Peña Nieto, ni fu, ni fa

Foto: Internet/Es evidente que Enrique Peña decidió dejar toda la cancha al nuevo gobierno
 
Opinionez Lunes, 22 Octubre, 2018 12:00 PM

Hace tiempo escribí una columna similar a ésta donde hacía mención de la mínima influencia del Presidente Enrique Peña Nieto en las decisiones sobre lo que pasa en este país. Desafortunadamente las cosas siguen igual o peor. El actual gobierno da la impresión que decidió desde meses atrás retirarse de su obligación constitucional: gobernar.

Hace mucho tiempo que no se percibía un Presidente de la República tan ajeno. Es verdaderamente lamentable verlo leer un discurso sin sustento, hueco, plano, sinceramente da flojera escucharlo.

Me parece increíble que si fue en este sexenio donde se concibió la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México no exista defensa por parte de los funcionarios federales. En la semana el Presidente Peña esbozó una tibia declaración sobre la importancia de mantener los planes en Texcoco y hasta ahí.

Generalmente y más en los priistas existía una tradición que el mandatario nacional saliente se abstiene de opinar sobre los temas de coyuntura del nuevo gobierno para no generar supuesta controversia, en este caso Peña Nieto le ganó a dicha tradición porque aún no sale de Los Pinos y no opina ni dice algo que valga la pena. Se convirtió lamentablemente en un cero a la izquierda.

Lo único que está en boca de la llamada “comentocracia” es la posible separación de su esposa la polémica Angélica Rivera. Su hija tuvo que hacerla de vocera para desmentir la información.

Pero, aunque no quiera el Presidente Peña Nieto está obligado a gobernar, los mexicanos se lo exigimos, por ejemplo: no debe ni puede hacerse de la vista gorda sobre la inseguridad tan lamentable y creciente en nuestro país. Según cifras de diferentes organizaciones de la sociedad civil y de la misma autoridad los índices delictivos lejos de detenerse han aumentado. Robos en vía pública, casa habitación, homicidios dolosos, extorsión telefónica, secuestros, son delitos que están presentes a diario en infinidad de familias mexicanas.

Me parece que lo único rescatable en últimas fechas de este gobierno es el anuncio de la nueva versión del acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá que después de meses de negociaciones se obtuvo un documento que satisface a las partes involucradas cuando el peligro de salir mal librados era enorme, si bien hubo sectores que no quedaron conformes las consecuencias pudieron ser devastadoras para el país. Se tendrá que reconocer que el Secretario de Economía y el de Relaciones Exteriores junto con funcionarios del nuevo gobierno y legisladores de varios partidos políticos lograron salir airosos de este embrollo.

La actitud pasiva de Peña Nieto es sospechosa lo cual puede ser por dos razones fundamentales: la incapacidad manifiesta durante sus seis años de gobierno y/o escudarse bajo el pretexto de dejarle todo el escenario al ahora Presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Aun así, debería existir un poco de dignidad del Presidente y su equipo, no pueden “tirar la toalla” cuando esto aún no acaba. Todavía se deben tomar decisiones relevantes que impactan a los mexicanos.

En calidad de mientras ya se dice que López Obrador en diciembre en lugar de asumir el poder más bien estaría presentando su primer informe de gobierno. Es evidente que Enrique Peña Nieto decidió dejar toda la cancha al nuevo gobierno, estamos en una especie de orfandad presidencial, aunque muchos seguramente afirmarán que es mejor así.

Es una pena ver a cualquier mandatario solo, sin rumbo, sin poder influir en algo. Ojalá en el mes y medio que queda de administración veamos un Presidente a la altura de las circunstancias, así sea de pura forma y no de fondo.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se ha desempeñado como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal, así como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio