solamente duró tres años. Eso evidenció nuestra debilidad, además que a la par, en ese periodo seccional, quienes manejaban el área económica como el patrimonio sindical, los fondos de defunción y de retiro se notaba a través de viajes de placer, ropa y autos que de pronto ostentaban, que hacían mal uso de ellos.

Con descentralización educativa en 1992, también se despersonalizan las secciones sindicales y antes de cada cambio seccional por el comité nacional, se les practicaron auditorías a quienes manejan el área financiera; se descubren y anuncian los malos manejos casi de manera general. Pero, aun así, de ahí mismo sale el siguiente secretario general.

En consecuencia, los gastos no son sólo de ropa, viajes y autos, la descomposición llega a tal grado que hasta que se hagan excursiones los casinos de Estados Unidos con dinero de nuestras cuotas y aportaciones. Ante esa banalidad, se rezaga cada vez más la gestión laboral y se despersonaliza a los secretarios de comité seccional no afines, o que no manejen dinero. Secretarios generales delegacionales y asambleas delegacionales que eran la célula fundamental de la organización sindical. En ese lapso podemos enlistar prestaciones y logros que teníamos y hemos ido perdiendo:

-Incremento de nuestras aportaciones a ISSSTECALI en el fondo de pensiones de 6% del salario base al 12% del salario íntegro y con todas las percepciones, incluyendo aguinaldo. –En el servicio médico del 2% del salario base al 4% del salario íntegro y con todas las percepciones, incluyendo el aguinaldo.

-Jubilación con salario regulador e incremento de años de servicio.

-Fondo de pensiones sin reserva técnica

(No cuestiono los incrementos, cuestiono que se hayan efectuado y a presa de ellos nuestro servicio médico empeore cada vez más. Que las condiciones de jubilación óptimas se perdieron, que no haya fondo técnico de reserva y que no se vigile, aun en la actualidad, el manejo de los recursos de ISSSTECALI).

-Derecho de propuesta sindical en plazas por delegaciones sindicales.

-Incapacidades médicas sin regulación de tiempo. Incapacidad indefinida.

Todo esto, ante el cada vez más descarado mal manejo de las áreas económicas de nuestra sección, falta de atención y vocación de servicio.

Un ejemplo de ellos, es cómo se maneja promociones económicas:

Hace un convenio una empresa, se supone que por la ventaja de tener una clientela cautiva y numerosa se pudieran negociar mejores precios para los trabajadores de la educación; pues no. Se conviene si la empresa le da un porcentaje a la Sección, sin importar el precio y la calidad. ¿En qué se favorece al trabajador de la educación? Y eso en la dirigencia se ve desde la manera más normal, cuando se debieran buscar directamente de la fábrica los bienes y servicios para obtener ventajas para todos y buscar beneficios reales para el agremiado.

Secretarios generales de nuestra Sección que son atendidos por funcionarios menores cuando antes trataban directamente con el gobernador y presidentes municipales. Pero, como saben que no tiene arraigo con los trabajadores de la educación, que no ponen orden en el manejo de recursos financieros que se prestan a corruptelas y carecen de coraje y personalidad pues no los respetan.

Antes de actual comité ejecutivo seccional estuvo a cargo de la Sección el Prof. Enrique Meléndez como delegado del SNTE. Desde el inicio convocó a exsecretarios de la Sección, tomó en cuenta a los secretarios del comité seccional, secretarios generales de las delegaciones. Empujó actividades sindicales con más entrega, digna del elogio a pesar de no pertenecer a esta Sección, retomando el nivel que un dirigente de tener ante autoridades y de servicio a sus representados.

En cuanto terminó su comisión, lo único que recibió de la mayoría que integran el actual comité ejecutivo seccional fue descalificaciones de una gestión que hace tiempo no veíamos. Símbolo de una descomposición política en la que, a falta de liderazgo y formación sindical, la descalificación sin sentido prevalece.

Es imprescindible realizar cambios a fondo, retomar los ideales de nuestros orígenes y adecuarnos a los tiempos actuales. Las condiciones son diferentes pero, nunca debió cambiar el sentido de servicio y solidaridad, que es el propósito de sindicalizarse. Por lo que propongo:

-Voto secreto y universal en la elección del comité ejecutivo seccional.

-Que no se permita que miembros del comité seccional hagan campaña con dinero del sindicato.

-Revocación del mandato.

-Transparencia total en el manejo de recursos de toda el área financiera.

-Inhabilitación a quienes no informen con claridad y/o hagan mal uso de los recursos -financieros, laborales y prestaciones diversas que les competan en su cargo.

-Eliminación de secretarías de comité inoperantes y ridículas, para que se enfoque exclusivamente en las áreas de interés y competencia de los trabajadores de la educación.

Vamos por la dignificación de nuestra Sección 37 para beneficio de todos.

 

Atentamente,

Ángel E. Maldonado Rojas

Tijuana, B.C.  

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio