“Museo”, el robo antropológico que marcó a México

Fotos: Cortesía
 
Espectáculoz Viernes, 26 Octubre, 2018 01:37 PM

Coescrita y dirigida por Alonso Ruizpalacios (“Güeros”), la película sobre el hurto al Museo Nacional de Antropología en 1985, estrena hoy viernes 26 de octubre con las actuaciones protagónicas de Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris

La madrugada del miércoles 25 de diciembre de 1985, el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México, sufrió un robo que inicialmente estimó la pérdida de 140 piezas y significó, según la autoridades de aquel entonces a El País, “el mayor despojo que se haya hecho al patrimonio arqueológico mexicano”.

A más de tres décadas de los hechos, Alonso Ruizpalacios y Manuel Alcalá presentan su versión cinematográfica en “Museo”, película protagonizada por Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris que estrena hoy viernes 26 de octubre.

Ganadora del Oso de Plata a Mejor Guion del Festival de Berlín en febrero pasado, la historia cuenta con el crédito en escritura de ambos realizadores, pero fue Manuel Alcalá, productor de “Bellas de Noche” (2016), quien empezó a desarrollarla, como detalló en su presentación oficial a medios nacionales: “Tenía en la memoria que ocurrió un robo y empecé a buscar sobre los personajes y sucesos. Primero escribí un guion que seguía la historia completamente de todos los personajes, eso fue hace poco más de cinco años, y en lo que se desarrolló ese proyecto conocí a Alonso (Ruizpalacios) por ‘Güeros’ y empezamos a trabajar en el guion definitivo que se adentró más en los personajes y qué los había hecho tomar esa decisión”.

A diferencia de la vida real, donde la identidad de los ladrones se convirtió en un misterio de años y nunca se supo cuáles fueron sus motivaciones, en “Museo” la mirada del suceso recae en ellos, la preparación del plan, su ejecución y consecuencias. Es así como el par de actores interpretan a Juan Núñez y Benjamín Wilson, los dos estudiantes de veterinaria que en la víspera de Navidad atracan el recinto.

Alfonso Ruizpalacios dando instrucciones a los actores

“Tienen una amistad de estas que vienen desde la infancia y que es casi como una hermandad, pero al mismo tiempo, como en todas las dinámicas de dos, hay un pugna de estatus; siempre hay alguien que guía y alguien que sigue. Eso nos interesaba mucho, de alguna manera veíamos a Wilson como este Sancho Panza que va a donde sea con su amigo, así sea hasta los fines del mundo, y su amigo de alguna manera lo atropella, pasa por encima de él. Tienen como una dinámica de abuso, en la crítica lo hablan como una relación toxica, pero nunca lo vimos así”, declaró el director Alonso Ruizpalacios, quien por tres años se dedicó por completo a la trama y rememoró su incursión.

“Ha sido un viaje muy largo, muy intenso, muy chingón y muy gratificante. Lo primero del viaje fue cuando yo estaba editando ‘Güeros’ y Gibrán Portela me dijo que su amigo  Manuel (Alcalá) tenía un guion de la historia del robo. Yo, como creo casi todos los mexicanos, tenía una noción muy vaga de que robaron el museo, y cuando me contó la historia y los detalles fue como ‘wow, ahí hay una película, eso ya es una película’, entonces no pude dejar pasar la oportunidad”.

Sin planes para hacer una película que no fuera de su autoría, como trabaja desde el inicio de su trayectoria, Ruizpalacios estaba en el desarrollo de un nuevo guion, cuando se fascinó con la potencia de “Museo” y decidió sumarse a su coescritura.

“Conocí a Manuel, empezamos a platicar y decidimos reescribir el guion, de ahí fue un proceso de irnos desprendiendo de los datos y la historia real. Solita la película fue tomando su curso y mi labor fue ir escuchando qué tipo de animal estábamos haciendo. El guion con el que terminamos fue uno que acabó reflexionando sobre la relación entre la historia y la ficción, como la Historia, con H mayúscula, está llena de ficción y abrazamos la idea, por eso cambiamos los nombres de los personajes y dejamos que fuera la historia que quería ser”.

Desdibujados los nombres de Carlos Perches Treviño y Ramón Sardina García, a quienes en junio de 1989 se les señaló como culpables del robo, la película pasó a su siguiente fase con un equipo de quince productores que incluyeron al propio García Bernal y a la cineasta María José Cuevas, directora del documental “Bellas de Noche”, en el que Alcalá se desempeñó como productor y encontró en la vedette Princesa Yamal, el primer eslabón para hurgar en la historia del robo antropológico que marcó a México, al ser considerada cómplice de los hechos y cumplir una condena de casi tres años antes de que se comprobara su inocencia.

“Estuve muy cobijado de estos productores que en verdad se rifaron de una manera impresionante. Honestamente no podía haber pedido mejores productores para esta película porque esta fue una labor de perseverancia y deseo, conseguimos filmar en el museo, en Palenque, en la casa de John Wayne, en Acapulco para escenas de altamar de noche que ya no existen en el corte final. Filmamos en 35 milímetros y pudimos traer a Gael  y Leo a la película, y a Alfredo Castro (Doctor Núñez), así que al final es un elenco internacional y nunca lo pensamos de esa manera, pero se fue dando por estar rodeado de actores chingonsísimos; el resto fue un gozo absoluto. Esta película ha sido un regalo tras otro, y uno de los regalos más grandes para mí fue filmar en este lugar”, expuso.

Por su parte, en la charla que tuvo lugar en el propio Museo Nacional de Antropología, Gael García Bernal añadió: “Es una fortuna estar aquí, en el lugar donde filmamos la película y que está cargado de tanta mitología y tantos recuerdos de todos nosotros, de cada vez que vinimos al museo. Siento que toda la carga personal que uno le pone a un lugar así está en juego en la película, más allá de la carga histórica. Cuando estábamos filmando había algo hermoso en tener una posibilidad de estar en la sala mexica con Leonardo, clavados en ver las piezas en la oscuridad. Realmente fue una oportunidad que nunca se va a repetir y la única manera en que se iba a dar es como estuvieron estos personajes rodando y metiéndose en la noche de esta forma. Yo interpreto a Juan, y Juan junto a Wilson, son los últimos tlatoanis de Naucalpan”.

Recién estrenada en México a través del Festival Internacional de Cine de Morelia, “Museo” inicia su recorrido comercial hoy viernes 26 de octubre en 700 pantallas del país, mientras que en el resto de Latinoamérica debutará en dos semanas más y está en espera de que se libere su fecha de distribución en YouTube Originals, convirtiéndolo en el primer proyecto mexicano que llega a dicho servicio de suscripción.

 

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio