Pilotos no aceptan propuesta de incremento salarial; huelga llevaría a Aeroméxico a la quiebra: Conesa


 
Destacadas BCS Martes, 2 Octubre, 2018 07:48 AM

La Asociación Sindical de Pilotos de Aviación (ASPA) de México rechazó la propuesta de incremento salarial de 5.15 por ciento que ofreció casi a la medianoche de este lunes la empresa Aeroméxico, por lo que pidió un plazo adicional de 48 horas para continuar con las negociaciones, mismo que le fue otorgado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) del Gobierno Federal.

De esta forma continúa el emplazamiento a huelga, que en caso de concretarse iniciaría en el primer minuto del miércoles 3 de octubre. Los pilotos sindicalizados argumentaron que la empresa se niega a abrir mejoras en la condición laboral de pilotos de nuevo ingreso que se encuentran dentro de un apartado del contrato colectivo, el cual fue firmado para darle viabilidad a la empresa en 2010.

Sin embargo, Andrés Conesa Labastida, director general de la aerolínea, señaló en una entrevista radiofónica, que Aeroméxico no estuvo de acuerdo con la prórroga, pero que negocian con el sindicato de ASPA la tercera oferta ofrecida la madrugada de ayer a los pilotos, la cual consiste en un aumento anual acorde a la inflación, más 1.25 que en total sería el 5.15 por ciento.

Dijo que Aeroméxico no está en posibilidades de cambiar estas condiciones ya que significaría poner en riesgo el empleo de más de 16 mil familias al llevar a la empresa a la quiebra, debido a que una eventual huelga le representaría una pérdida diaria de 7 millones de dólares a la empresa.

El directivo afirmó que el complejo entorno que enfrenta la industria aérea, derivado del exceso de capacidad de asientos en el mercado, incremento de precios en el combustible y depreciación del peso, se ha traducido en márgenes de utilidad muy bajos o negativos, por lo que no están en posibilidades de cambiar las condiciones salariales.

“Insisto, los pilotos ganan cuando crece la empresa. Ahora que les ofrecimos el incremento de 5.15%, eso se suma, por ejemplo, a cuando un piloto pasa de ser un primer oficial de un 737 a un 787, gana 17% más. De un primer oficial de 787 a capitán de 73, gana 40% más y cada año tienen un incremento de 2%, simplemente porque transcurrió el año. De tal manera que en los últimos cuatro años han visto crecer 40%”, comentó Conesa Labastida.

“Les ha ido muy bien desde el 2010 que se tienen las nuevas condiciones. Quiero destacar que las condiciones no fueron temporales, son las que rigen el contrato colectivo desde ese año. Lo que se hizo en ese momento fue respetar los derechos adquiridos de aquellos capitanes que trabajaban en el 2010, nos ha costado mucho pagar esas condiciones porque son más onerosos. Son como las de Mexicana, y ellos dejaron de operar hace ocho años”, indicó el director general de Aeroméxico.

Por su parte, el capitán Rafael Martín Díaz Covarrubias Castillón, secretario general de ASPA, indicó que ellos piden un incremento salarial del seis por ciento. Abundó que el tema que mantiene detenida la negociación es por los dos contratos que se tiene con los trabajadores, ya que en el “A” se encuentran los empleados con más antigüedad, mientras que en el “B” los de más reciente ingreso (alrededor de 500 pilotos), y los sueldos de los primeros son mejores, por lo que piden que ambos se homologuen.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio