La reforma política electoral necesaria

Foto: Internet/Personajes que de la nada se convierten en poderosos funcionarios
 
Opinionez Lunes, 1 Octubre, 2018 12:00 PM

Vivos se los llevaron, vivos los queremos

 

Edgardo Buscaglia, politólogo argentino, conoce México y el mundo y ha sugerido en múltiples foros que la primera reforma democrática que requiere el país es la político-electoral, para limpiar de procesos espurios y evitar el bandidaje legalizado.

Por la terrible experiencia que ha sufrido México necesitamos filtros constitucionales y democráticos, que arroje personas capaces y aptas para gobernar, para que no escalen en la pirámide del poder representativo personas carentes del perfil emocional, moral e intelectual.

Se trata de blindar a la comunidad de personajes que llegan a golpear, atraco tras atraco, a la sociedad y permanecen contra de una tarea social humanista con imaginación y sensibilidad. La función del político y funcionario es de nobleza, servicio y organización. Necesitamos héroes, no villanos como ha predominado hasta hoy.

Si los partidos políticos quieren recuperar su estatura moral y política deben crear un nuevo sistema electoral interno riguroso que elimine desde el origen a sátrapas, con el fin de seleccionar los mejores equipos de gobierno, por méritos propios, por capacidades, talento, inteligencia, eficacia y honestidad fiscalizada con instrumentos en poder de los ciudadanos.

Debe haber una garantía constitucional que los nidos que incuban cuadros que emergen como funcionarios de partido, gobierno y de Estado, sean personas de una élite, entendida como los mejores ciudadanos de un país, idóneos y seleccionados para servir y ser un ejemplo. El poder no puede seguir siendo un botín, un instrumento de opresión, represión y control de derechos sociales y humanos.

Una élite que sea la vía de un Estado con funcionamiento tal que la gente pueda pensar, trabajar, estudiar, festejar, caminar, correr y dormir tranquila. Pienso en escuelas de funcionarios públicos previamente seleccionados con el rigor; como se define un maestro o maestra de educación en Finlandia donde son altamente apreciados y valorados por formar los nuevos ciudadanos, o como a un astronauta en la Nasa, a un médico cirujano en Houston, y un atleta de competencia olímpica. Por tanto, los candidatos y funcionarios en puestos de decisión deben ser investigados a fondo, por su trascendente responsabilidad, y hecha pública la información de su biografía integral. Éste es un primer derecho ciudadano:

La distancia del deber ser, al Ser. Nuestra realidad del sistema de selección de los personajes, y con ello los equipos, que llegan a las máximas responsabilidades del país es terrible. Por ello se cuelan psicópatas, enfermos, esquizofrénicos y monstruosidades que han hecho crecer las cifras de delincuentes. Las prisiones son insuficientes para albergar desviaciones de conductas impresentables: personajes que de la nada se convierten en poderosos funcionarios engranados a capos del crimen organizado. Y ambos grupos, supuestos enemigos, se atrincheran y reproducen el cáncer que representan.

Morena con la autoridad de su aplanadora legal en 17 entidades del país, y la rectoría en los dos poderes federales, Parlamento y  Ejecutivo, tiene la oportunidad histórica de reformar radicalmente el instrumento electoral, para abrir las puertas a ciudadanos que quieren  que este país avance en bien de todos.

No sabemos si hay decisión política de fondo, pero ojalá y surjan las iniciativas desde la sociedad y los legisladores, sin embargo, la sociedad civil más activa deberemos presionar para que así pase. Como en una empresa que cuida su misión y visión lleguen los más aptos, los más deseables, los mejores que ayuden a levantarse de tantas caídas, a caminar en la dirección de la justicia y el desarrollo compartido.

La resistencia política a la transformación es y será implacable. Necesitan monigotes tipo Peña Nieto. Los banqueros y empresarios, su fe en el dinero, ha confundido su sentido común, razón y ética social. Concentran poder por evasión fiscal y abusos, acumulando (y bandidos), 150 mil millones de dólares… más los sectores del Ejército, que han servido a causas negras: la represión y genocidios de obreros en huelga estudiantes y campesinos. La iglesia, traidora a Jesús, es una amenaza reaccionaria y aliada al dinero del mejor postor aun siendo explotadores y delincuentes. Los medios de desinformación y manipulación chayoteros  y “opinadores editorialistas” y las alianzas de los alcaldes y narco gobernadores que coordinan las plazas envenenadas de drogas: Derrotados serán porque van contra el reloj de la historia.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana. Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio