Se buscan homicidas y ladrones violentos

Fotos: Cortesía.- Manuel Coria Rosas Ricardo Calera Méndez Ricardo Capula Coronado -Se presume inocente mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial, (Art. 113 CNPP)-
 
Edición Impresa Lunes, 1 Octubre, 2018 01:00 PM

Apoyados en el Código Penal, la PGJE identificará públicamente a presuntos responsables de delitos violentos con orden de aprehensión y solicitará apoyo a la ciudadanía a través del número 089 de Denuncia Anónima para localizarlos. Con el aprovechamiento de esta herramienta buscan reducir la incidencia de homicidio y robo a mano armada

Ricardo Abraham Calera Méndez  y  Manuel Coria Rojas “El Meño”,  tienen activas órdenes de aprehensión en su contra: el primero por feminicidio, el segundo por homicidio calificado. En el caso de  Ricardo Cápula Coronado “El Chaparro”, la orden para detenerlo y presentarlo ante un juez, es  por robo con violencia; la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) solicita apoyo de la ciudadanía para localizarlos.

Si bien, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ordena que toda persona se considera inocente mientras no se les declare responsabilidad mediante sentencia emitida por un juez, en su Artículo 106 -tercer párrafo-, el Código Nacional de Procedimientos Penales instruye que en los casos de personas sustraídas de la acción de la justicia, se admitirá que la fiscalía pida ayuda de la comunidad, a través de la publicación de los delitos.

El objetivo es hacer posible la identificación del imputado para ejecutar la orden judicial de aprehensión o de comparecencia.

La publicación de los “Se busca” será utilizada por la PGJE como un mecanismo adicional para reducir los índices  de impunidad y aumentar el número de casos judicializados en el tema de homicidios. En lo que va del año en Baja California, 2 mil 250 personas han sido asesinadas de forma dolosa; mil 828 de estos homicidios se han cometido en Tijuana, 175 sólo en septiembre.

“Es reforzar el planteamiento de sacar de las calles al mayor número de personas que andan cometiendo delitos, ya la gente lo puede hacer a través del número de denuncia que ya conocen: 089”, expuso el subprocurador de Tijuana, Jorge Álvarez. “pero si tienen desconfianza, o la información es muy delicada, los podemos recibir en las oficinas de la Subprocuraduría de Zona”, exhortó.

Aunque la lista de órdenes de aprehensión por homicidio suma más de 180 nombres, el funcionario advirtió que la estrategia no es aplicable en todos los casos, debido al condicionamiento y trabajos consensuados con la Comisión de Derechos Humanos. En ese punto, reiteró que todos los “buscados” se presumen inocentes hasta ser sentenciados.

FEMINICIDIO

Con el Número Único de Caso (NUC) 0204-2018-27460, la Unidad de Homicidios de la PGJE en Tijuana inició una investigación el 14 de junio, luego que en un camino vecinal  de la colonia Nuevo Milenio, en la delegación Playas, se denunció que había dos maletas con restos humanos en su interior.

Los equipajes, uno de color verde y otro azul, estaban tirados sobre un montón de basura en el cauce de un río; en una de las maletas encontraron el torso y la cabeza de una mujer, y en la otra, las dos piernas y los dos brazos. La cara de la víctima mostraba hematomas en ojos y mejillas.

Como parte de la investigación, los agentes la identificaron a María Itzel, de 28 años de edad, y pudieron dar seguimiento a su último día de vida. Testigos y otros elementos de prueba los llevaron a buscar e interrogar a Abraham Calera, con quien la joven habría pasado sus últimas horas en una cita.

Tras los responsables de asesinato de policía

 El oficial Ignacio Galindo Hernández tenía veinte años en la corporación, hasta que fue asesinado en una emboscada durante la madrugada del viernes 21 de septiembre. En las honras fúnebres que se le realizaron tres días después, su familia recibió la primera medalla post mortem que la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana haya entregado a un policía caído.

El agente viajaba en una patrulla junto a su compañero José Juan Montes Rosales cuando respondieron a un reporte, emitido por un agente en una caseta de seguridad, sobre detonaciones de arma de fuego en el Ejido Ojo de Agua, en la Zona Este de la ciudad.

Sin embargo, mientras transitaban por la Carretera Libre Tijuana-Tecate, se encontraron con dos vehículos, una camioneta Volvo negra y un Chevrolet Spark azul, los cuales disminuyeron la velocidad y, al quedar detrás de la patrulla, comenzaron a disparar.

Foto: Cortesía

El agente Montes Rosales, quien iba al volante, recibió un disparo en la mano, por lo que no pudo responder al fuego, pero el oficial Galindo Hernández resultó con heridas más graves en cuello y espalda. Pese al auxilio de sus compañeros y su posterior traslado al hospital, el policía de 51 años de edad falleció.

Durante la administración de Juan Manuel Gastélum, se han registrado más de 25 ataques armados contra policías municipales, refirió el secretario de Seguridad Pública, Marco Antonio Sotomayor Amezcua.
En el mismo periodo, cuatro policías han sido asesinados en hechos violentos y tres más han perdido la vida en accidentes, uno de ellos, de tránsito, arrollado en Zona Río y dos más en la caída del helicóptero Pegaso, ocurrida en noviembre de 2017.

Seguridad Pública Municipal informó que tiene plena identificación de los vehículos que participaron en el ataque donde perdió la vida el agente Galindo Hernández, puesto que fueron captados por cámaras de seguridad, pero hasta el cierre de esta edición, no se había dado con los responsables.

Respecto a éste y el resto de los atentados contra policías, Sotomayor Amezcua refirió que un ataque contra un agente, es contra toda la institución, por lo que continuarán demostrando la fuerza de la corporación. Inés García Ramos

 

Al ser interrogado, Calera aseguró que la mujer estaba viva cuando se fue de su casa, sin embargo, elementos periciales técnicos y materiales, localizados posteriormente, no respaldaron esa versión. Presentados ante un juez, fueron considerados suficientes para librar orden de aprehensión, la cual no fue posible ejecutar porque el sospechoso ya había abandonado su vivienda.  De hecho, lo hizo antes de que los peritos acudieran con una orden para buscar indicios forenses.

La autoridad intentó dar con él en diversas direcciones sin éxito, en el proceso, algunos de sus conocidos refirieron que abandonó la ciudad. La PGJE pide apoyo a la sociedad para localizar a Ricardo Abraham Calera Méndez.

“EL VIEJÓN” DOS ÓRDENES POR HOMICIDIO

Manuel Coria Rojas  tiene 54 años y es nativo del Estado de Guerrero, pero durante años ha residido en la delegación La Presa de Tijuana. En 2006 fue detenido por robo, así como en 2015 y, en 2017, se le procesó por narcomenudeo.

La Unidad Investigadora Especializada en Delitos contra la Vida y la Integridad supo de su escalada criminal en diciembre del año pasado, cuando levantaron el cadáver de un hombre asesinado a balazos detrás de la casa marcada con el número 110 de la colonia Las Torres, Delegación Centenario.

En el ataque fue asesinado Fernando Estrada de Arias, de 43 años, lesionado resultó el joven Víctor Guadalupe “N”, de 16 años. En este caso, Coria Rojas fue identificado como agresor, pero la orden de aprehensión fue obtenida este año.

Buscaban a Escalante en ataque a oficinas de Homicidios

 

No hay sospechosos en la carpeta de investigación que se inició por el ataque contra las oficinas de la Unidad de Homicidios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en Tijuana, perpetrado con ráfagas de rifles calibre R-15.

Los doce casquillos calibre .40 y nueve calibre .223 salieron negativos, lo que indica que las armas no se habían usado algún otro delito ejecutado en la ciudad.

Sin embargo, al interior de la fiscalía circulan dos versiones extraoficiales. Una de éstas apunta que se trató de una advertencia contra los ex jefes de Narcomenudeo y Homicidios, de apellidos Galván y Alpízar, por un viejo asunto, “pero no tardó mucho en aclararse que se trataba de un tema de narcomenudeo, una droga perdida un día antes, el 19 de septiembre, en la que alguien mencionó a un agente de Homicidios: Escalante”, se informó a ZETA.

Cuestionado al respecto, el subprocurador de Zona, Jorge Álvarez, reiteró que no hay elementos para suponer que el ataque haya sido producto de un acto ilícito por parte de alguno de sus elementos.

Anteriormente, la noche de 12 de mayo, elementos de las corporaciones de seguridad en Tijuana llegaron a otro escenario de horror en un domicilio de la calle Torreón de la colonia Magisterial. El reporte original fue de cinco personas lesionadas por arma de fuego.

Allí se encontraron los cuerpos sin vida de dos hombres de entre 25 y 35 años, y tres mujeres, incluida una de 60 años y dos jóvenes. Todos con tiro de gracia.

Testigos e indicios periciales, volvieron a ubicar a Manuel Coria como agresor en esta escena y un juez otorgó una segunda orden de aprehensión. Al intentar localizarlo, elementos de la fiscalía recibieron informes de que había huido a Guerrero.

Sin embargo, delincuentes detenidos en las dos últimas semanas en La Presa,  han mencionado que regresó a Tijuana y a sus actividades delictivas. Pero como no ha sido localizado, y dada la peligrosidad y las dos órdenes en su contra,  de nuevo la autoridad solicita la denuncia ciudadana.

LADRONES ARMADOS

El tercer “Se busca”  tiene la imagen de Ricardo Cápula Coronado “El Chaparro”, parte de un grupo dedicado al robo e identificado como responsable de haber apuntado con un arma a una docena de personas en un negocio, para robarles el dinero y pertenencias.

Los hechos que dieron origen a la orden de captura, sucedieron el  3 de septiembre cuando,  acompañado de Leslie Meraz “La Pituca”, Luis Ángel Juárez Osuna “El Negro” y Damián Franco, Ricardo llegó a la Plaza Andrea de la colonia 20 de Noviembre e ingresaron a la lavandería Clean Master, donde había ocho empleados y cuatro clientes más, a quienes asaltaron a punta de pistola.

La denuncia ciudadana permitió que esta semana, Juárez, Meraz y Franco fueran capturados con una orden de aprehensión, pero la fiscalía requiere el respaldo de la sociedad para capturar al cuarto presunto responsable, aún en libertad.

Cápula Coronado tiene antecedentes delictivos desde 2012, cuando fue detenido e investigado por el delito de robo a lugar cerrado; un año después, le iniciaron dos expedientes por robo a casa habitación. En 2018, su archivo suma cuatro carpetas, una por lesiones, otra por amenazas, una más por daño en propiedad ajena y la última por robo con violencia.

 

OCHO HOMICIDAS MENOS EN LA LISTA DE 50 ASESINOS BUSCADOS EN OPERATIVO ESPECIAL  

A mediados de agosto y como parte de los trabajos coordinados, la Subprocuraduría de Zona realizó una lista de las más de 180 órdenes de aprehensión pendientes, separó 50 nombres. Se trata de hombres y mujeres que, de acuerdo a información de Inteligencia del Consejo Estatal de Seguridad, delinquen para los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación. Se dedican a matar en las delegaciones con mayor incidencia homicida: La Presa, Presa Rural, Natura, Los Pinos y Cerro Colorado.

Demian Franco López / Luis Ángel Juárez Osuna

En septiembre, las fuerzas coordinadas capturaron a seis de estos enlistados con órdenes de captura por homicidio:

* Andrés Serrano Cervantes por homicidio calificado  con ventaja y secuestro agravado. Su carpeta lo identifica como cómplice de la privación de la libertad y el asesinato de una mujer identificada como “La Peke”. De acuerdo a la investigación, cometió los delitos el 12 de mayo en la Zona Norte; como corresponsables figuran Sergio Becerra, alias Eduardo Aliviar, y una mujer identificada como “La China”.

* Alfredo de la Rosa Brambila por homicidio calificado con ventaja. Le imputan participación en el homicidio de dos hombres el 17 de septiembre de 2017 en Urbi Villas del Prado. En el mismo hecho, el joven Edmundo Javier “N”, de 16 años, fue lesionado.

* Juan Manuel González “El Quemado” por homicidio calificado con ventaja. El 25 de agosto de 2017, en el exterior de Abarrotes Jauja en la delegación Sánchez Taboada, atacó a balazos al de nombre Cristian Amaro. Adicionalmente, entre 2012 y 2018, la fiscalía le ha iniciado 23 carpetas por delitos como narcomenudeo, violación equiparada, lesiones  y robo con violencia.

* Jesús Córdova Córdova, detenido por homicidio con ventaja. La carpeta en su contra fue iniciada el 16 de noviembre de 2016, luego que policías encontraran el cadáver de un hombre cubierto con un colchón en la calle Bosques Nevados del fraccionamiento Natura. Según archivos de la PGJE, la carrera delictiva de este hombre inició en 2005, cuando fue investigado por el delito de amenazas y homicidio en grado de tentativa; en 2012 se le acusó de incumplimiento de obligaciones, en 2015 por violencia intrafamiliar y en 2016 por robo simple.

* Gabriela Cio Bárcenas por homicidio calificado con ventaja. Esta joven de 23 años también es señalada por el asesinato de Jesús Córdova. No tiene antecedentes criminales.

En este grupo, también contabilizan las aprehensiones de Manuel Nevárez Hernández por homicidio calificado en grado de tentativa y robo con violencia; y de Óscar Francisco Acosta Machado por homicidio calificado con ventaja.

Los nombres de Carlos Cervantes, quien tenía a orden de captura por el  asesinato de Nicolás Fernández, cometido el 26 de mayo de 2018 en la delegación Cerro Colorado, y el de Omar Cadena por el asesinato de un hombre el 7 de abril de 2018 en la delegación Sánchez Taboada, fueron retirados de las lista, tras ser acribillados.

En lo que va del año, la Policía Municipal de Tijuana ha detenido a 219 persona sospechosas de participar en homicidios, 14 de ellos en septiembre. Los aseguramientos de la corporación incluyen un promedio mensual de 76 personas armadas y 87 pistolas o rifles por mes retirados de las calles.

A pesar de los resultados, de acuerdo a estadísticas recién publicadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de seguridad Pública, de entre mil 800 municipios, Tijuana ocupa el primer lugar en homicidios dolosos con arma de fuego, y  el cuarto lugar por homicidios dolosos con  otros elementos.

Entre baleados,  mutilados y calcinados, suman mil 828 ejecuciones en el año en Tijuana

 En el transcurso de 2018, en Tijuana han sido privadas de la vida mil 828 personas, de acuerdo a estadísticas de la Procuraduría General de Justicia en el Estado. En septiembre la cifra asciende a 175 homicidios.

A continuación, los hechos violentos registrados del viernes 21 al jueves 27 de septiembre.

Viernes 21. De un tiro en la cabeza fue asesinado Jaime Estrada, de 42 años de edad, en la colonia Obrera Primera Sección. El cadáver decapitado de un desconocido fue localizado en Villa Fontana I. Una persona calcinada fue abandonada en un vehículo en el Ejido Ojo de Agua. En la cajuela de un automóvil en Lomas Misión, fue hallado el cuerpo sin vida de un masculino de 35 años. Una cabeza cercenada y un brazo humano fueron dejados en un puente peatonal de la colonia Alemán; junto a sus restos, estaba un narcomensaje dirigido a Francisco Javier Rabadán Gudiño “El Aguacate”.

Sábado 22. En la Zona Norte fue encontrada una mochila con restos humanos. El cuerpo maniatado de un desconocido de 50 años fue hallado en Real de San Francisco. Los restos calcinados de un masculino fueron abandonados en la colonia México Lindo. Bon Jesús Israel, de 27 años, fue ejecutado a tiros en El Rubí.  Eduardo López Pérez, de  25 años, ingresó al Hospital General el 20 de septiembre por impactos de bala, falleciendo dos días después. En la Cruz Roja murió Luis Ángel González, de 32 años, tras lesiones de arma de fuego en la colonia México Lindo. Dentro de un cuarto de madera en Valle Bonito, fue hallado el cuerpo putrefacto de un masculino. El cadáver de una persona con el rostro cubierto y las extremidades inferiores atadas, fue encontrado en la colonia Chihuahua.

Domingo 23. En la Clínica 1 del IMSS, pereció una persona por heridas de arma de fuego en Lomas del Matamoros. Juan Fernando López Estrada, de 21 años, murió en el Hospital General tras un ataque armado en El Florido. En el mismo nosocomio pereció Miguel Valencia Ceja, de 42 años, tras los tiros que recibió. También en dicho hospital murió un masculino no identificado, quien fue baleado. Un cadáver putrefacto fue localizado en la colonia Parajes del Valle. Un doble homicidio se perpetró en un negocio de reparación de teléfonos celulares en la colonia Sánchez Taboada; una de las víctimas fue identificada como Raúl Osuna Hernández, de 44 años.

Lunes 24. En la colonia Unión se localizó el cadáver de una mujer de entre 30 y 35 años, al parecer fue estrangulada. Entre el fraccionamiento El Niño y Residencial Margarita se dio el hallazgo de una persona con visibles signos de violencia y heridas de arma de fuego.

Martes 25. Luis Javier Domínguez de los Santos, de 25 años, fue asesinado en Urbi Villas del Prado II. En el Hospital General fallecieron Rafael Cuevas Ramírez, de 40 años, así como un sujeto de entre 35 y 40 años; ambos fueron agredidos un día antes en hechos distintos, uno de ellos recibió tiros en distintas partes del cuerpo y el otro presentaba traumatismo craneoencefálico. En Villa del Prado II se localizó el cadáver de un masculino, quien al parecer falleció por estrangulamiento. Juan Reyes Gutiérrez, de 30 años, fue agredido a balazos en un sitio desconocido. En el interior de una maleta color negro, se encontró el cadáver de un sujeto de entre 25 y 30 años en Hacienda Las Delicias.

Miércoles 26.  En la Sánchez Taboada fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer, de entre 30 y 35 años,  envuelto en cobijas y con la cara “enteipada”. En estado de putrefacción fue encontrado en la cajuela de un vehículo el cadáver de un hombre frente a la Clínica Regional 1 del IMSS. El cuerpo de un sujeto decapitado se encontró entre el Laurel y Paseo Santa María. En el interior de una mochila color negro se localizó la cabeza de un hombre de entre 25 y 30 años en La Morita. Una mujer, de entre 35 y 40 años,  fue privada de la vida a balazos en Zona Norte. En El Hospital General falleció por las lesiones de arma de fuego Gerardo Cerda Rizo, de 47 años. En el mismo lugar, feneció Lidia Hernández López de 20 años, quien recibió disparos de arma de fuego.

Jueves 27. En el Hospital General pereció un hombre desconocido, quien fue agredido a balazos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio