“La matanza nos marcó para siempre”: Elena Poniatowska

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
 
Cultura Lunes, 8 Octubre, 2018 12:15 PM

“Yo quisiera tener la certeza, antes de morir, de que no volverá a haber una masacre en mi país”, expresó a ZETA la escritora, el día de la conmemoración del 50 Aniversario del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco

La matanza de estudiantes por el Ejército durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, sucedida del 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, fue conmemorada 50 años después con diversas actividades simbólicas en el país, entre marchas en distintos lugares y otras manifestaciones contra el olvido.

En Ciudad de México, con la consigna “2 de octubre no se olvida” y “Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos”, se llevó a cabo una mega marcha y concentración en el Zócalo capitalino, encabezada por el Comité 68, que integran algunos sobrevivientes y ex líderes del Movimiento Estudiantil.

Por otra parte, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) conmemoró la tragedia con imágenes gigantescas colocadas en la Torre de Rectoría: “68 nunca más”, se leía con letras luminosas y con la tipografía alusiva a los Juegos Olímpicos de ese año, junto con una paloma alcanzada por una bayoneta. Mientras tanto, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, encabezó una guardia de honor en Tlatelolco.

También en ese día histórico, Elena Poniatowska, autora de “La noche de Tlatelolco” (Era, 1971), uno los libros fundamentales sobre la tragedia, tuiteó:

“Hace 50 años, el 2 de octubre de 1968, la masacre  de Tlatelolco tiñó de rojo a México en una tarde que todos recordamos en la Plaza de las Tres Culturas”.

¿Cómo ha sido este día, 2 de octubre de 2018, a 50 años de la masacre de Tlatelolco?, se le preguntó a Elena Poniatowska luego de las actividades conmemorativas.

“Bueno, me ha parecido muy importante la movilización en torno a esta fecha. Esta mañana fue a dejar una ofrenda el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en Tlatelolco; también hay una manifestación.

“Entonces, creo que toda la gente está muy marcada por la matanza del 2 de octubre de 1968 y además de querer saber qué es lo que sucedió, todos lo recuerdan como una afrenta a la juventud mexicana y al pueblo de México”.

Foto: Internet

“ERA UN ESPECTÁCULO DE GUERRA MUY AFRENTOSO”

Cuando ocurrió la matanza en Tlatelolco, la tarde del 2 de octubre de 1968, Elena Poniatowska ha contado en diversas ocasiones que ese trágico día estaba en casa cuidando a su hijo Felipe, que había nacido apenas hacía cuatro meses, el 4 de junio del mismo año. Entonces Poniatowska (París, 1932) colaboraba con el periódico Novedades; tenía 36 años de edad.

También ha confesado que a través de sus amigas María Alicia Martínez Medrano y Mercedes Olivera, la noche del 2 octubre se enteró que hubo una matanza por parte del Ejército en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, aunque se desconocían las proporciones.

¿Cómo fue aquella noche del 2 de octubre de 1968 para Usted, cuando se entera de la matanza en voz de María Alicia Martínez Medrano y Mercedes Olivera?

“Fue muy sorpresivo, fue tremendo porque nunca había sucedido algo así, bueno, a mí en la vida no me había sucedido y a muchos mexicanos tampoco; y saber que estaban matando gente en Tlatelolco a todos nos dolió, nos afectó; la matanza nos marcó para siempre”.

¿Qué es lo que más recuerda o le es  imposible de olvidar como una fuerte impresión cuando fue Usted -al siguiente día, 3 de octubre de 1968-, a la Plaza de las Tres Culturas a investigar sobre lo que la noche anterior le habían contado María Alicia Martínez Medrano y Mercedes Olivera?

“Ir al día siguiente -como fui-, y ver todos los zapatos tirados en la calle, ver que estaban ahí los tanques con soldados y que de veras había trazos de sangre en las paredes, era un espectáculo de guerra muy afrentoso y muy doloroso.

“También me es imposible olvidar todo el tiempo que fui a la cárcel, después de Lecumberri, a entrevistar a los presos, a hablar con ellos, a entrevistarlos”.

Foto: Internet

“YO NO SABÍA QUE ESCRIBIRÍA UN LIBRO”

Desde su aparición, “La noche de Tlatelolco” (Era, 1971) ha sido un libro crucial para recrear la historia de la matanza del 2 de octubre de 1968. De acuerdo con Michael K. Schuessler en “Elenísima” (2003; reedición Aguilar, 2017), “‘La noche de Tlatelolco. Testimonios de historia oral’, publicado por primera vez en 1971, con más de seiscientos mil ejemplares vendidos hasta la fecha”.

En entrevista con ZETA, Elena Poniatowska rememora que cuando emprendió su proyecto de entrevistas el 3 de octubre de 1968, “yo no sabía que escribiría un libro”, sino que por su labor como reportera en Novedades, aspiraba a publicar ahí su trabajo periodístico sobre la masacre.

En la primera parte de “La noche de Tlatelolco”, titulada “Ganar la calle”,  ¿por qué fue importante para Usted incluir los testimonios previos al 2 de octubre? (Volantes, mantas, consignas, documentos, corridos, leyendas de cartones, mítines, pancartas…)

“Bueno, para describir el estado de ánimo y la forma de ser de los estudiantes que participaban en ese movimiento”.

En la segunda parte de “La noche de Tlatelolco”, sobre la matanza en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968, incluye extractos o frases de los testimonios que es de suponer eran extensos, ¿cuál fue el criterio fundamental para armar el collage de testimonios de historia oral, sin incluir todas las transcripciones completas de los entrevistados, sino fragmentos?

“¡Sí eran muy largos los testimonios, todos repetían lo mismo! Todos decían que habían visto salir unas bengalas de un helicóptero y que ésa había sido la señal, entonces fui escogiendo según mi emoción el texto que más me gustaba; fue un criterio personal, claro.

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón

“Recuerdo la simpatía que sentía por los jóvenes, el cariño, y luego en diciembre (el día 8), la muerte de mi hermano (Jan) a los 21 años”.

A partir de que empezó a hacer entrevistas luego del 3 de octubre de 1968, ¿tenía Usted claro que quería escribir un libro?

“Yo no sabía que escribiría un libro, yo creí que se iba a publicar en un periódico y lo rechazó Novedades. Don Tomás Espresate (editor de Era) lo publicó. Yo estoy agradecida con los estudiantes sobre todo, que me dieron su palabra en la cárcel y afuera de la cárcel”.

¿Por qué no le publicaron los testimonios en el periódico Novedades? Como la entrevista que hizo Usted a Oriana Fallaci, la periodista italiana herida el día de la masacre.

“¡En Novedades rechazaron todo!, se quedó el material en mi casa, después lo pude usar ya en forma de libro gracias a la editora que lo quiso publicar.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

“Me decían que no se podían publicar los testimonios, que había orden de no publicar nada; igual sucedió en el terremoto (del 19 de septiembre de 1985), que no se podía publicar nada, que la orden era ‘¡Vuelta a la normalidad!’”.

Sabiendo Usted que eran investigaciones valiosas, de primera mano, ¿cómo se sentía que en su propio periódico, Novedades, donde laboraba, no le publicaban los testimonios que luego fueron editados en “La noche de Tlatelolco”?

“Bueno, yo soy periodista desde hace años, sé que a veces se publica en primera plana, a veces en la última y a veces se rechaza”.

– Gran parte de su obra está fundamentada en los testimonios de las víctimas o sus familiares. ¿Por qué es importante dar voz a víctimas y sus familiares en las tragedias para reconstruir la historia?

“Bueno, soy periodista desde 1953, pensé que oír a la gente, oír sus voces, era la mejor forma de reconstruir una historia”.

“QUISIERA TENER LA CERTEZA, ANTES DE MORIR, DE QUE NO VOLVERÁ A HABER UNA MASACRE”

Para concluir la entrevista con ZETA, imposible evadir el tema de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, por eso había que formularle la pregunta de rigor a Elena Poniatowska:

A 50 años de la matanza de Tlatelolco, considerando los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014, ¿ha cambiado México, sigue igual o peor?

“Yo creo que lo de Ayotzinapa es mucho peor que lo de Tlatelolco, porque nada más engañan a los padres de familia y los tienen buscando a sus hijos sin darles una sola respuesta. Ya murió una madre de familia”.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

La autora no ha ocultado su apoyo a Andrés Manuel López Obrador desde 2004, cuando surgió el tema del desafuero al político tabasqueño al llegar Vicente Fox Quesada a la Presidencia de la República.

¿Cree que México puede cambiar con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador como Presidente?

“Sí, claro, yo estoy con Andrés Manuel desde hace mucho tiempo, desde que lo desaforaron; creo que ya se está dando un cambio”.

¿Qué es lo más importante que quisiera Usted destacar justo en el día del 50 Aniversario de la matanza de Tlatelolco?

“Creo que es importante llegar a una cifra de muertos, saber cuántos murieron. Hay una esquela en Tlatelolco, pero con pocos nombres; María Fernanda Campa, la hija de Valentín Campa, dice que hubo muchísimos más muertos que los que apuntó Raúl Álvarez Garín en esa esquela, pero no se ha podido establecer, claro, porque hubo muchísimo miedo entre los padres de los estudiantes muertos”.

Hacia el desenlace de la entrevista con ZETA, la ganadora del Premio Cervantes en 2013 declaró: “Yo quisiera tener la certeza, antes de morir, de que no volverá a haber una masacre en mi país”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio